Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2017

A la segunda vuelta

Juan J. Paz y Mio C.
El Telgrafo


El binomio de Alianza PAIS (AP) con Lenn Moreno y Jorge Glas no lleg al 40% requerido para ganar en primera vuelta, y la segunda le confrontar con el exbanquero Guillermo Lasso, candidato de CREO-SUMA, pero cuya matriz poltica siempre fue el Partido Social Cristiano, que apoy su candidatura en 2013.

Los candidatos de AP han tenido que afrontar una coalicin de fuerzas muy poderosas: las derechas polticas, las elites empresariales de las cmaras de la produccin y los ms influyentes medios de comunicacin privados, convertidos en voceros ideolgicos de esos intereses; pero tambin a la internacional derechista de Amrica Latina y al imperialismo, que han actuado, tras bastidores, para acabar con el ciclo de los gobiernos democrticos, progresistas y de nueva izquierda en la regin.

AP triunf en las siete provincias costeas con amplios mrgenes y tambin en Guayaquil, lo que significa un importante quiebre al predominio Socialcristiano/Madera de Guerrero. Tambin triunfa en cinco de las diez provincias de la Sierra y en Quito, pero pierde en Cotopaxi, Chimborazo, Tungurahua y Bolvar, provincias con significativa presencia indgena, donde se ha preferido dar el triunfo al exbanquero, lo cual merece un estudio especial. AP tambin pierde en Galpagos y en cinco de las seis provincias amaznicas, lo que obliga a pensar qu impacto ha tenido la explotacin minera y la reaccin de sectores indgenas de la regin.

El gran perdedor en todo es el Acuerdo Nacional por el Cambio (ANC), que agrup a la vieja izquierda marxista, la revivida Izquierda Democrtica, Pachakutik, varios dirigentes indgenas y de trabajadores, y una ampulosa gama de movimientos sociales. Privilegiaron el ataque al presidente Correa y a los candidatos de AP, antes que a las candidaturas de la ultraderecha; su candidato Paco Moncayo apenas obtuvo cerca del 7%, y ser irrelevante su presencia en la Asamblea. Despus de las elecciones, en el ANC hay quienes sostienen que nunca votarn por el continuismo y hasta que prefieren un banquero a la dictadura. Entre sus partidarios se interpreta los resultados electorales como una pugna entre dos derechas y no como la confrontacin entre dos proyectos de economa y sociedad, que responden a fuerzas sociales distintas.

Inevitablemente, con el paso de las dcadas, la izquierda tradicional, que no ha podido generar alguna alternativa poltica para el Ecuador del presente, ha quedado superada por la historia. Para la segunda vuelta, por tanto, hay que esperar que las derechas polticas, econmicas y mediticas lancen todo su arsenal, en lo que tienen experiencia histrica. Saben que no enfrentan a otra derecha.

La toma de calles y la violencia para reclamar esa segunda vuelta, an antes de los resultados oficiales, fue parte del escenario para rechazar un supuesto fraude electoral, estrategia utilizada desde 1978. No les importa si son armas bajas o nobles, porque les mueve el nico inters de restaurar su poder en el Estado, preservar su dominacin y reconstruir el modelo empresarial de economa y sociedad.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/1/ecuador-a-la-segunda-vuelta



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter