Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2017

Sobre la concepcin social de triunfar en la vida

Vicente Berenguer
Rebelin


El sistema dicta su sentencia y los peones la acatan: hay que adaptarse y cualquier saber que no tenga aplicacin prctica dentro del sistema es sencillamente considerado intil. Para qu sirven las humanidades? Se pregunta buena parte de la sociedad. El objetivo pues se ha cumplido, y es que se cree que algo que no tiene una aplicacin clara en el sistema productivo es perder el tiempo.

Hay que triunfar, y triunfar se considera poder comprar un buen coche, tener una buena casa y manejar billetes para hacer lo que a uno le d la gana; en pocas palabras: capacidad de consumo. Esta es la concepcin de triunfo que acata una buena parte de la sociedad. Hay que triunfar y para ello el pragmatismo es fundamental. Pero qu es triunfar? Ser una persona adinerada y al mismo tiempo un ave de rapia? Es esto triunfar? O el triunfo ms bien est relacionado con el cultivo interior y con una manera de ver la vida? Son los polticos, por ejemplo, unos triunfadores porque tienen dinero y poder o son en realidad muchas veces seres que dan lstima? Estas personas, en innumerables ocasiones, son seres insensibles; ya no son capaces de sentir, son puros autmatas acaudalados que han perdido por completo aquello que les haca humanos, es esto triunfar? o en realidad es fracasar?

Antiguamente se considera que una persona era una triunfadora si lograba despertar su humanitas con lo que uno poda domar la fortuna, y domar la fortuna significaba domar el interior y con ello los acontecimientos de la vida. Por supuesto esto ya no es as y ahora triunfar o ser feliz solo puede ser en base a conseguir objetivos materiales y sociales, y lo curioso es que la sociedad en general lo ha credo. Han credo el mensaje emitido por el sistema, a saber, que uno solo puede ser feliz si dispone de una buena cantidad de dinero, no lo suficiente como para poder vivir dignamente sino lo suficiente como para situarte por encima de la mayora. El problema es que desde el momento en que uno cree esto se convierte en un esclavo del sistema.

Y es que el triunfo debera ser asociado al grado de humanidad y libertad que uno consiga en su paso por este breve instante que es la vida, y cul es el grado de libertad de aqul que su felicidad depende de una posicin social o de lo material? es esta una persona libre o es en realidad un esclavo? Y cul es el grado de humanidad de aquellos egostas patolgicos que han conseguido ascender en la sociedad pero que son incapaces de sentir ya nada ni conmoverse porque se han convertido en seres insensibles? Dnde est aqu el triunfo?

Evidentemente a los seres superficiales que son admirados por la sociedad en general, a los triunfadores, les fastidia mucho que los que no disponen de su capacidad de consumo (los que estn por debajo) puedan sentirse libres y es que a pesar de tener todo el dinero del mundo en realidad no son gente que disfrute de la vida y necesitan siempre ms pero nunca tendrn suficiente, porque en realidad son esclavos del sistema. Los hombres libres son otros, son aquellos que comprenden que su libertad no depende del sistema productivo-consumista sino todo lo contrario; comprenden que ceirse por los parmetros de este es la peor de las cadenas. Y es que no se trata de que uno tenga que desprenderse de todo para ser libre y feliz (faltara ms), se trata de romper ms bien la farsa con la que nos bombardean, la farsa que afirma que aqul que tenga menos dinero y por tanto tenga menor capacidad de consumo ha de ser necesariamente menos feliz que otro que tengas ms capital. Y es una farsa que es creda en general y ah radica el problema.

Se trata, en definitiva, de comprender que triunfar en la vida tiene ms que ver con la humanidad (algo cada vez menos frecuente), con la creatividad, con la capacidad de reflexin y el pensamiento crtico, con la autonoma respecto al exterior y con el grado de libertad interior (el verdadero poder, el poder que se trata de ocultar) logrado en este tan breve instante de tiempo que es la vida. Tiene mucho ms que ver con esto que con lo material. Y mientras la gente no se d cuenta de esto y se aferre al materialismo y al anhelado consumismo ni ser libre ni ser feliz y el sistema gana.

 

Vicente Berenguer, asesor filosfico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter