Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2017

Un extremista antimusulmn como nuevo zar del contraterrorismo de Trump

CJ Werleman
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Sebastian Gorka ofreciendo testimonio sobre Diez aos despus: La evolucin de la amenaza terrorista, ante el Subcomit de Amenazas y Capacidades Emergentes del Comit de Servicios Armados del Congreso, junio de 2011 (Wikicommons)

El gabinete de Trump resultara cmico si las consecuencias no fueran tan preocupantes. Por ejemplo: Gorka, su nuevo ayudante adjunto

Donald Trump ha reunido el gabinete y el crculo ntimo ms ridculos de la historia de la presidencia de Estados Unidos. Podra resultar cmico si las consecuencias de una actuacin tan irregular no fueran tan letales ni amenazaran la existencia misma del universo entero, tal y como lo conocemos.

El nombramiento hecho por Trump para que dirija la Agencia de Proteccin Medioambiental es un gran negador, financiado por las petroleras, del cambio climtico; su secretaria de Educacin piensa que los profesores necesitan armas para prevenir ataques de los osos . S, han ledo bien, osos. Su secretario de Vivienda es un clebre neurocirujano que nunca ha trabajado en una organizacin burocrtica y menos an ha dirigido alguna. El secretario de Estado de Trump no tiene experiencia alguna en diplomacia internacional, y la lista contina

La nica forma de que la Casa Blanca del 45 presidente de EEUU se convierta en una broma ms grande an es si Chris Christie , como observ irnicamente un cmico, fuera designado secretario de Sanidad y Fitness.

Por desgracia, la broma no acaba ah. Que entre el payaso.

Sebastian Gorka ha sido designado ayudante adjunto del presidente Trump y ser el encargado de informar a Stephen Bannon, el estratega jefe de la Casa Blanca y propietario de la islamfoba, antisemita y xenfoba revista online Brietbart News.

Sin embargo, una buena manera de definir a Gorka en pocas palabras sera describiendo al expatriado britnico de cuarenta y muchos aos como el zar del terrorismo de Trump, lo que a su vez lo convierte en la gracia del chiste de esta comedia tan poco divertida.

El tpico chiste

Gorka es el chiste que corre entre los acadmicos del terrorismo y los oficiales del contraterrorismo. Se ha burlado de las aportaciones y evaluaciones contrastadas de los investigadores sobre la cuestin y parece negarse a aceptar los hallazgos empricos de cientos de expertos y profesionales del contraterrorismo que han contribuido a lo que se ha convertido en un vasto cuerpo de literatura acadmica sobre el terrorismo y el extremismo violento.

Foto del perfil de Gorka en Twitter (@sebgorka)

Por qu el negacionismo? Gorka en un extremista antimusulmn . Para Gorka, como para innumerables oportunistas islamfobos de todo el mundo, los ataques del 11-S se convirtieron en la excusa perfecta para emprender una guerra contra el islam. La guerra contra el terrorismo le ha proporcionado a Gorka una oportunidad para airear su lado friki, y por friki quiero decir en realidad islamfobo.

Gorka cree que el terrorismo est arraigado en el islam y postula que el Corn, el libro sagrado del islam, es la fuente de la radicalizacin violenta . Hablemos claro ahora: ningn acadmico experto en terrorismo ni ningn profesional del contraterrorismo suscribe esa visin demencial en parte alguna. En sentido literal, en los cientos de anlisis cuantitativos y cualitativos sobre la radicalizacin violenta, en todo un compendio de estudios encargados por las agencias de orden pblico, academias militares, universidades y todo tipo de instituciones, se rechaza firmemente que las escrituras islmicas acten como eje impulsor de radicalizacin.

Aunque pueda sorprender a algunos, hay pruebas firmes de que la religin no es un motivador importante para unirse a extremistas violentos como el Estado Islmico. De hecho, las investigaciones sobre extremistas violentos sugieren que muchos de ellos son novatos o conversos, segn seala un estudio de 2015 de Behavioral Science and Policy.

No hay una nica va hacia la radicalizacin violenta, ni hay un gen terrorista; los estudios muestran un conjunto de factores sociopsicolgicos que convergen y hacen que la propaganda del EI resulte atractiva en comunidades vulnerables a nivel socioeconmico. En cualquier caso, eso es lo que muestran las investigaciones ; investigaciones que han sido constantes y exhaustivas desde el 11-S.

 

Trump y Bannon en la Casa Blanca (AFP)

Lo peligroso es que el tipo al que Trump ha encargado de la poltica de contraterrorismo rehye esas pruebas irrefutables, favoreciendo en cambio una versin enloquecida del islam . Sin perjuicio de que hay constancia de que tambin el jefe de Gorka, Bannon, est promoviendo una guerra de civilizaciones contra el islam. Esto es lo que hay.

Gorka es un apologista vomitivo, antiintelectual y servil de clich cuya experiencia en el terrorismo se limita a una islamofobia apenas disimulada, twite el Dr. John Horgan, profesor en la Universidad Estatal de Georgia y psiclogo de formacin, que ha publicado docenas de libros y revistas revisadas por expertos sobre el comportamiento terrorista.

Una gran medida de la posicin de un acadmico en el campo de sus estudios es el nmero de veces que sus iguales citan sus trabajos en libros y revistas. A modo de comparacin, Mia Bloom , una apreciada experta en terrorismo, consigue 1.100 entradas en Google Scholar. Y Gorka? 133 .

Es increble que est trabajando en la Casa Blanca, me dijo Michael S. Smith II , asesor en contraterrorismo del Congreso, antes de su pelotera con Gorka de esta semana despus de criticar en Twitter al asesor de la Casa Blanca. Tras los tweets, Gorka llam a Smith y le amenaz con emprender una accin legal contra l, segn una grabacin de 22 minutos conseguida por Newsweek.

Alguien tendra que preguntarle a Steve Bannon por qu piensa que es inteligente colocar a un jugador de segunda fila a golpear a los grupos yihadistas salafes que pasan por ser las principales fuentes de amenaza terrorista para los estadounidenses y nuestros aliados, me dijo Smith.

Si Bannon y Gorka fueran adultos responsables, reconoceran que estn poniendo en riesgo a los estadounidenses. Cuanto ms tiempo tarde el presidente en revisar sus aportaciones, de menos tiempo dispondr para revisar las aportaciones de los autnticos expertos y profesionales que tienen experiencia para poder ayudar a formular la seguridad nacional y que saben realmente lo que tienen entre manos.

Amarnath Amarasingam , un destacado investigador del Institute for Strategic Dialogue que ha entrevistado a docenas de combatientes extranjeros tanto en Iraq como en Siria, me dijo que Gorka parece pensar que ser musulmn es algn tipo de droga de entrada para lanzar finalmente un ataque de esa clase.

De esa forma, todo musulmn se convierte en sospechoso, alguien merecedor de vigilancia y a quien hay que mantener fuera del pas. Desde luego hay cero pruebas que sugieran que esto es remotamente as. Por desgracia, ese tipo est en la Casa Blanca, dijo.

Peligro al frente

Peor an, las polticas que se fijan en los musulmanes como el objeto de referencia ante el que hay que asegurarse slo sirven para crear ms de lo mismo de lo que ests intentando combatir: radicalizacin violenta.

Encontramos que los inmigrantes que no se identifican ni con su herencia cultural ni con la cultura en la que viven se sienten marginados e insignificantes. Las experiencias discriminatorias empeoran la situacin y favorecen un mayor apoyo al radicalismo que promete un significado y propsito de vida, sealan los autores del estudio de 2015 publicado en Behavioral Science and Policy.

El soldado Edward Noon, de 22 aos, guardia nacional de Pensilvania, reza una oracin durante un Servicio ante el Memorial Nacional del Vuelo 93 el 10 de septiembre en Shanksville, Pensilvania (AFP).

Los desastres sociales se producen cuando supuestos errneos llevan a decisiones errneas. En la Alemania nazi, seala Harald Welzer, autor de Climate Wars , los supuestos pseudocientficos sobre la desigualdad humana se convirtieron en leyes y directivas. Finalmente, esos supuestos pseudocientficos provocaron el genocidio de seis millones de judos.

Hemos aprendido mucho sobre la radicalizacin hacia el extremismo violento en los ltimos quince aos. Han sido lecciones duramente asimiladas. Muchos han arriesgado sus vidas; incluso algunos sacrificaron las suyas tratando de comprender esta amenaza del siglo XXI.

Sin embargo, todo este trabajo y todas esas vidas estn a punto de desperdiciarse a causa de tres peligrosos extremistas antimusulmanes al frente de la poltica contraterrorista estadounidense: Trump, Bannon y Gorka.

CJ Werleman es autor, entre otros libros, de   Crucifying America; God Hates You. Hate Him Back; Koran Curious. Twitter: @cjwerleman  

Fuente:

http://www.middleeasteye.net/columns/meet-trumps-new-counter-terrorism-czar-hes-anti-muslim-extremist-1141178409

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.  

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter