Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-03-2017

Despierta Colombia!
Lleg la hora de la participacin

Gabriel Antonio Gaitn
Rebelin


La agenda de dilogos pactada el 30 de marzo del 2016 en la ciudad de Caracas, Venezuela, dej claro el espritu amplio y la importancia de que la Mesa vincule las propuestas de la sociedad civil en su discusin, como elemento fundamental para el avance en los puntos 2 y 3 Democracia y Transformaciones para la paz respectivamente.

Sobre la Participacin de la sociedad en la construccin de la paz, se definirn los escenarios y formas para el desarrollo general y debate de ideas, en el camino de la solucin poltica, que debe tener como punto de partida todos los esfuerzos populares y nacionales. Aqu se decidirn las dinmicas y metodologas para el debate, su ordenamiento territorial, regional y nacional. El trabajo fundamental de la Mesa debe ser generar los procesos de decisin temtica, los criterios de participacin protagnica y la vinculacin de estas propuestas al desarrollo de la agenda, como se encuentra consignado en los literales a, b y c del punto 1.

La participacin de la sociedad ser:

En funcin de iniciativas y propuestas que hagan viable la paz, en el curso y contexto de este proceso.

Sobre los temas de la agenda.

Un ejercicio dinmico y activo, incluyente y pluralista, que permita construir una visin comn de paz que propicie las transformaciones para la nacin y las regiones.

Democracia y Transformaciones para la paz, necesitan la participacin protagnica y diversa del conjunto de la sociedad colombiana. La realidad ser la fuente para el debate y el anlisis, las visiones del pas que queremos transformar. Las formas que nuestro pueblo se ha dado en la bsqueda de defender sus derechos o sus propuestas polticas, sociales, culturales o econmicas y las consecuencias de las respuestas del rgimen en esa cotidiana conflictividad que vive Colombia. Las condiciones en que las masas han ejercido los derechos establecidos y el comportamiento de quienes tienen la obligacin de cumplirlos y hacerlos cumplir. Todo este debate dar una suma de propuestas que se llevarn al punto de Transformaciones para la paz.

El proceso de solucin poltica entre el Ejrcito de Liberacin Nacional y el Gobierno Nacional en sus primeros das de Fase Pblica, discuti las reglas de juego para las conversaciones y la creacin de dos sub-mesas que trabajarn en simultnea, una encargada de estudiar las acciones humanitarias y un posible cese al fuego bilateral y otra, sin duda, la ms importante que plantear la metodologa, forma y principios para la participacin de la sociedad civil en la construccin de una paz justa y verdadera.

Pese a estos esfuerzos y acuerdos consignados en diversos documentos las visiones y comprensin de la participacin de la sociedad siguen siendo diferentes para las partes sentadas a la Mesa. El gobierno pretende hacer de la participacin una mera consulta y hasta desdibuja su importancia y carcter amplio al exigir que no sea tumultuosa ni vinculante desconociendo la importancia de las propuestas que puedan surgir de ese sinnmero de colombianos y colombianas que nunca han sido tenidos en cuenta por el Estado.

Para el ELN la participacin de la sociedad es un proceso histrico que debe dar cuenta de los acumulados de lucha y resistencia del pueblo colombiano en la bsqueda de un pas en paz con justicia social, donde sin importar la dificultad que ello implique todas las propuestas deben ser valoradas y tenidas en cuenta a la hora de construir una agenda de nacin que permita iniciar la democratizacin del pas.

Como lo ha dicho el Comandante Pablo Beltrn, jefe de la delegacin de dilogos en repetidas ocasiones, en este proceso no se trata de cmo va la guerrilla o de las condiciones necesarias para garantizar su paso a la lucha poltica legal, sino que este proceso es la oportunidad para que todos los colombianos sin importar su posicin social, acadmica o territorial, expongan sus visiones y exijan los cambios que crean pertinentes y que hasta el momento no han sido escuchados por los dueos del poder econmico y poltico.

Por lo tanto, el ELN considera que la voz del pueblo y la nacin es un mandato de obligatorio cumplimiento y llama al pueblo colombiano y la nacin entera a movilizarse en defensa de su voz y darle el lugar que merece su protagonismo en este proceso de solucin poltica al conflicto. Nos encontramos ante un hito histrico para la organizacin y la participacin en el diseo de un nuevo pas. Y en ese sentido, solo de la fuerza popular que logre acumular la organizacin y movilizacin social, depender que las dos partes se comprometan y cambien cuanto sea necesario tanto en su forma como en su esencia.

Sin embargo, la sociedad debe organizarse y hacer sentir su voz de participacin en el proceso de paz y en todos los escenarios polticos y sociales de la vida del pas. Por ejemplo, de cara a las elecciones de 2018 las organizaciones sociales y movimientos populares deben exigir a los protagonistas de la campaa, (partidos y sectores democrticos, progresistas y de izquierda) una consulta popular para elegir un nico candidato que represente los intereses de las mayoras hacia un gobierno de Nacin Paz y Equidad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter