Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-03-2017

Los 5 hroes luchan y suean en Cuba

Wilkie Delgado Correa
Rebelin


Ha pasado el tiempo con la carga que ineluctablemente tiene para los hombres segn las condiciones normales o circunstanciales de la existencia en un periodo dado. Hace dos aos y meses, el mismo da de la liberacin de los 5 Hroes, deca en el artculo Al fin los 5 juntos en Cuba! Qu fin de ao! que aquel da 17 de diciembre de 2014 poda ser calificado como un da feliz en que la alta poltica, apoyada por factores diversos surgidos y alimentados durante ms de cincuenta aos, encontr al fin un rumbo certero que ha permitido el reconocimiento del fracaso de las medidas de aislamiento contra Cuba y, con ello, el restablecimiento de relaciones diplomticas entre Estados Unidos y Cuba y la liberacin de la prisin de Gerardo, Antonio y Ramn, patriotas cubanos encarcelados injustamente en territorio norteamericano.

Y es que la causa de los Cinco posea tal arraigo en el mundo que se fue convirtiendo en causa propia para millones de personas. Consciente de este hecho, en enero del 2005, propusimos al Comit de Nominacin del Premio Nobel de la Paz, en consonancia con el movimiento mundial a favor, que se nominara y conceda el Premio Nobel de la Paz a los ciudadanos Gerardo Hernndez Nordelo, Antonio Guerrero Rodrguez, Fernando Gonzlez Llort, Ren Gonzlez Sehwerert, Ramn Labaino Salazar, quienes permanecen presos en crceles de los Estados Unidos, por sus luchas contra el terrorismo y la creacin de un clima pacfico para los pueblos cubano y norteamericano y otros pases del mundo. Estos cinco hombres, verdaderos hroes de nuestro tiempo, son intelectuales y seres humanos generosos que han sacrificado sus vidas en aras de contribuir a la paz y evitar un conflicto armado que pudiera involucrar a su pas y otros pases, adems de salvar vidas que, sin su actuacin, pudieron haberse perdido por la irracionalidad del terrorismo. Adems, ellos son representativos de lo mejor de la humanidad y sus alegatos de defensa, sus ideas y comportamiento, los ideales humanistas y ticos que sustentan, constituyen una fuente inagotable de valores que son paradigmticos para la lucha por la paz en nuestros tiempos.

El artculo publicado simultneamente con la propuesta, se titulaba Los Hroes no estn cansados: cinco estn presos en EE.UU.

En un artculo del 12 de noviembre de 2008 titulado 5 Hroes: Obama y la herencia deshonrosa dejada por Clinton, expresaba:

Obama ha triunfado bajo el signo de cambios prometidos para bien de su pas y del mundo Pero a la hora de la transferencia del cargo, Obama recibir herencias recientes de los mandatos de Bush y otras que son de ms larga data. Una de stas ltimas es la relacionada con la prisin injusta de los 5 Hroes cubanos, quienes despus de ms de diez aos permanecen en crceles de los Estados Unidos. Y es una herencia dejada por Clinton que tiene, sin duda alguna, una naturaleza deshonrosa tanto para la poltica como para la tica del gobierno demcrata de entonces como para los sucesivos. Esperemos que Obama no pierda el rastro de los cambios en tantos salones y pasillos de la Casa Blanca y en todos los laberintos en que se nueve la vida de un Presidente de los Estados Unidos. Ojal pueda honrar con su actuacin digna con respecto a los 5 Hroes cubanos, la poltica deshonrosa que sobre este asunto recibi como herencia de Clinton.

En el artculo Obama debe intervenir en la liberacin de los Cinco Hroes cubanos, de 9 de septiembre de 2009, expona que por razones ineludibles de verdad, moral y justicia, Obama tiene el deber de tomar carta en el asunto y, en uso de sus facultades, proceder a liberar a cinco personas admirables y retornarlas al seno de su familia y su pueblo.

En dos artculos en ese ao, reflexionando sobre la entrevista que hiciera Sal Landau a Gerardo Hernndez, hicimos un anlisis de las ideas expresadas por ste, y en el ltimo titulado Los Cinco Hroes nunca aceptaron la traicin a cambio del perdn o el premio, expusimos el sustento histrico sobre el que se eriga la actitud indomable de aquellos hombres prisioneros.

El 10 de septiembre de 2010 en el artculo Siempre quedar en pie la verdad inconmovible de 5 hroes presos que descorazona al imperio, expresaba: Ha transcurrido no un tiempo cualquiera. Son doce aos, equivalentes a 81 220 horas y a 4 millones 873 mil 200 minutos. Cuntas palabras, sentimientos, gestos y acciones representan en el contacto intercambiable con familiares y amigos y, en fin, con su pueblo?... Esperamos que pueda ser realidad el gesto honorable de la liberacin de los cinco Hroes de la prisin injusta. De todas formas, mientras tanto, mientras esperamos con la impaciencia de los ofendidos, digamos con palabras de Mart, que falta an mucho que decir,- y ser dicho, pues decir es un modo de hacer y de vencer.

El 5 de noviembre de 2010, en La certeza del indulto de un pavo por Obama y la incertidumbre en el caso de los 5 Hroes en el Da de Accin de Gracias, se aada: Ojal Obama escuche la voz universal que reclama la justicia y la libertad para Gerardo, Ren, Antonio, Ramn y Fernando. Merecen el indulto como nadie, aunque otros tambin merecen recibirlo, pues sus nombres estn en las conciencias de muchas personas de este mundo.

El 1 agosto 2012, en el artculo Un acto justo y un apremio tico sobre los Cinco esperan al final del mandato de Obama, expresbamos: La realidad poltica imperante en los Estados Unidos, sometida a presin por la opinin pblica nacional e internacional en torno al caso de los 5, slo permite vislumbrar y esperar, como posible, la liberacin de los 5 mediante la accin de gracia o indulto del presidente Obama al final de su mandato. Suficientes peticiones de personalidades, organizaciones e instituciones de su pas y del resto del mundo, le han llegado en forma directa e indirecta, como para decidirse a actuar como alguien diferente a un personaje impo y desalmado. Esperemos el curso de esta historia, sin descansar un minuto en el reclamo urgente y necesario por vindicar la justicia ultrajada y la libertad negada.

Al mes siguiente, el 10 de septiembre de 2012, en el artculo titulado Los 5 en 5 prisiones federales de EE.UU., nuestra  bsqueda de los 5 Hroes en las prisiones federales permiti descubrir lo que narramos a continuacin:

Preguntemos por el preso Antonio Guerrero Por all han pasado 8 de igual nombre, slo permanece all el que nos interesa, el cubano, que es ingeniero civil, pintor y poeta, y que aparece registrado en el listado de esta manera: 3. Nombre: ANTONIO GUERRERO, nmero de registro 58741-004, de 53 aos, blanco, con fecha de liberacin el 18 de septiembre del 2017.

Tambin seguimos tras las huellas de Ren Gonzlez que guard prisin en Marianna All aparece registrado as: 6. REN GONZALEZ, no. de registro 58738-004, de 56 aos de edad, blanco, liberado el 10 de julio del 2011.

Su paradero en Miami, cumpliendo la condena absurda de 3 aos de libertad supervisada, fue imposible encontrarlo por obvias razones de seguridad personal y explicables medidas preventivas contra las mafias terroristas.

Ahora visitaremos a Fernando Gonzlez Llort en la Prisin Federal de SaffortFue imposible encontrarlo por su nombre verdadero. Por tanto, el preso que todos conocemos como Fernando Gonzlez Llort, el cubano Licenciado en Relaciones Internacionales, no existe en los registros. Por eso tuvimos que ayudarnos del alias Rubn Campa y descubrimos que existe uno solo con ese nombre y sus datos generales son: RUBEN CAMPA, no. de registro 58733-004, de 49 aos de edad, blanco y con fecha de liberacin para el 27 de febrero del 2014.

Acto seguido, es hora de visitar a Ramn Labaino en la Penitenciara de alta seguridad de MacCreary Al igual que con Fernando, nos pasa lo mismo con Ramn. No aparece registrado con su nombre verdadero el cubano preso y Licenciado en Economa. As que tuvimos que recurrir al alias de Lus Medina, y entonces descubrimos que aparece con los datos generales siguientes: 2. LUIS MEDINA III, No. de registro 58734-004, de 49 aos, blanco, con fecha de liberacin para el 30 de octubre de 2024 y se ubica en la instalacin de JESUP.

Y ahora nos queda un largo recorrido hasta Victorville donde guarda prisin Gerardo Hernndez, Licenciado en Relaciones Internacionales y dibujante Nuestro Gerardo aparece registrado as: 2. GERARDO HERNANEZ, No. de registro 58739-004, de 47 aos de edad, blanco y una condena de por vida.

Finalmente Ud. podr preguntarse y preguntar qu hacen estos 5 cubanos antiterroristas cumpliendo esas sanciones en los Estados Unidos, por qu an ellos permanecen en las prisiones federales. Es aceptable para la conciencia humana esta realidad atroz? No podr la injusticia ms despiadada, ser vencida por una justicia generosa y racional? Permanecer el presidente Obama como un tmpano de acero sin ejercer el perdn presidencial o indulto, que sera justicia en estos casos? Se escuchar al fin en la Casa Blanca el clamor universal por la liberacin inmediata de los 5 cubanos antiterroristas?

El 14 de septiembre de 2013, en el artculo Qu decir despus de quince aos sin que los 5 estn libres?, decamos: A 14 aos de una prisin nefasta e inconcebible, hay derecho legtimo a una esperanza imbatible. Removamos tierra y cielo para convertirla en una realidad tangible.

En el artculo Un da en la vida actual del prisionero Antonio Guerrero, concluamos lo narrado aquel da de la vida del prisionero, con sus regmenes estrictos, sus limitaciones y sus tensiones: As transcurre el tiempo, da tras da, del prisionero nmero 58741-004 de la Prisin Federal de Marianna en la Florida, que es un Hroe y hoy 16 de octubre de 2013 cumple cincuenta y cinco aos. Su nombre es Antonio Guerrero y es uno de los cuatro cubanos que an estn presos en los Estados Unidos por luchar contra el terrorismo.

Tomando en consideracin el tributo que Obama rendira ante los restos de Nelson Mandela, en el artculo Honor y gloria para Nelson Mandela y libertad para los otros Mandelas presos todava!, se expresaba: En ocasin del 65 aniversario de la Declaracin Universal de los Derechos Humanos, uno puede preguntarse y preguntar qu hacen esos hombres extraordinarios cumpliendo esas sanciones brbaras en los Estados Unidos, por qu no se les ha indultado a pesar del reclamo mundial en este sentido y por qu an permanecen en las prisiones federales, despus de tantos aos en ellas, esos otros Mandelas de nuestro tiempo. Entre esos Mandelas hay que recordar a los cinco Hroes, al norteamericano Leonard Peltier y al puertorriqueo scar Lpez Rivera.

Acaso no podr la injusticia ms despiadada, ser vencida por una justicia generosa y racional? Permanecer el presidente Obama como un tmpano de hielo sin ejercer el perdn presidencial o indulto, que sera justicia en estos casos? Se escuchar al fin en la Casa Blanca el clamor universal por la liberacin inmediata de todos estos hombres? Cundo el presidente Obama diga sus palabras ante los restos de Mandela en capilla ardiente, tendr en mente la historia de ese Hroe acosado por calumnias y mentiras, persecucin, detencin y condena brutales? Tendr en mente los reclamos que le han hecho para que libere a los otros Mandelas presos en su pas y cuyas historias l conoce perfectamente?

Aqu debo sealar que uno de esos Mandelas, scar Lpez Rivera, debi esperar hasta el 2017, a pocos das antes del cese del mandato de Obama, para que al fin le dejaran libre, pero con condiciones. As es de cruel la justicia digo injusticia- estadounidense.

En el 2014, en el artculo Qu hicieron los cinco para que pusieran en sus vidas tanta crcel?, se reflexionaba: Ha pasado mucho tiempo de un encierro injusto rudo y horrible. Y a veces, usando las palabras de Antonio en su alegato, me he preguntado, qu es el tiempo?... Horas de soledad y de esperanzas; de reflexin ante lo injusto y ruin; eternos minutos donde arden los recuerdos.

He narrado slo momentos de estos aos, y hoy a principios de 2017, se puede concluir que los 5 Hroes cubanos viven en Cuba, y en este lapso han tratado de reconstruir la vida individual y familiar; se han puesto en contacto en forma variada con la realidad de su pas, recibiendo muchos honores, amores y gratitudes; han visitado varios pases para agradecer la solidaridad de miles de personas generosas; y trabajan y luchan en distintos campos de la sociedad cubana actual para convertir en realidad los sueos propios y de la patria. En estos tiempos tal vez hayan tenido muchos ensueos relacionados con el pasado, presente y futuro, y hasta una que otras pesadillas sobre los aos en la crcel. Al recordar todo esto, ellos y nosotros podemos preguntarnos, con razn legtima: Por qu el gobierno y los tribunales de los EE.UU. pusieron en sus vidas tanta crcel?

Esta historia narrada a vuelo de pjaros, puede ser conocida en su integralidad en el libro disponible en Internet titulado Los 5 hroes no estn cansados. Esta histrica epopeya existencial y poltica, demuestra que hay hombres que se agigantan ante su pueblo. Son aquellos que en los momentos cruciales de la historia son capaces de sacrificarlo todo por salvar a su patria. Esos hombres se identifican con su pueblo de tal manera que llegan a constituir una sola cosa. Y el pueblo se reconoce en ellos y les hace parte de su propio ser entraable. De la estirpe histrica de esos hombres surgieron los cinco Hroes cubanos, que nunca aceptaron la traicin a cambio del perdn o el premio, porque que son herederos de una tradicin de fidelidad y heroicidad indomables del pueblo cubano.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter