Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-02-2017

Encarte especial "Amianto"
Brasil. El amianto mata

Daniele Correia Salzgeber, Eduardo Bonfim da Silva y Fernanda Giannasi
Rebelin


Fuente: Trabalho & Sade. Revista do DIESAT Departamento Intersindical de Estudos e Pesquisas de Sade e dos Ambientes de Trabalho. Feb. 2017

 

Fernanda Giannasi: Ingeniera Civil y de Seguridad del Trabajo. Auditora Fiscal de Trabajo, retirada. Fundadora de la Asociacin Brasilea de Expuestos al Amianto ABREA Daniele Correia Salzgeber: Sociloga, especialista en Salud del Trabajador y Ecologa Humana (ENSP / FIOCRUZ), graduada en Servicio Social, miembro del equipo tcnico DIESAT

Eduardo Bofim da Silva: Administrador, especialista en Salud del Trabajador y Coordinador Tcnico del DIESAT

Traductor: Francisco Bez Baquet

El amianto o asbesto es un mineral fibroso reconocidamente cancergeno para los seres humanos, segn las ms importantes instituciones acadmicas de ciencia y entidades del rea de salud, nacionales e internacionales.

El nombre de amianto trae el significado de indestructible, incombustible, incorruptible y, debido a su resistencia a altas temperaturas, durabilidad, bajo costo y abundancia en la naturaleza, est siendo ampliamente utilizado en diversas industrias.

No es un problema slo de los trabajadores que estn expuestos a sus fibras microscpicas y letales. Puede alcanzar indistintamente a los familiares de estos trabajadores, a los vecinos de las minas e instalaciones industriales en las que produce o maneja el asbesto, y los consumidores de ms de 3.000 productos, que se realizan en base a este mineral, incluyendo a los ms comunes, que son los materiales de construccin (tejas , tanques de agua, paneles, tabiques de amianto-cemento), los productos de friccin para vehculos automotores (frenos, juntas de culata, revestimientos de discos de embragues, masas anti-ruido) y para el sellado y aislamiento.

Una vasta literatura producida durante todo el siglo XX, da apoyo a la tesis de que no hay manera segura de trabajar con amianto o de uso de productos que lo contienen, y la mejor manera de eliminar las enfermedades causadas por esta fibra mineral, es su prohibicin.

Campaas en todo el mundo, apoyadas, entre otras, por la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) y por la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT), estn buscando la eliminacin de la "catstrofe sanitaria del siglo XX", tal es la gravedad del cuadro epidmico de las enfermedades causadas por el amianto. Brasil est entre los cinco mayores productores, consumidores y exportadores del mundo, junto con los dems pases del BRICS, con la excepcin de Sudfrica, que prohibi el asbesto, despus de una epidemia de enfermedades registradas en ese pas, con una elevada mortalidad entre la poblacin expuesta ocupacional y ambientalmente a las fibras del mineral cancergeno.

Gois es actualmente el nico estado produciendo el llamado asbesto blanco o crisotilo, el nico tipo todava permitido por la legislacin nacional (Ley 9055/95), aunque ocho estados (So Paulo, Ro de Janeiro, Rio Grande do Sul, Pernambuco, Mato Grosso, Minas Gerais, Amazonas y, ms recientemente, Santa Catarina), y varios municipios, ya han aprobado leyes que prohben su uso.

Los datos del Ministerio de Trabajo muestran que hoy en Brasil estn autorizadas 47 empresas para utilizar el amianto, 1 minera (SAMA / GO), 2 industrias del cloro-lcali (DOW (BA) y Braskem (AL)), 7 grupos empresariales del fibrocemento, con un total de 13 establecimientos (Eternit- 5 plantas (PR, BA, GO, Brasil), incluyendo las controladas por PRECON- Anapolis (GO); INFIBRA (SP) - 2 fbricas; Isdralit (RS / PR ) - 2 fbricas; las dems, 1 planta cada una: Precon / MG, Casalite (RJ), Multilit (PR), Confibra (SP); las dems (31), son las empresas de transporte, de mantenimiento industrial, de demolicin, o de vertido.

Emplean a un total de 4.938 trabajadores. Si tenemos en cuenta slo las industrias tpicas del amianto, esta cifra pasa a 3.919 trabajadores. Estos datos contradicen en gran medida las estadsticas catastrficas e hinchadas presentadas por las empresas y los sindicatos (CNTI / CNTA), del amianto sus ms firmes defensores, quienes dicen que hay 200.000 puestos de trabajo en peligro de extincin, con la prohibicin del amianto. El registro est disponible en el sitio web del Ministerio deTrabajo, en: http://acesso.mte.gov.br/portal-asbestos/relatorios/empresas-regulares-externo.htm

El estado de So Paulo ha tenido 196 empresas registradas a partir de 1991 a diciembre del ao 2016, con un total de 13,725 trabajadores. Actualmente, slo hay 12 empresas registradas, y slo 4 de ellas con la produccin a base de amianto, con un total de 532 trabajadores, contrariando lo que determina la Ley 12.684 / 2007, que prohibi el amianto en el territorio estatal.

El resto son actividades de apoyo, que se mantendrn incluso con el final de la utilizacin del amianto, como est previsto en la ley de prohibicin, siempre que las actividades estn manifiestamente por debajo del lmite de tolerancia, de 0,1 fibras por centmetro cbico (f / cc). 3 de estas empresas ya no se utilizar el amianto, ms que hasta 31/12/2017, bajo Trminos de Ajuste de Conducta (TAC), con un total de 526 trabajadores.

Existe un debate recurrente y falaz sobre el nmero de empleos generados por la cadena productiva del asbesto, causando un gran revuelo entre los polticos y gobernantes que se aterrorizan imaginando la catstrofe del desempleo en un pas que hace todo lo posible para reducir sus alarmantes tasas de desempleo.

El lobby industrial del amianto, incluye en su estadstica apocalptica, los trabajadores del transporte, el mantenimiento de frenos, el comercio, la construccin, y otras personas que pueden estar expuestas o no, a las fibras, y por lo tanto no son empleos que se generen por la cadena productiva del mineral cancergeno.

El coste social de la exposicin al amianto durante el trabajo, y sus consecuentes enfermedades

No hay duda cientfica sobre la carcinogenicidad del amianto, segn la Agencia Internacional para la Investigacin sobre el Cncer (IARC) de la Organizacin Mundial de la Salud (OMS). La OMS estima que 125 millones de trabajadores en todo el mundo estn expuestos al amianto en sus lugares de trabajo, adems de afirmar que miles de muertes pueden atribuirse cada ao a la exposicin ambiental al amianto, a la cual todos los seres humanos estamos sujetos debido a las propiedades aerodinmicas estas tenues fibras que viajan a kilmetros de distancia y pueden alcanzar a varios rganos de nuestro cuerpo, especialmente en el tracto respiratorio. De acuerdo con estas estimaciones, ms de 107.000 trabajadores mueren cada ao por enfermedades relacionadas con el amianto, incluyendo:

.Asbestosis - Endurecimiento del tejido pulmonar, lo que lleva a la falta de aire, aguda y progresiva, pudiendo causar la muerte por asfixia;

.Cncer de pulmn - Una de cada tres muertes por cncer profesional se asocia con el amianto. Es dependiente de la dosis (mayor tiempo de exposicin y de la concentracin de fibras, mayor prevalencia) tiene sinergia con el hbito de fumar, aumentando el riesgo de que se produzca;

.Mesotelioma Tumor maligno, tumor incurable y pronstico sombro, cuyo principal agente causal conocido, es el amianto. Lleva a la muerte la mayora de sus vctimas en menos de un ao despus del diagnstico. Es llamado cncer del asbesto. Puede afectar a las membranas serosas, tales como la pleura (revestimiento del pulmn), el peritoneo (cavidad abdominal) y el pericardio (corazn).

.Otras dolencias malignas atribuidas al amianto cncer de ovario, laringe y tracto digestivo.

.Dolencias no malignas atribuidas al amianto placas, atelectasias, engrosamiento pleural y otras dolencias pleurales.

Aunque las estadsticas oficiales brasileas no reflejan el verdadero cuadro de enfermedades de la poblacin expuesta, profesional o medioambientalmente, al amianto, generando invisibilidad social o silencio epidemiolgico, algunos indicadores ya presagian que tendremos en muy poco tiempo un cuadro semejante a lo que se encuentra en los pases econmicamente desarrollados, en donde hay registros fiables de la epidemia de enfermedades provocadas por el amianto, como es el caso de Australia, Inglaterra, Francia, pases escandinavos e Italia.

A pesar del sub-registro de datos de enfermedades relacionadas con el amianto (DRA), segn el boletn epidemiolgico del Ministerio de Salud (2014) se registraron en el Sistema nico de Salud (SUS), entre 2008 y 2011, 25,093 casos de cncer causado por el amianto y, de 2000 a 2011, se registraron 2.400 muertes por mesotelioma en el Sistema de Informacin del SUS (SIM). El 43% de estos casos se registraron en el sureste.

Esta invisibilidad social se debe a varias razones, incluyendo la falta de mdicos y centros especializados para los exmenes de diagnstico de alta complejidad, fuera del eje Ro-So Paulo, pero sobre todo por los acuerdos extra judiciales firmados por las empresas para hurtar datos ante los ojos del gobierno y de la sociedad en su conjunto.

Los costos de hospitalizacin y tratamiento del mesotelioma se subestiman y merecen una mejor observacin por los administradores de salud pblica, como en otras partes del mundo donde se utiliz el amianto ampliamente desde finales del siglo XIX, cuando todava era conocido como el "mineral mgico".

Estos costos estn aumentando ao tras ao, a medida que aumenta la capacidad de diagnstico del SUS y la organizacin de la sociedad, cada vez ms vigilante para ejercer su funcin de control social de las acciones gubernamentales.

Entre 1995 y 2007 hubo un total de 4.264 hospitalizaciones por mesotelioma. La cantidad total gastada por el SUS durante este perodo fue de 4,76 millones de reales, es decir, 370.000 / ao (en valores corrientes, estamos hablando de alrededor de 8,50 millones de reales, en total).

Confirmando vertiginosamente estos costos, se gastaron 292 millones de reales en quimioterapia, ciruga oncolgica, hospitalizacin en unidades de cuidados intensivos (UCI) y camas, sin incluir los tratamientos ambulatorios, lo que a valores de hoy en da representan 448 millones de reales para ser gastados por un debilitado SUS.

Hubo ms de 5.000 acuerdos extrajudiciales entre las dos empresas lderes en el campo de la construccin, Brasilit y Eternit, con sus antiguos empleados, cuyos datos epidemiolgicos estn sumergidos en un enorme iceberg. Trabajadores stos, que no fueron asistidos, ni por sus sindicatos, ni por las asociaciones de vctimas.

No hay, por tanto, cmo defender lo indefendible: el amianto y sus impactos sobre la salud y sobre el erario pblico, en tanto que las empresas defensoras de la fibra cancergena capitalizan el lucro de esta actividad nefasta.

Movilizacin y Organizacin de la Clase Trabajadora: asociaciones, redes, encuentros, manifiestos y seminarios

Actualmente 70 pases han decidido prohibir la produccin y el uso de productos a base de amianto, como resultado de una presin social masiva, incluyendo a nuestros vecinos Argentina, Chile y Uruguay. En diciembre de 2016, Canad, que ya era el mayor productor y exportador de amianto, anunci su prohibicin, a partir de 2018.

La prohibicin del amianto es una emergencia nacional y factible en todos los aspectos, puesto que ya existen productos alternativos, substitutos reconocidamente menos nocivos y a costos compatibles.

Todas las empresas nacionales dominan las tecnologas libres de asbesto y los costos iniciales requeridos por estas nuevas tecnologas sern compensados con facilidad, debido a la reduccin del gasto futuro en el diagnstico, tratamiento, admisiones y compensacin para las vctimas, as como la eliminacin costosa, llamada desamiantado, y la disposicin final de estos residuos peligrosos provenientes de productos conteniendo la fibra mineral cancergena.

Existe un fuerte grupo parlamentario del poder legislativo, representado por diputados y senadores del estado de Gois, cuyas campaas electorales han sido financiadas, desde hace mucho tiempo, por la industria del amianto, como ya fue ampliamente informado por la prensa nacional y denunciado por el control social. Este grupo, llamado "la bancada del crisotilo", impide sistemticamente que el debate sobre la prohibicin de la fibra cancergena avance en el Congreso Nacional.

Por desgracia, el poder ejecutivo tambin prefiere hacer la vista gorda, no castigando a las empresas infractoras, ya que hay fuertes intereses polticos y econmicos que intervienen en la produccin y uso de este mineral, habida cuenta de que Braskem, del grupo Odebrecht, es el mayor productor de cloro-sosa del pas, utilizando diafragmas de amianto en la electrlisis de la salmuera (sal mineral + agua). En el poder judicial, el Tribunal Supremo Federal lleva sopesando, durante al menos 12 aos, la constitucionalidad de las leyes estatales de prohibicin.

En el caso de que haya un retroceso, para no mantener las leyes estatales vigentes, estaremos a contramano de la historia industrial moderna, que tecnolgicamente evoluciona a cada da.

Esto puede amenazar seriamente los puestos de trabajo en las empresas que ya han sustituido el maligno amianto o estn en vas de hacerlo, porque no sobreviviran a la concurrencia desleal de los productos con amianto o similares.

Como contrapoder, ABREA, la Asociacin Brasilea de Expuestos al Amianto, es la organizacin no gubernamental, sin fines lucrativos, declarada de utilidad pblica, que lucha por la prohibicin del amianto en el pas, y por la justicia para las vctimas y para sus familiares.

Fundada en 1995, en Osasco, So Paulo, entre sus objetivos se destacan: reunir a trabajadores, vctimas y dems personas expuestas al amianto, registrndolos y encaminndolos para hacerles los exmenes mdicos; concienciar a la poblacin, trabajadores y opinin pblica, sobre los riesgos del amianto; proponer acciones judiciales en favor de sus asociados, vctimas y familiares; luchar por la recuperacin ambiental de las reas degradadas por la industria del amianto y divulgar tecnologas y materiales menos nocivos para la salud, para substituir al amianto.

Consecuentemente, los riesgos por exposicin al amianto no son aceptables en naciones desarrolladas, ni incluso aquellas de industrializacin reciente. Adems de esto, como ya se ha dicho, existe disponibilidad de substitutos ms seguros y apropiados. Una prohibicin inmediata de la produccin y uso del amianto, es desde hace mucho tiempo esperada, completamente justificada y absolutamente necesaria.

Seminario Internacional: un abordaje socio-jurdico

El debate sobre el amianto y sus consecuencias nefastas para la salud humana, no es reciente y todava est lejos de haberse agotado. Desde mediados de la dcada de 1980, hasta el inicio del ao 2000, prevaleca en Brasil el debate en torno a la viabilidad de un uso seguro y controlado del amianto.

En el ao 2000, en el congreso internacional "Amianto: pasado, presente y futuro", representantes de 32 pases aprobaron un manifiesto denominado "Declaracin de Osasco", con el compromiso de lucha de los movimientos sociales en pro de la prohibicin del amianto a nivel mundial, porque la substitucin ya se mostraba totalmente factible econmica y tecnolgicamente. A partir de ese evento, varias iniciativas legislativas impulsaron la aprobacin de leyes municipales y estatales sobre la prohibicin del amianto.

Las leyes tenan la constitucionalidad cuestionada en el Tribunal Supremo Federal. En 2008, en un voto emitido en la evaluacin de la medida cautelar otorgada contra la ley del estado de So Paulo (ADIN 3937), el entonces ministro Cesar Peluso, que presida la sesin, manifest: "hay, realmente, fundamentos para el entendimiento razonable de la inconstitucionalidad de la ley federal".

Eso significara, en trminos concretos, que, reconocida incidentalmente la incompatibilidad de la ley federal, con los artculos 6 y 196 de la Constitucin de la Repblica, tendramos como consecuencia la prohibicin, a nivel federal, del uso de este material. Sin embargo, el reconocimiento definitivo de la inconstitucionalidad de la ley federal, todava no ha llegado. A pesar de estar impugnadas ante el Tribunal Supremo Federal, las leyes estatales y municipales siguen vigentes en Brasil. La evolucin legislativa, desgraciadamente, no vino acompaada de otras acciones polticas y administrativas que asegurasen su integral cumplimiento.

Por lo tanto, lo que se observa es que incluso en los estados donde haba una prohibicin de este carcingeno, los productos que contienen amianto se venden libremente e incluso se fabrican, a menudo con el apoyo de los mandamientos dictados por el Poder Judicial.

En abril de 2008, la Asociacin Nacional de Magistrados de Trabajo (ANAMATRA) y la Asociacin Nacional de Abogados del Trabajo (ANPT) se unieron con ADIN 4066 (Accin Directa de Inconstitucionalidad (ADI) 4066, que propugna la revocacin del artculo 2 de la Ley n 9.055/95 de uso controlado del amianto), lo que gener el debate sobre la inconstitucionalidad del referido artculo, que prev la posibilidad de dicho "uso controlado", a pesar de que la substancia es reconocidamente cancergena por la OMS, como se dijo anteriormente, y por la propia legislacin brasilea, que la incluye en la Lista Nacional de Agentes Cancergenos para Humanos LINACH .

En medio de la batalla judicial bloqueada en los tribunales superiores, estn las vctimas, millares de trabajadores expuestos indebidamente a ese agente cancergeno que, dcadas despus de la exposicin, manifiestan diversos problemas de salud, que a menudo conducen al bito.

Esta realidad llama a las puertas de la Justicia del Trabajo, ltima instancia de esperanza de estos ciudadanos, socialmente invisibles para los sistemas de salud y de pensiones.

En un da y medio de intensas discusiones (6 y 7 de octubre/2016), se abord la cuestin de las dificultades todava presentes, tanto en el diagnstico, como en la caracterizacin del nexo causal, ya que son dolencias que pueden llevar hasta medio siglo para manifestarse, como es el caso del mesotelioma.

En cuanto a esta necesidad urgente de prohibicin, hubo unanimidad entre los presentes, de que ya pas la hora para tener una decisin que ponga fin a este flagelo socio-ambiental, representado por la utilizacin irresponsable y sin sentido, del amianto en nuestro pas.

Este evento tuvo como objetivo primordial, alertar a la sociedad como un todo, y en especial, a los miembros de las instituciones pblicas de las reas del derecho, del trabajo, de la salud, de la previsin y del medio ambiente, sobre la gravedad de la exposicin al cancergeno amianto, cuyas dimensiones todava son ignoradas en toda su extensin en nuestro pas.

Este seminario fue financiado con recursos oriundos de TACs Trminos de Ajuste de Conducta firmados con el Ministerio Pblico de Trabajo y transferidos a DIESAT (Departamento Inter-sindical de Estudios y Pesquisas de Salud y de los Ambientes de Trabajo), asociacin de carcter cientfico cultural, educativo y de estudios en la temtica de la Salud del Trabajador, para empresas que integran o que se integrarn a la cadena econmica del amianto y que se comprometern a substituir o que ya han substituido el uso de este mineral letal, cambindolo por tecnologas alternativas. Se trata de una compensacin por daos causados a la sociedad y la realizacin del principio de que quien contamina paga.

En vsperas de tener el amianto definitivamente erradicado del estado de Sao Paulo, a partir del 1 de Enero de 2017, en virtud de TACs firmado por el MPT/PRT 15 regin, con los 2 ltimos grupos empresariales del fibrocemento recalcitrantes, siendo 2 fbricas en Leme y otra en Hortolandia, que se encontraban protegidos, hasta entonces, por requerimientos obtenidos en tribunales regionales, en contravencin de la Ley 2648/2007, que prohiba el amianto en el territorio de Sao Paulo, el seminario internacional vino a coronar este importante momento histrico, para las luchas de los trabajadores, vctimas del amianto y sus familiares.

La invisibilidad de las dolencias del amianto en Brasil fue otro punto bien debatido por el Dr. Ubiratan de Paula Santos, del INCOR Instituto del Corazn, de la Universidad de So Paulo, ya que las estadsticas nacionales oficiales, como ya se expuso, no reflejan la realidad de la gravedad de la exposicin a la que estn sometidos los trabajadores brasileos, y que pueden conducir a error, a magistrados, a polticos y a formadores de opinin, atribuyndose una pretendida seguridad en la utilizacin del amianto crisotilo o blanco en Brasil y su casi "inocuidad". La ausencia de pruebas, no significa prueba de ausencia!

Los miembros de la delegacin norteamericana resaltaron las dificultades que enfrentan en su pas para erradicar de una vez la utilizacin del amianto, principalmente en el sector automovilstico y en la produccin de cloro-lcali, que fabrica los insumos esenciales para la industria del plstico. Tambin sealaron las principales defensas presentadas por los feroces abogados, que representan a la industria del amianto en los tribunales norteamericanos.

En cuanto al diagnstico del mesotelioma, el Profesor ARTHUR FRANK, de la Drexel University de Texas, fue taxativo en afirmar que los exmenes histopatolgicos positivos del tejido pleuro-pulmonar, y un bien conducido anlisis del registro histrico ocupacional o ambiental, son elementos suficientes para concluir ese complejo diagnstico.

Los participantes italianos reforzaron su conviccin de que las acciones penales son fundamentales para obtener una verdadera justicia para las vctimas y sus familiares, y relataron su experiencia en la lucha para la erradicacin del amianto, la descontaminacin de los territorios, la investigacin para el tratamiento y curacin de las dolencias relacionadas, la conquista de los derechos a una pensin para las personas afectadas, y la reciente inauguracin en Italia del Parque ETERNOT sobre los escombros de la mayor fbrica europea del grupo suizo-belga, ETERNIT.

La representante de Portugal, la Ingeniera CARMEN LIMA, present el trabajo que viene siendo realizado en aquel pas, para el desamiantado de edificios pblicos, principalmente escuelas, y tambin mencion el silencio epidemiolgico de las dolencias relacionadas con el amianto, con pocos datos existentes en las estadsticas oficiales.

Por ltimo, la representante del Reino Unido, LAURIE KAZAN-ALLEN, traz un panorama mundial de los pases que ya prohibieron el amianto, la geopoltica de la produccin, exportacin y utilizacin de la fibra cancergena, en el cual el Brasil se inserta, y la migracin al mercado asitico, del excedente de esta sucia y peligrosa produccin, que ya no es aceptada en buena parte del planeta.

Encuentro Nacional de Familiares y Vctimas del Amianto: LA LUCHA CONTINA!

El encuentro, celebrado en el Hotel Vila Rica, de Campinas, el da 8/10/2016, proporcion la conciliacin de los diversos grupos de vctimas ya organizados en el pas; entre ellos, los procedentes de Simes Filho y Bom Jess da Serra/Baha, Rio de Janeiro, Osasco y So Caetano do Sul/So Paulo, Recife/Pernambuco, So Jos dos Pinhais y Londrina/Paran, Ipatinga y Pedro Leopoldo/Minas Garais, as como militantes de Santa Cararina y Rio Grande do Sul.

Cerca de 300 representantes de diversas regiones estuvieron presentes y participaron activamente en los debates que tuvieron lugar en los distintos paneles, que reunieron a polticos, sindicalistas, activistas nacionales e internacionales contra el amianto, tcnicos, representantes y miembros de asociaciones vctimas, y abogados.

Una gran conmocin se hizo cargo de los participantes durante el homenaje a la familia de Yura Zoudine, ingeniero ETERNIT de Osasco, fatalmente victimado de mesotelioma pleural maligno.

Al final, fue leda y aprobada la Carta de Campinas (abajo) con las referencias para ser adoptada por las asociaciones, para la continuidad de la lucha por la prohibicin del amianto, y la justicia para las vctimas y sus familiares.

CARTA DE CAMPINAS

Nosotros, los participantes en el Encuentro Nacional de Familiares y Vctimas del Amianto, reunidos en Campinas el da 8/10/2016, con la presencia de polticos, sindicalistas, tcnicos, asesores y partidarios de la lucha anti-amianto y representantes de Italia, Estados Unidos, Portugal y Reino Unido, reafirmamos los compromisos anteriores, asumidos en el Congreso Mundial del Amianto (GAC/2000), en Osasco, cuya Declaracin se encuentra en http://www.abrea.com.br/18congressog.htm y nos comprometemos a esforzarnos ms y ms para:

Luchar por la prohibicin del amianto en nuestras ciudades, estados y en todo el territorio brasileo, incluyendo esfuerzos junto a las Cmaras Municipales y Asambleas Legislativas, para avanzar en la vigilancia de la salud de los expuestos, la proteccin al medio ambiente y la promocin de la concienciacin sobre los riesgos del maligno amianto para la poblacin en general.

Participar activamente en todas las actividades y esfuerzos para la consecucin de los objetivos de promover la prohibicin del amianto y la justicia para las vctimas, demandando de nuestros representantes legales y de clase los compromisos asumidos y nuevas iniciativas para los avances socio-ambientales.

Instituir la semana del da 28 de abril de cada ao para promover actividades de concienciacin y acciones para recordar a los muertos y luchar por la preservacin de la vida.

Promover la solidaridad entre los activistas anti-amianto, organizar nuevos grupos de vctimas y apoyar a otras organizaciones en la lucha por la prohibicin del amianto y por la justicia para las vctimas.

Asistir y orientar a las vctimas del amianto y familiares, de la mejor forma posible sobre sus derechos, inclusive para procesar a las empresas, en busca de justa reparacin por los daos sufridos, tanto directamente para la propia vctima como para sus descendientes y dependientes.

Divulgar en nuestras regiones, para la poblacin en general, y en especial, para los familiares y vctimas del amianto, las informaciones relativas al amianto, incluyendo decisiones legales y judiciales actualizadas, pesquisas mdicas, nuevas legislaciones, tratamientos disponibles y otros temas de inters.

Realizar visitas a los pacientes afectados por la tragedia promovida por el amianto, prestando toda la solidadridad necesaria.

Luchar por el establecimiento y fiscalizacin de la logstica inversa de los residuos que contienen amianto.

Participar en las redes sociales para actualizarse peridicamente, as como participar activamente en los grupos de WhatsApp y otros, que permitan el intercambio rpido de informaciones y la organizacin de movilizaciones y actividades en favor de la prohibicin del amianto y por la justicia para las vctimas.

Enviar a las Asambleas Legislativas de los estados de Paran, Baha y Santa Catarina las mociones de apoyo, aprobadas en este Primer Encuentro, a las leyes de prohibicin que se estn tramitando en estos estados.

Enviar a las Asambleas Legislativas de los estados de Paran, Baha y Santa Catarina las mociones de apoyo, aprobadas en este Primer Encuentro, a las leyes de prohibicin que se estn tramitando en estos estados.

Crear un clic de denuncia de las empresas de comercio de materiales de construccin con amianto, en los estados y municipios que lo prohben.

Firman:

Associao Brasileira dos Expostos ao Amianto ABREA de So Paulo, Londrina e Rio de Janeiro

Associao Baiana dos Expostos ao Amianto ABEA de Simes Filho e Bom Jesus da Serra

Associao Pernambucana dos Expostos ao Amianto APEA

Associao Paranaense dos Expostos ao Amianto APREA

DIESAT Departamento Intersindical de Estudos e Pesquisas de Sade e dos Ambientes de Trabalho

Con la participacin internacional de miembros de ADAO-Asbestos Disease Awareness Organization (Estados Unidos), IBAS-International Ban Asbestos Secretariat (Reino Unido), AFeVA- Associazione Famigliari Vitime Amianto (Itlia), QUERCUS- Associao Nacional de Conservao da Natureza (Portugal) e ANDEVA- Association Nationale de Dfense des Victimes de lAmiante (Francia)


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter