Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2017

S, la colonizacin es un crimen contra la humanidad

Bruno Guigue
Oumma

Traducido del francs para Rebelin por Caty R.


Tras declarar que la colonizacin es un crimen contra la humanidad, una autntica barbarie, Emmanuel Macron ha desencadenado un torrente de indignacin. Se ha dicho que esa declaracin no es ms que puro oportunismo, que el candidato de En marche, como de costumbre, dice todo y lo contrario. En noviembre de 2016 declar: Entonces s en Argelia hubo tortura pero tambin el surgimiento de un Estado, de riqueza, de clases medias, esa es la realidad de la colonizacin. Hay elementos de civilizacin y elementos de barbarie. Cierto, pero si por una vez Emmanuel Macron hubiera tenido razn? La reaccin chovinista suscitada por sus opiniones, en cualquier caso, demuestra que el revisionismo colonial forma parte del ADN de la derecha francesa.

Hay que or despotricar a esos humanistas de doble rasero cuando se seala con el dedo esa pgina siniestra de la historia de Francia. Para Bernard Accoyer, secretario general de los Republicanos, esas declaraciones constituyen un insulto a la historia de Francia y a la memoria de millones de franceses. No honran al candidato a la presidencia, que opta por el arrepentimiento en vez de hacer una lectura objetiva de nuestra historia. Un arrepentimiento, siempre agitado por la izquierda y la extrema izquierda, que por desgracia contribuye a la desconfianza hacia su pas de una parte de las nuevas generaciones.

Pero es todo lo contrario! Para que un francs se sienta insultado por esa afirmacin tiene que haber hecho una lectura superficial del pasado nacional. Los millones de vctimas del colonialismo francs desde hace tres siglos seran una cantidad insignificante? Por el hecho de ser patriota hay que suscribir una narrativa colonial de cuento de hadas? Que Francia se proclame patria de los derechos humanos no prohbe a sus ciudadanos verificar si esa proclama se ha mantenido a lo largo de su historia. Es su obligacin. Y tras el examen el veredicto es severo. Algunos de sus electores puede que lo hayan olvidado, monsieur Accoyer, pero la conquista de Argelia fue una expedicin asesina, la ocupacin de ese pas una humillacin permanente para sus habitantes y la guerra de liberacin una carnicera (300.000 muertos) provocada por la obstinacin del colonizador.

Pero Bernard Accoyer solo nos ofrece el aperitivo. Entre los nostlgicos del orgullo ofendido est la presidenta del Frente Nacional, que se lleva la palma. En su pgina de Facebook califica directamente de crimen las opiniones de Emmanuel Macron: Hay algo ms grave, cuando se quiere ser presidente de la Repblica, que ir al extranjero para acusar de un crimen contra la humanidad al pas que se quiere dirigir?, pregunta la candidata del FN, al utilizar esa argumentacin, probablemente por razones puramente electoralistas, es Macron quien comete un crimen. Lo comete contra su propio pas. Ha dicho. Al unsono la derecha y la extrema derecha asestan una singular doctrina segn la cual el crimen no es el colonialismo, sino el hecho de denunciarlo.

Contra esas imposturas reaccionarias hay que leer lo que escribi Aim Csaire en 1955 en su magnfico Discurso sobre el colonialismo. Cita al coronel Montagnac, uno de los conquistadores de Argelia: para expulsar las ideas que me asaltan algunas veces corto cabezas, no cabezas de alcachofas, sino cabezas de hombres. Da la palabra al conde de Herisson: Es verdad que trajimos un barril de orejas recolectadas, par a par, de los presos, amigos o enemigos. Tambin cita a Pierre Loti contando en Le Figaro la toma de Thouan-An (Indochina) en 1883: La gran matanza haba empezado! Y era un placer ver, bajo un mando metdico y seguro, esos haces de balas, tan fcilmente dirigibles, abatirse sobre ellos dos veces por minuto. Se vean gente totalmente enloquecida que se levantada poseda por el vrtigo de correr. Avanzaban en zigzag a travs de esta carrera de la muerte y se remangaban la ropa hasta los riones de una manera cmica y despus nos divertamos contando los muertos. Y s, esos horrores tambin forman parte de nuestra historia.

Por todas partes la conquista colonial fue espantosa. El colonizador deshonr la bandera tricolor. Ahog en sangre a los pueblos martirizados por aquellos que pretendan llevarles la civilizacin a punta de fusil. Por eso, en todas partes, los pueblos colonizados enarbolaron el estandarte de la revolucin. Cansados de que los tratasen como objetos queran convertirse en sujetos de su propia historia, como deca Lenin en sus teoras profticas sobre el derecho de las naciones a disponer de s mismas (1916). Pero en Indochina, en Argelia, en Madagascar, en Camern, las revoluciones populares chocaron con una represin despiadada. Para mantener el viejo orden la mquina de guerra colonial perpetr crmenes masivos y consum innumerables carniceras.

Lea, pues, al gran Aim Csaire, monsieur Accoyer, eso le cambiar del Figaro-Magazine!: Habra que estudiar cmo trabaja la colonizacin trabaja para descivilizar al colonizador, para embrutecerlo en el sentido literal de la palabra. Para degradarlo y despertar sus ocultos instintos, la codicia, la violencia, el odio racial, el relativismo moral. Y habra que mostrar despus que cada vez que en Vietnam se corta una cabeza o se revienta un ojo y en Francia se acepta, que cada vez que se viola a una nia y en Francia se acepta, se tortura a un malgache y en Francia se acepta, hay un bagaje de la civilizacin que es un peso muerto, se opera una regresin universal y se instala una gangrena .

Lo menos que se puede decir es que esa gangrena est siempre en las mentes. Como dijo Marx a propsito de las atrocidades cometidas por los ingleses en la India en 1853, La hipocresa profunda y la barbarie inherente a la civilizacin burguesa se despliegan sin disimulo ante nuestros ojos pasando de su hogar natal, donde asume formas respetables, a las colonias, donde se presenta sin tapujos.

S, es un hecho. El crimen colonial hizo estallar en pedazos las barreras morales que la clase dominante se impona en otros lugares. Sealar la atrocidad del crimen colonial es llamar por su nombre a esa historia dolorosa. El colonialismo es una violencia al cuadrado, multiplicada por el sentimiento de superioridad racial del colonizador sobre el colonizado. Perpetrado en los cinco continentes, de Coln a Netanyahu, el colonialismo es un crimen contra la humanidad porque niega la humanidad de aqul a quien oprime.

Fuente: https://oumma.com/oui-la-colonisation-est-un-crime-contre-lhumanite/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter