Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2017

Honduras
Berta Cceres: un ao de impunidad, secretismo y movilizacin social

Giorgio Trucchi
Rel-UITA

Un clamor que no se apaga, pueblos sedientos de justicia


Hace un ao, la noche del 2 de marzo, asesinos a sueldo irrumpieron en la casa donde viva la luchadora social y dirigente indgena Berta Cceres, y abrieron fuego acabando con su vida. El nico testigo del asesinato, el socilogo y ambientalista Gustavo Castro, sobrevivi al atentado. Doce meses despus, el manto de la impunidad sigue cubriendo el crimen.

Vctor Fernndez, coordinador del rea legal del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y apoderado legal de la familia de Berta Cceres, analiz por La Rel este ao sin Berta.

-Hoy se cumple un ao del asesinato de Berta, Cul es su anlisis?


-Ha sido un ao en el que el gobierno de Honduras ha ratificado su intencin de aduearse del pas. El impacto que tuvo el crimen contra Bertita no fue suficiente para romper esta estructura de dominacin y control.

No hay duda alguna de que el crimen contra la compaera lo ejecut una estructura criminal, que actu militarmente. Lamentablemente, todas estas informaciones se manejan bajo un total secretismo.

Hay un crculo impenetrable que nos mantiene al margen de la investigacin, y que se muestra totalmente indiferente hasta ante la presin de instancias nacionales e internacionales.

Tampoco quisieron revertir un proyecto hidroelctrico (Agua Zarca) que est manchado de sangre. Todo esto evidencia complicidad, responsabilidad y participacin de una estructura de poder que controla el pas.

Sin embargo no todo fue negativo. A la par de ese poder brutal que criminaliza y persigue estn los ejercicios de resistencia que estamos desarrollando como pueblo.

La convergencia de distintos actores y sectores est permitiendo que nos mantengamos activos. La movilizacin de hoy es un ejemplo del trabajo sostenido de los ltimos tiempos.

- Galera de imgenes de la movilizacin del 1/3

-Hay ocho personas detenidas por el asesinato de Berta. Tanto la familia como el Copinh [1] insisten que no es suficiente.

-Si el mismo Ministerio Pblico afirma que Berta Cceres fue asesinada por su lucha y por su trabajo, y quienes estn procesados son personas con un perfil que nada tiene que ver con la estructura econmica que estaba siendo afectada por esta lucha, es evidente que falta investigar y capturar a quines mandaron a asesinarla.

Esta estructura toma decisiones, las manda a ejecutar y nunca aparece involucrada en hechos criminales contra personas que, como Berta, asumen la responsabilidad de confrontar el modelo econmico basado en el extractivismo.

Por tanto, sera ingenuo sentir satisfaccin por el hecho de que estn investigando a estas ocho personas.

Militares y empresarios Manchados de sangre

-Piensa que las Fuerzas Armadas han jugado un papel en el asesinato de Berta?

-Hay indicios para considerar esta hiptesis. Entre los detenidos hay un militar de alto rango, vinculado a la inteligencia militar, con presencia en zonas histricamente conflictivas como el Bajo Agun.

Otros con altsimas calificaciones, recomendados para participar de estructuras de control y seguridad estratgica como la Guardia de Honor Presidencial.

Por eso interpretamos que la secretividad ilegal e injusta que mantiene el Ministerio Pblico tiene que ver con esto. No quieren que se investiguen estas hiptesis que vinculan a estructuras militares y econmicas con el asesinato de Berta.

-Por qu cree que la asesinaron?

-Berta participaba de una de las pocas organizaciones que s confrontan y desafan al sistema y al modelo econmico. Berta era un mal ejemplo. Junto al Copinh logr expulsar a un monstruo como Sinohydro[2] .

Los grupos econmicos quisieron callar a ambos. No queran que se reprodujera en otras zonas del pas esta experiencia exitosa de lucha.

-Qu responsabilidad cree que tiene la empresa DESA[3]?

-Se coloca en primera fila y a la par de ella estn los grandes empresarios y las estructuras mediticas del pas, que montaron toda una campaa apologtica para colocar a Berta en una condicin de indefensin, que al final cre las condiciones para su asesinato.

-Qu hace falta hoy de Berta y cul es su legado?

-Berta y el Copinh son la muestra indiscutible de la militancia en la lucha social de este pas. Estaban en todos los espacios posibles. Lo que hace falta es su liderazgo, su presencia. Su ausencia se siente en muchas zonas, espacios y actividades.

-Va a seguir apoyando a la familia de Berta?


-Soy abogado, pero primero soy compaero en la lucha. El colectivo del rea jurdica del MADJ entiende que nuestro trabajo es uno de brazos necesarios para la lucha poltica que estamos librando en este pas.

Las condiciones en que vivimos nos dan el derecho a desarrollar todas las hostilidades en el marco de la resistencia pacfica, incluyendo la lucha en los tribunales y en los territorios.

Notas:


[1] Consejo Cvico de Organizaciones Populares e Indgenas de Honduras (Copinh)

[2] Sinohydro, de capital chino, es una de las ms grandes empresas de ingeniera y construccin a nivel mundial.

[3] Desarrollos Energticos S.A. (DESA), promotora del proyecto Agua Zarca

Fuente: Rel-UITA

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter