Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-03-2017

Frustrado espectculo bufo anticubano

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


Hace unos das el gobierno cubano impidi la entrada al pas de un grupo de personajes unidos por la fascinacin hacia el desprestigiado dogma neoliberal, la necesidad de apuntalar desinflados proyectos polticos en sus pases y tambin otras motivaciones non sanctas. Es el caso de Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien se desvive para cumplir el papel que le han asignado el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y las derechas locales en la desestabilizacin de los gobiernos verdaderamente independientes de nuestra Amrica.

A mediados del ao pasado trascendi un documento firmado por el almirante Kurt Tidd, jefe del mencionado comando, que explicaba la Operation Venezuela Freedom-2, segunda fase de un plan subversivo contra Venezuela que describe con asombrosa fidelidad lo que viene intentando hacer la contrarrevolucin en ese pas. Aqu entra Almagro, inmoral y gris personajillo que desde su cargo de canciller de Uruguay fingi simpatizar con los gobiernos revolucionarios y populares de Amrica Latina y el Caribe para hacerse con la secretara general de la OEA. Al referirse a la distribucin de tareas en el intento de derrocar al presidente Nicols Maduro, dice el Comando Sur: en el plano internacional hay que insistir en la aplicacin de la Carta Democrtica, tal como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes, Secretario General de la OEA Si fuera por Almagro, Temer, Macri y otros de su ralea, ya el instrumento que indica el almirante se habra aplicado a Venezuela para excluirla y aislarla, como se hizo con Cuba en 1962. El problema es que no se cuenta con los votos, como explic el argentino a empresarios espaoles que lo acogieron en Madrid encantados con sus acciones y planes entreguistas.

Almagro, el ex presidente de Mxico Felipe Caldern y la dirigente del Partido Demcrata Cristiano de Chile, Mariana Alwyn, supuestamente se disponan a viajar a La Habana para participar en una provocacin contra la Revolucin Cubana orquestada por varias siglas que agrupan a Felipe Gonzlez y Jos Mara Aznar, corruptos ex presidentes del gobierno espaol; al ex mandatario y prfugo de la justicia peruana Alejandro Toledo y otros tantos de igual o menor insignificancia poltica. Entre ellos, el terrorista y agente de la CIA, Carlos Alberto Montaner.

Los gobiernos de Mxico y Chile fueron informados con antelacin por las autoridades cubanas que no se permitira la burda provocacin que se estaba pretendiendo montar ni el viaje de sus connacionales para tomar parte en ella. Los presuntos viajeros ya haban sido informados por sus gobiernos que no seran recibidos en La Habana.

El pretexto para el viaje era la entrega, por mercenarios de Estados Unidos en Cuba, de un premio a Almagro y a Caldern como defensores de la democracia. A la seora Alwin, igual condecoracin a su padre, el ex presidente Patricio Alwin, reconocido cmplice de Pinochet en el golpe de Estado de la CIA contra el heroico presidente Salvador Allende.

Muy ofendido al parecer, el gobierno chileno llam a su embajador a consultas. El mismo gobierno que ha impedido la entrada de varias personalidades solidarias con la lucha del pueblo mapuche y en octubre del ao pasado a Piedad Crdova, prestigiosa y reconocida luchadora colombiana por los derechos humanos y la paz. Ms de un analista de derecha en Chile ha escrito que el viaje de Alwin no tiene nada que ver con los derechos humanos en Cuba, sino con el deseo de su partido de un pretexto para abandonar la coalicin gobernante Nueva Mayora, en busca de horizontes polticos ms redituables.

De Almagro llama la atencin que su frentica actividad contra los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador no est respaldada por un mandato de la Asamblea General de la OEA y su silencio cmplice ante el golpe meditico-judicial-parlamentario en Brasil contra la presidente Dilma Rousseff, rematado por una cordial visita al usurpador Temer para concertar acciones contra Venezuela.

En Mxico hubo ms tino que en Chile. El tema fue despachado con un discreto tweet del secretario Videgaray y no tuvo repercusin parlamentaria alguna pese a los denodados esfuerzos de la senadora Mariana Gmez del Campo, siempre tan dispuesta a acoger y a apapachar a los mercenarios del imperio en Cuba y a los golpistas venezolanos; en particular a la esposa del fascista Leopoldo Lpez, preso no por razones polticas, sino por provocar la muerte de 43 compatriotas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter