Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2017

De los escpticos y la falsa imparcialidad de la ciencia I

Alfredo Caro-Maldonado
Rebelin


Quiero empezar agradeciendo a Desayunando con fotones por permitirme plantear en esta serie de artculos ideas que he vivido, estudiado, y reflexionado durante los ltimos 20 aos de estudio e investigacin en biologa. Este texto ha sido revisado por ms de 10 cientficos y he recogido en la medida de lo posible sus recomendaciones. Soy consciente de que muchos de los argumentos son muy polmicos y sern rechazados por muchos de mis colegas, solo espero que el debate se desarrolle con respeto. Y por supuesto, no permitir que ningn charlatn homepata utilice mis palabras para legitimar su posicin.

Empezar con unas cuantas palabras para definir el debate que para muchos sern obviedades, pero no por ello menos importantes.

El mtodo cientfico es una de las formas que ha tenido el ser humano de alcanzar la verdad y el conocimiento evitando sesgos y prejuicios. Necesitamos seguir entendiendo los mecanismos y las reglas de la naturaleza, y necesitamos seguir cultivando la Ciencia desde la razn. Razn y crtica que no solo sirven para descubrir los mecanismos de la naturaleza sino para cultivarlas en los seres humanos, hacindonos ms libres y autnomos, fundamental para una democracia saludable.

Pero el mtodo cientfico, o si se quiere, la ciencia como institucin, no es la nica manera de crear conocimiento y acercarse a la verdad. La razn, la discusin, la creacin de consenso y certezas mediante una metodologa racional y una concepcin filosfica materialista es tambin vlida y necesaria.

Vivimos una poca paradjica en cuanto a la relacin ciencia y sociedad. Una parte de la sociedad reniega de los conocimientos adquiridos por el sistema cientfico mientras que otra tiene a la Ciencia como una institucin, como se tuvo a la Iglesia, a la que se le confiere una autoridad excesiva. Ambas prcticas conviven incluso en las mismas personas: homepatas montando en avin y cientficos yendo a su sesin de acupuntura los jueves por la noche.

Es obvio que existen dos bandos, aquellos que reniegan del mtodo y los que lo veneran. Pero quiero centrarme en los segundos, cuando el sistema cientfico, por su carcter humano, y falible, cae en prcticas pseudocientficas, o anticientficas, pero revestidas de autoridad y mtodo. Esto no sera un problema ms que acadmico sino fuese porque, sobre todo en los mbitos de poder, cuando la ciencia habla no se le admite rplica, y as se est convirtiendo en legitimador de infinidad de cosas: salud, poltica, economa, educacin, etc. Y a la Iglesia esa autoridad moral se la dieron no solo la ignorancia sino tambin la exclusin y la falta de esperanza. La ignorancia es un concepto muy voluble, porque ni el saber es necesariamente verdad, ni el que seala al ignorante tiene el saber y la verdad.

Lo que los cientficos preguntamos, las hiptesis que formulamos, las conclusiones que sacamos, y las nuevas preguntas estn histricamente condicionadas. No existe una especie de Idea hegeliana epistemolgica que nos hace estar por encima de nuestras condiciones de existencia materiales y culturales. Los cientficos tenemos jefes y empleados, egos, vanidades, ideologa, ansias de poder, hipotecas, La ciencia tiene que ser lo ms objetiva posible, pero interpretar que ciencia es sinnimo de objetividad oculta las verdaderas relaciones sociales de los cientficos con la sociedad y entre s. Pone en peligro la necesaria confianza entre los cientficos y entre estos y la sociedad.

La ciencia tiene un mtodo que permite depurar la estafa, el problema es que el mtodo est inutilizado por los mal llamados sistemas de evaluacin, que en realidad utilizan un mtodo de recursos humanos, el del torneo. Solo los investigadores que lleguen primero y ms a menudo sern premiados. A todos los investigadores que pregunto y leo hacen la misma crtica: el sistema de evaluacin basado en publicar mucho y rpido es una locura. Son muchas las causas y las consecuencias, intentar humildemente desarrollarlas.

Reduccionismo

Aqu por obligaciones del guin tengo que dejar clara una cosa. El reduccionismo en la investigacin es necesario desde el punto de vista tcnico y tambin divulgativo. Es difcil afrontar problemas complejos de una manera holstica, tenemos que simplificar, reducir las variables para poder modificar el sistema. El problema es el reduccionismo ideolgico (filosfico si se quiere). Y el ms conocido por m es el reduccionismo gentico, que ha justificado la eugenesia o el nazismo, y que sigue dominando la academia, aunque por ahora de manera polticamente correcta. O es que el control del Opus Dei de los departamentos de ciencias de las universidades espaolas es inocuo y pura casualidad?

La ciencia revela la verdadera belleza del mundo.

Esta entrevista a Carlos Lpez Otn en El pas semanal del pasado 18 de diciembre, de la que extraigo fragmentos, me sirve como apoyo para mi crtica al reduccionismo cientfico imperante.


Esta retrica divulgativa, una simplificacin del concepto para que se entienda, esconde una forma de pensar y es que el lenguaje no es inocente. Cuando se explica el funcionamiento de algo tan complejo con esa metfora reduccionista y tcnica se est imponiendo un relato al lector. Por qu hay rdenes, por qu una mquina, por qu algo organiza, y sobre todo por qu tiene que acabar en el genoma. Eso es un prejuicio, moral e ideolgico, por tanto no es inocente. La teora de que en el genoma est escrito el destino del organismo que lo sustenta es una bonita metfora con tintes bblicos.

La realidad es que los elementos que hacen realidad la vida son muchsimo ms que una secuencia de cuatro letras. Utilizar cuadro de mandos como metfora lleva a cometer errores de gran calado terico y prctico. La vida se sustenta en la interaccin de multitud de elementos, muchos de los cuales no estn escritos en el genoma, fundamentales y en muchos casos tambin directores. Los recientes descubrimientos sobre la regulacin y las funciones del ARN de transferencia son maravillosos en ese sentido, o la complejidad no gentica de la sealizacin a travs de Pi3K. Por qu, con la misma lgica reduccionista, no son las protenas las que utilizan ADN y ARN como mensajeros? Porque en el ADN est la idea de Dios implcita, la de una entidad material con atributos divinos.

Lo mismo pasa con las teoras evolutivas en boga, proyectan una ideologa, poltica al fin, sobre la evolucin, la ecologa o la etologa como bien explica Comando Glucosa , que no es otra que la del individualismo y la competencia. De nuevo una proyeccin ideolgica sobre una teora natural.

Uno de los revisores de este artculo me deca que si la crtica al reduccionismo biolgico de Lewontin no estaba anticuada. Y el otro da me topo con esta entrevista a Manuel Ansede en El pas : Los cerebros de hombres y mujeres son diferentes, igual que las mamas No negaris que el titular es de traca, periodismo ciencicuao de nivel, hoygan. Pero la chicha est en el contenido de la entrevista, que no tiene desperdicio:

En los prximos aos se podr saber de manera inmediata cules de las 200 o 300 mutaciones que todos llevamos encima son potencialmente patolgicas. Una vez que tienes esa informacin, si entiendes bien cmo se desarrolla el cerebro y sabes cmo cada una de esas mutaciones va a afectar a tu trayectoria desde muy temprano, podramos predecir hacia dnde se va a dirigir tu cerebro.

Esa afirmacin, ms viniendo de un neurocientfico de su talla, que dirige el Centro de Trastornos del Neurodesarrollo en el King's College de Londres, con 150 personas a su cargo, es una barbaridad anticientfica que no se sostiene y que responde a una ideologa reduccionista y que pone al libro de Lewontin de actualidad.

Y este reduccionismo biologicista no es ni inocente ni inocuo. Por ejemplo, hace que investigadoras justifican mediante explicaciones cientifistas la desigualdad de gnero evidente en las cadenas de mando del sistema cientfico. Por ejemplo el que es la testosterona la que lleva a los hombres a tener ventajas gracias a su mayor agresividad, o que es la oxitocina la que hace a la madre ser la responsable de la crianza y los cuidados. De este modo, como antao con la frenologa, se legitima con la ciencia un sistema desigual e injusto, donde se comparan la formacin de las mamas y el intelecto!

Bilogos ms sensatos recurren a la epigentica para conciliar que en el anlisis ms optimista la herencia podra explicar un 40% de la personalidad. En mi opinin, la epigentica aqu se convierte en otro atajo reduccionista ya que la consciencia no puede ser reducida y explicada por sus elementos moleculares, y por tanto no podremos modificar nada que nos de un determinado estado de consciencia a nuestra imagen y semejanza. Pondra la mano en el fuego porque las asociaciones estadsticas entre una secuencia gnica y un rasgo de la personalidad es un artefacto. Y he dicho rasgo y no patologa.

Por tanto las redes neuronales que de alguna manera determinan la consciencia (cultura, inteligencia) no estn determinadas genticamente. Necesitan, s, determinadas secuencias genticas as como procesos bioqumicos no determinados genticamente (cido flico, priones) que si fallan no se generar la consciencia normal (campana de Gauss), pero lo contrario no es cierto. Por ejemplo, el que la falta de un gen (una mutacin) lleve a una determinada anomala cerebral no quiere decir que ese gen sea el responsable de esa funcin.

Escpticos a media jornada

Permtanme una metfora. En mi pueblo, profundamente religioso, tenemos un aceite de oliva excepcional, adictivo (sic), ya que regamos los olivos con aguas residuales sin depurar (cosas del socialismo chavista andaluz). Este agua de riego contiene tres elementos: agua bendita, productos homeopticos y frmacos antidepresivos. Estos son tres productos que al fin y al cabo provienen de la desigualdad, los dos primeros son fruto de la falta de saber (ignorancia) y el tercero de una pseudociencia, la farmacutica, como explico en este artculo . Los 3 elementos, agua bendita, homeopata y antidepresivos son criticados y sobre todo vilipendiados de manera muy desigual por el establishment cientfico o los llamados escpticos. Estamos de acuerdo en que hay una desigualdad evidente en el peso de la crtica que se hace a la religin clsica, a la homeopata, o a las prcticas farmacuticas sin rigor cientfico?

Llamar escpticos acrticos a todos aquellos que se dedican a atacar y desmontar las pseudociencias nicamente cuando no vienen del sistema cientfico, mientras que hacen caso omiso de la pseudociencia propia de un sistema, el cientfico, plagado de prcticas cientifistas, cuando no directamente pseudocientficas, adems de corrupcin y explotacin.

Segn la RAE, el cientifismo es la doctrina segn la cual los mtodos cientficos deben extenderse a todos los dominios de la vida intelectual y moral sin excepcin. Esa es la definicin de la RAE. Pero yo ampliara esta definicin. Cambia mtodo cientfico por toda teora o cachivache que surja de la produccin del sistema cientfico. Por cientfico tenemos que entender tambin tcnico, por ejemplo transgnicos o energa nuclear. Por vida intelectual y moral debemos entender TODOS los mbitos de nuestra vida, tambin la filosfica y la salud en todas sus vertientes. Sin excepcin quiere decir que al oponerte a eso sers tildado de magufo.

Para un cientifista la ciencia es la nica posibilidad de conocimiento y de desarrollo. Todo aquello que no surja de la misma ser dudoso. Y al contrario, todo lo que venga del mundillo podr ser utilizado para justificar medidas polticas, econmicas, sociales o ambientales. Porque como en la ciencia est la verdad, tambin estar la salvacin. La poltica (tica, sociologa), una ciencia blanda que no tiene capacidad predictiva, pasa a ser una pseudociencia ms, en manos de subjetividades, no como las ciencias duras, como si estas fueran omniscientes y objetivas, aunque pocos reconozcan abiertamente que lo sean.

La pseudociencia y el cientifismo tienen algo en comn: ni utilizan el mtodo cientfico para sacar sus conclusiones, ni son razonables en sus conclusiones.

As, a menudo desde la ciencia se intenta explicar el origen bioqumico del amor o la consciencia. Defender la memoria del agua, la medicina cuntica, la bioqumica del amor o la inmortalidad (tan cinematogrfica) son en todos los casos falta de escepticismo, donde todo debera poder ser puesto a prueba, pero de nuevo, criticados y atacados de manera desigual.

Mejor lo dejamos aqu por ahora. En el prximo artculo hablar del peligro del cientifismo sobre la democracia.


Referencias utilizadas no organizadas particularmente

http://www.nogracias.eu/2016/11/27/la-biomedicina-se-ha-convertido-en-un-enorme-fracaso-social-y-en-un-problema-de-salud-publica-entrevista-a-abel-novoa/

http://caminoagaia.blogspot.com.es/2016/10/no-en-nombre-de-la-ciencia-otra-vez-no.html

http://www.fraveira.com/los-escepticos-en-espana-esbozo-de-una-propuesta/

https://cienciamundana.wordpress.com/2016/04/03/entrevista-si-se-calla-el-cientifico-habla-la-injusticia/

Libros

El autoritarismo cientfico de Javier Peteiro Cartelle.

Me disculpen los autores si he plagiado .

Alfredo Caro-Maldonado , (@cienciamundana) mientras escribe este texto, es investigador Marie-Curie en el CICbioGUNE de Vizcaya.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter