Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2017

Economa espaola: Lo que ofrece Rajoy, lo que Espaa necesita

Juan Torres Lpez
Ganas de escribir


Hay que reconocer que Mariano Rajoy ha sido el lder ms inteligente en estos ltimos meses. Ha conseguido llevarse el gato al agua, aunque lo ha hecho de una forma bien expresiva de lo que puede esperarse de l y de su partido: dejando hacer y pasar a los dems y limitndose a recoger parsimoniosamente el fruto de los errores ajenos.

Ahora, con su nuevo gobierno empieza una nueva fase que en lo esencial no cambiar mucho de la primera, aunque tendr nuevas consecuencias porque las circunstancias ya no son las mismas.

En su primer mandato se ha limitado a hacer lo contrario de lo que haba predicado y a soslayar cuando le ha convenido los mandatos ms equivocados de Bruselas que deca compartir, consciente como debe ser de que detrs de ellos solo hay intereses y fundamentalismo ideolgico y no una respuesta acertada a nuestros problemas econmicos ni conveniente para nuestros intereses. Su poltica es la de favorecer que la gran empresa imponga el modelo de crecimiento y la disciplina laboral, que la devaluacin salarial se convierta en nuestra estrategia de competitividad y que la deuda (es decir, el negocio bancario) siga siendo el motor de la economa. Y, en lugar de poner en marcha con integridad la poltica de austeridad que le impona Bruselas, ha sido suficientemente inteligente como para descargar los sacrificios de gasto sobre ayuntamientos y comunidades autnomas (a costa de la mayora de las polticas de bienestar social que suelen corresponder a estas administraciones) y para sortear en la mayor medida de lo posible (y aunque eso haya sido a base de realizar constantes trampas en las cuentas pblicas) sus exigencias de dficit. As, lo que ha hecho el gobierno de un Partido Popular que presume de liberal es dar un empuje pseudo-keynesiano a sus polticas, lo que, unido a la mejor coyuntura exterior, ha permitido que la economa espaola presente ciertos sntomas de mejora en los dos ltimos aos. La paradoja es que el PP ha conseguido vender su gestin como de xito econmico haciendo justamente lo contrario de lo que deca que haba que hacer para tener xito en la gestin econmica. Mariano Rajoy en estado puro.

Lo que ahora posiblemente va a ocurrir es que el gobierno tendr que dar ciertas cuentas de esa gestin con la que ha conseguido engaar a todo el mundo. Bruselas le exigir los recortes que compensen sus desajustes anteriores, se entrar en una nueva fase de contencin de gasto tras la alegra pre-electoral y eso puede producir un frenazo de la ya de por s limitada expansin (inesperadamente prolongada por el impasse de casi un ao que hemos vivido en la formacin del gobierno). Sobre todo, si la coyuntura exterior no mejora sensiblemente. Pero como la legislatura tiene muchos componentes de inestabilidad y Rajoy querr salvar sus muebles es muy posible que su gobierno siga limitndose a afrontar el da a da con luces cortas y sin la menor intencin de meterse en las complicaciones que supone realizar cambios de demasiada envergadura. No creo que se pueda esperar otra cosa que ms de lo mismo que hemos visto en la segunda fase de la anterior.

Mientras tanto se van a quedar sin afrontar los grandes problemas que a mi juicio sigue teniendo pendiente la economa espaola. El primero es la creciente prdida de peso de los salarios en la renta nacional que, adems de otras consecuencias no menos importantes, dinamita los motores endgenos de la actividad econmica y destruye a las empresas y al tejido empresarial que viven del mercado interno (que suelen ser intensivos en empleo) en un contexto en el que el externo no nos resulta demasiado favorable. El segundo, una dinmica de generacin de deuda que puede llegar a ser insoportable a poco que suban los tipos de inters, se frene la ya de por s dbil recuperacin de la actividad o se pongan en claro algunas sospechosas incoherencias de nuestras cuentas pblicas que podran estar sobrevalorando el PIB y ocultando la verdadera magnitud de nuestro endeudamiento. El tercero, nuestra dependencia de las cada cada vez ms insoportables y equivocadas directrices que emanan de Bruselas y que, entre otras muchas cosas, es la responsable de la prdida continuada de activos bajo control nacional y de fuentes de riqueza que nos permitan apropiarnos de su valor aadido. El cuarto, y unido a todo lo anterior, la prdida de tejido productivo y la externalizacin de nuestros mejores activos y de la decisin sobre ellos. Y si fuese necesario resumir todos esos problemas en uno solo o principal, nuestra escasa capacidad para generar valor aadido y, sobre todo, para apropiarse de l. Una patologa que cualquiera puede percibir sin necesidad de palabra alguna, por ejemplo, cuando pasea por cualquier ciudad inglesa o alemana y encuentra ms paneles solares que en cualquier lugar de la soleada Espaa.

Espaa necesita a mi juicio un gran pacto de rentas orientado a salvar el mercado interno teniendo en cuenta que ste vive en gran parte de la masa salarial. Necesita un pacto fiscal que imponga eficacia y equidad en la recaudacin y que reconsidere al mismo tiempo todas las polticas de gasto. Necesita un pacto de soberana que nos permita hacernos fuertes y defender los intereses nacionales en la Unin Monetaria. Y necesitamos una estrategia ampliamente compartida orientada a recuperar nuestro tejido productivo y a poner en marcha una estrategia de reactivacin sostenible. Puede parecer una perogrullada pero ninguna economa puede salir adelante con un mnimo de xito si (como le viene pasando a la espaola) su industria, su sector primario y sus servicios de alto valor aadido van a menos.

El problema principal a la hora de avanzar en esa direccin es que no cabe esperar que el PP haga otra cosa que servir a quienes no tienen el ms mnimo inters en que la economa espaola cambie, porque son los que se aprovechan de su estado actual. Y, por otro lado, que los errores que han cometido las direcciones del PSOE y de Podemos en esta ltima coyuntura han sido tan clamorosos y desgraciados que seguramente costar tiempo crear condiciones tan favorables como las que ha habido para cambiar la correlacin de fuerzas y el escenario poltico.

Fuente: http://www.juantorreslopez.com/economia-espanola-lo-que-ofrece-rajoy-lo-que-espana-necesita/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter