Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2017

La operatividad del racismo en dos paradigmas cientficos dominantes de la modernidad

Pedro Alexander Cubas Hernndez
Cuba Posible


[Race] is a changing, flexible category that emerges out of particular places and times race has a history [].

[]

[] Social science played an important role inasmuch as it produced (and consumed) knowledge and social categories [].

Alejandra Bronfman (2004)


La discusin de la interface raza-ciencia es interesante para verificar las prcticas de racismo en Amrica desde el advenimiento de la poca moderna hasta hoy. Bronfman (2004) dio una explicacin sinttica sobre ambos trminos. Sus consultas bibliogrficas de investigadores que teorizan sobre raza le hicieron llegar a la conclusin de que se trata de una categora cambiante y flexible que emerge de lugares y tiempos particulares, pues tiene una historia. Y cuando se refiri a la ciencia afirm especficamente que las ciencias sociales desempearon un papel importante en la medida que produjeron y consumieron conocimientos y categoras sociales (como raza). La propuesta que intento desenvolver en este breve ensayo experimental parte de una observacin de los trminos raza y ciencia basndome en dos episodios de la historia de la ciencia vinculados a Rene Descartes (1596-1650) y a Charles Robert Darwin (1809-1883), que inspiraron a Thomas Samuel Kuhn para escribir su libro clsico La estructura de las Revoluciones Cientficas (1962).

Hablar de epistemologa desde la perspectiva de dos paradigmas cientficos

El legado epistemolgico de Descartes est presente no slo en la metodologa de la investigacin, sino tambin en las manifestaciones del eurocentrismo. Las contribuciones de Darwin en el campo de la biologa marcaron poca en la modernidad, as como sus interpretaciones llevadas a las ciencias sociales: la escuela evolucionista en la antropologa y el darwinismo social en su connotacin sociolgica ligada al positivismo. Para Mouro (1996) y Kuhn (1998) se trata de dos revoluciones cientficas que introdujeron una nueva concepcin del mundo desde una lectura terica y razonada de la realidad. Los libros Discurso del mtodo (1637), de Descartes; y El origen de las especies por medio de la seleccin natural, o la preservacin de las razas favorecidas en la lucha por la vida (1859), de Darwin, marcaron dos pautas epistemolgicas en la historia de la ciencia.

Las explicaciones de Kuhn sobre las revoluciones cientficas son muy interesantes porque revelan la complejidad de esos procesos. Pero su concepto de paradigma muestra una realidad que vivimos quienes nos dedicamos al oficio de hacer ciencia. Para Kuhn (1998, p. 13) los paradigmas son: las realizaciones cientficas universalmente reconocidas que, durante algn tiempo, suministran problemas y soluciones modelos para una comunidad de practicantes de una ciencia []. Es decir, el paradigma establecido determina los cnones del conocimiento cientfico (saberes); los mtodos y estilos de trabajo de un colectivo acadmico (dgase consejo cientfico); y tambin los lmites del pensamiento sobre la base de la combinacin de datos y teoras para confirmar la operatividad del paradigma.

Los paradigmas no son eternos: primero dominantes y protegidos por la tradicin; despus entran en crisis debido a anomalas registradas entre teora y realidad; y, por fin, emerger uno nuevo que dominar conservando rasgos del anterior; pero antes de detentar la supremaca epistmica absoluta deber encarar los discursos discordantes de la tradicin. Los paradigmas de la duda metdica cartesiana, y darwinista, que teorizaba sobre la evolucin de seres vivos muestran una parte de la historia de la ciencia moderna occidental. La otra cara es la forma como esos saberes fueron utilizados desde la perspectiva de la modernidad para subyugar las alteridades racializadas y no occidentalizadas. Por eso vale la pena preguntarse: cmo se manifest la interface raza-ciencia, que visibiliza la operatividad del racismo, en medio de las contribuciones de las revoluciones cientficas y de dos paradigmas dominantes en las ciencias de la modernidad?

Para responder parcialmente la interrogante anterior es preciso significar que los anlisis sern basados en las contribuciones cientficas de Descartes y Darwin. Sus saberes no slo fueron adaptados a los fenmenos y procesos econmicos, sociales, polticos e ideolgicos de la modernidad; sino tambin aplicados de forma racista. En este sentido, es relevante tener presente la concepcin interdisciplinar que vincula filosofa, historia, sociologa y antropologa; aunque es sabido que la era moderna se caracteriz por dotar al ser humano de un alto nivel de especializacin. A la altura del siglo XIX dichas ciencias sociales ya tenan vida propia: la filosofa es la ciencia madre; la historia tiene una trayectoria que se involucra con la filosofa desde la antigedad greco-romana; en tanto que, la sociologa y la antropologa son hijas de la modernidad; pero la ms joven es la ciencia antropolgica.

Decodificando el cartesianismo como paladn de la modernidad

El cartesianismo dej su impronta en la metodologa de la investigacin cientfica por medio de su base racionalista que destaca el papel de la objetividad y de la duda como motores de arranque de la produccin del conocimiento con base a un criterio de verdad (ego cogito ergo sum pienso luego existo/soy). Desde la filosofa, el pensamiento cartesiano dio espritu de cuerpo a lo que hoy se conoce como eurocentrismo. Dussel (1994) defini ese trmino bajo la interpretacin de que Europa se conceba como centro de la historia mundial excluyendo otras culturas. En este sentido, la particularidad europea es identificada con la universalidad mundial porque la cultura europea se consideraba no slo ms desarrollada, sino una civilizacin superior. Esto significa que Europa se crey con derecho a realizar lo que defina como una guerra justa por la gracia de Dios en aras de una accin civilizadora y modernizadora en Amrica. Tales cuestiones traducidas al lenguaje cartesiano se resumiran en la frase: ego conquiro ergo sum, o sea, conquisto luego existo/soy. Para Dussel en el proceso histrico iniciado en 1492 no hubo descubrimiento, sino un en-cubrimiento del sujeto no europeo. Eso constituye uno de los pilares del mito de la modernidad occidental.

Analizando la influencia del cartesianismo en el pensamiento europeo, Wallerstein (2001) indic que la marca del mundo moderno presenta una antinomia vital: la imaginacin de sus aprovechadores o explotadores; y el rechazo total de los oprimidos a aceptar la condicin de explotacin como algo inevitable y normal. Quijano (2000) afirm que la idea de raza constituye el instrumento ms eficaz de dominacin social desde 1492 porque raza es una categora mental de la modernidad promovida por Europa Occidental. As, los europeos inferiorizaban a los nativos de Amrica y tambin a los africanos esclavizados por considerarlos entes sin razn, alma, espritu y mente, es decir, simples objetos (cuerpos) aptos para sufrir la explotacin colonial. En este sentido, Todorov (2012) se haba pronunciado afirmando que 1492 representa una ambigedad interesante: la simultnea revelacin y recusacin de la alteridad humana.

El pensamiento cartesiano recibi crticas desde la tendencia racionalista encarnada por los principales filsofos de la Ilustracin francesa en el siglo XVIII; pero continu siendo clave como presupuesto terico expresado en la actitud de la individualidad europea respecto a las alteridades racializadas y no occidentalizadas. Es decir, en las relaciones de poder y de dominacin que son jerrquicas y funcionan de forma vertical (de arriba hacia abajo).

Positivismo y evolucionismo: fuentes epistmicas de la ciencia antropolgica

En el siglo XIX, Auguste Comte (1798-1857) hizo varios trabajos en el campo de la filosofa, tales como: Curso de filosofa positiva (en seis volmenes, 1830-1842) y Sistema de poltica positivista (en cuatro volmenes, 1851-1854). La Ley de los Tres Estados es importante para poder entender la concepcin epistemolgica de Comte en torno a los fenmenos observados en el universo: teolgico (con sus fases definidas como fetichismo, politesmo y monotesmo); metafsico (visto como abstracto) y positivo o cientfico. Por tanto, es una ley que ofrece una explicacin sobre la evolucin del espritu humano individual y/o sobre la aprehensin de la humanidad en sentido general. Con su dedicacin a la produccin de conocimientos, Comte no slo fund el Positivismo; sino tambin es reconocido como fundador de la Sociologa. Es posible pensar que el positivismo, como corriente filosfica, puede ser considerado un refuerzo clave para el paradigma cartesiano de cmo hacer ciencia en la modernidad.

Precisamente, en la primera mitad del siglo XX, la sociologa francesa contribuy a elevar el nivel terico de la ciencia antropolgica britnica con la interpretacin de los aportes de Emile Durkheim (1858-1917) y Marcel Mauss (1872-1950), as como la influencia del positivismo en la forma de concebir el oficio de cientfico. Adems, la antropologa mantena un dilogo con la historia, la filosofa, la sociologa y la geografa. Evidentemente, un antroplogo necesita de la integracin de esos saberes para interactuar con las alteridades que estudia e investiga.

Tiempo despus de la contribucin de Darwin surgi el Evolucionismo como primera escuela, tendencia o corriente de la Antropologa. Los mayores exponentes estaban en Gran Bretaa (Edward Tylor, ingls; James Frazer, escocs) y Estados Unidos (Henry Lewis Morgan). No obstante, fue otro pensador ingls, contemporneo de los antes citados, quien consigui con sus trabajos filosficos durante la segunda mitad del siglo XIX servir de puente integrador del positivismo con las ideas de Darwin; y de las ciencias jvenes sociologa y antropologa. Se le considera evolucionista y su nombre es: Herbert Spencer (1820-1903). Sus ideas sobre la supervivencia de los ms aptos (capaces o dotados), dada a conocer en el libro Principios de la Biologa (1864, volumen I) es el resultado de su interpretacin de las teoras de Darwin, de su metabolizacin del positivismo y de sus ideales liberales en una sociedad britnica marcada por la Era Victoriana (Reinado de Victoria I).

Darwin hablaba de evolucin de las especies vivas; pero no mostr inters en aplicar el trmino evolucionismo ni ser identificado como tal. Los primeros antroplogos occidentales trabajaron con esa etiqueta e hicieron sus aportes a la confirmacin de los paradigmas dominantes de la ciencia moderna como el cartesianismo y en darwinismo. Por ejemplo, Edward Burnett Tylor (1832-1917) present el concepto moderno de Cultura (o Civilizacin) en su obra Cultura primitiva: investiga el desarrollo de la mitologa, la filosofa, la religin, el arte y la costumbre (1871, volumen I). Se puede escribir una historia de la Antropologa sobre la base de la produccin de conocimientos en torno a la polisemia de los conceptos de cultura tomando a Tylor como punto de partida.

Parte de la antropologa britnica y estadounidense de las postrimeras de la centuria decimonnica y a lo largo del siglo XX estar ligada bsicamente a analizar la cultura de las alteridades racializadas y no occidentalizadas (despus sera incluida la nocin de estructura social). Mientras en Francia se fue desarrollando en mayor medida una antropologa de corte fsico o biolgico (vinculado a los estudios sobre psicologa social); y en Italia era desenvuelta una antropologa de matiz criminal desde el rea del Derecho Penal influida por el positivismo. No obstante, en Inglaterra, Estados Unidos y Alemania tambin se trabajaba la antropologa fsica en conexin permanente con los aportes de Francia e Italia.

Las formas de aplicar la ciencia antropolgica, tanto en Francia como en Italia, tenan en comn los trabajos de antropometra, de medicina legal, de antropologa forense, de frenologa, de craniometra. Por tanto, la medicina tuvo una presencia clave como campo del saber. Ese modo de hacer antropologa de los franceses e italianos, identificada con las nociones de racismo (pseudo)cientfico, tuvo mayor influencia en Brasil y en Cuba desde fines del siglo XIX hasta principios del XX. Y a eso podemos unir la (re)valorizacin de las teoras de Gregor Michael Mendel (1822-1884) sobre la gentica; la escuela evolucionista britnica; y los discursos de los determinismos biolgico, climtico y geogrfico; eugensico inspirado en el concepto de Francis Galton (1822-1911); y del darwinismo social (inspiracin atribuida a la idea de Spencer); as como las ideas del Conde [Joseph Arthur] de Gobineau (1816-1882) sobre la desigualdad de las razas.

Positivistas en Amrica: expresiones de racismo desde el campo de saber antropolgico

Los fundadores de la ciencia antropolgica en la rama cultural focalizada en los estudios tnicos en Brasil y en Cuba, estuvieron atrapados en el anlisis y procesamiento de las ideas, conceptos y teoras. Ellas funcionaban como entes fortalecedores epistmicos de los paradigmas cientficos dominantes generados, en especfico, por las revoluciones cartesiana y darwinista en el lapso de la ciencia moderna. El racismo estaba en las entraas de su sentido de la aplicacin al estudio y dominio de las alteridades racializadas y no occidentalizadas.

Si se toma como tema la religiosidad del componente africano de las culturas de Brasil y de Cuba es posible revisitar la intertextualidad del dilogo entre las obras de Raimundo Nina Rodrigues (1862-1906) y Fernando Ortiz Fernndez (1881-1969). El nexo entre sus libros es la supervivencia del legado yoruba en Bahia y en La Habana despus de concretada la abolicin de la esclavitud en ambas naciones. Rodrigues gestion la publicacin del libro El animismo fetichista de los negros de Bahia. Ensayo de etnografa religiosa y de psicologa criminal (editado en francs, 1898). Y en 1906 fue publicada la obra Los negros brujos (apuntes para un estudio de etnologa criminal) de Ortiz, que tuvo acceso al texto anterior cuando estaba en Francia en funciones diplomticas.

Rodrigues (2005) y Ortiz (1995) tradujeron una parte del positivismo comteano para criticar la religiosidad del componente yoruba de Bahia y La Habana, que ellos definieron como una condicin fetichista y, por tanto, atrasada de las culturas provenientes de frica. Para ellos, esas prcticas no podan ser consideradas una religin como el catolicismo. Por ejemplo, Ortiz deca que el fetichismo era una aberracin, que se mantena en Cuba no slo por el atraso intelectual de la raza negra; sino tambin debido a factores religiosos, sociolgicos y psicolgicos. Y Rodrigues acreditaba en la posibilidad de una fusin entre fetichismo y catolicismo; aunque en condiciones de inferioridad para las creencias tildadas de fetichistas. Adems, era consciente de las dificultades para investigar la teologa de quienes defini como salvajes africanos por la tendencia a ocultar sus creencias. Ambos autores usaban los trminos brujera y hechicera de forma peyorativa, pues el racismo de ambos no les permita entender y valorar la riqueza de la cosmovisin yoruba.

El grado de dificultad que refleja la obra de ambos autores a la luz de paradigmas dominantes en la antropologa cultural radica en la compleja tensin de saberes con enfoque positivista y dualista que enfrenta a la ciencia con la religin. Preguntas de rigor como: qu es lo verdadero? Sobre qu criterios de verdad se establecen los patrones de una sociedad moderna?, continuaron vigentes en aquella poca; pero con el avance del tiempo el positivismo coaligado con la matriz cartesiana se fue tornando insuficiente para lograr una explicacin ms plausible sobre esa susodicha tensin epistemolgica en el campo antropolgico (y sociolgico tambin). Lo que sigue con un alto grado de actualidad es la ligacin del paradigma cartesiano con la operatividad del racismo tanto en Brasil como en Cuba. En ambas naciones, la mentalidad eurocntrica impone que las religiosidades de matrices africanas an sean vistas como atraso y entes demonacos.

Tales posicionamientos de Rodrigues y Ortiz sobre el componente africano en las culturas brasilea y cubana pueden ser constatados con las visiones sobre frica y los negros expresadas por otros intelectuales formados bajo los paradigmas de la metdica cartesiana y darwinista evolutiva en otros pases de Amrica hispana. Resaltamos los ejemplos de otros pensadores positivistas como: Justo Sierra (mexicano), Csar Zumeta (venezolano), Jos Ingenieros (argentino) y Alcides Arguedas (boliviano), que expresaron su racismo por medio de sus anlisis basados en las razones del progreso y/o retroceso de sus pases.

Durante un viaje por Estados Unidos en octubre de 1895, Justo Sierra Mndez (1848-1912), reconocido como Maestro de Amrica, le escribi tres cartas a su esposa para contarle sus impresiones cotidianas. En Atlanta, tras su paso por New Orleans, de la cual elogi la comida, Sierra expres su fastidio por los negros y aadi que sera positivo para la humanidad que alguien inventara blanquearlos por la electricidad. Desde New York, el remitente, adems de contar las maravillas que disfrut, volvi a cargar calificando a los negros de los hoteles de Washington como feos y sucios, en tanto que describi a los mulatos de los establecimientos hoteleros neoyorkinos como personas limpias, elegantes y simpticas. (Sierra, 1991).

En aquella poca, los mexicanos descendientes de africanos esclavizados estaban siendo invisivilizados no slo por ser una mnima parte de la poblacin, sino por las opiniones de la sociedad y de las personas ilustradas como Sierra. Para l, los negros eran una pobre raza que el final de la esclavitud no la hizo libre, sino insolente como los alcohlicos. Adems, lleg al extremo de afirmar que los negros y los anarquistas pertenecan a la misma clase capaz de cometer una violencia extrema contra ciudadanos decentes. (Dumas, 1992).

En su exilio neoyorkino, Csar Zumeta (1860-1955), uno de los grandes escritores de su pas, public su ensayo El continente enfermo (1899) en el cual, adems de afirmar que frica tena regiones brbaras, expres que todos los pueblos y razas deberan contribuir juntos a la solidaridad humana porque de no hacerlo los flojos y los rezagados desaparecern o caern en la tutela de los ms fuertes. A pesar de sus ideas de libertad, que coincidan con las de su amigo Jos Mart, Zumeta reprodujo el discurso social darwinista. Tambin advirti el modo negativo como eran vistos los pobladores de la Amrica hispana por las naciones europeas ms avanzadas: semi-civilizados, incapaces de los altos requerimientos del progreso, una masa muy ignorante y clases dirigentes bastante reducidas y corrompidas. (Zumeta, 1979). El autor mostr su eurocentrismo al no rebatir dichas opiniones argumentando los valores culturales de los pueblos del Continente.

A inicios del siglo XX, Jos Ingenieros (1877-1925) haba sido considerado uno de los socilogos de mayor proyeccin en Amrica. La juventud intelectual cubana lo admiraba y veneraba. Durante un viaje a Europa pas por el archipilago de Cabo Verde. Ms tarde, desde una perspectiva eurocntrica y racista de base gobinista, expres en sus Crnicas de viaje (1908) que los negros eran una raza inferior, y aquellos que fueron importados en Argentina durante el comercio transatlntico eran una oprobiosa escoria de la especie humana. Por tanto, l estaba de acuerdo con el mantenimiento del rgimen de la esclavitud pues a su entender los negros lo merecan ya que eran miserables, ingenuos, desgraciados y necesitados de una proteccin para su bien (Ingenieros, 2009).

Adems, desde una lectura social darwinista, Ingenieros (2009) no los consideraba personas en trminos jurdicos, ni aptos para ejercer la civilidad (saber sus derechos y hacerlos valer). Consideraba los negros ms cercanos a los monos antropoides que a los blancos civilizados; y en cuestiones de seleccin natural no podran sobrevivir a la lucha por la vida ante las razas superiores. En su opinin, los negros son incapaces de adaptarse al modo de vida europeizado y, llevando en consideracin el progreso biolgico y los datos de la ciencia, deberan ser extinguidos amn de las excepciones observadas en el moderno Buenos Aires.

El caso de Alcides Arguedas (1879-1946), un escritor que se torn muy influyente en su patria, es interesante porque cuando habla de los negros no se muestra tan agresivo como Sierra o Ingenieros, ni ms invisibilizador que Zumeta. En su ensayo Pueblo enfermo. Contribucin a la psicologa de los pueblos hispanoamericanos (1909), Arguedas explic que la raza negra era un sector tnico minoritario en Bolivia y por eso no desempeaba un papel activo en la formacin de la nacin. En cambio, entenda que la raza blanca (principalmente espaola), por cuestiones morales, poda ser incorporada a la raza mestiza (los cholos descendientes de indgenas y de blancos), puesto que los indgenas eran la raza pura y madre. Al contrario de Ingenieros, Arguedas no rechaza el mestizaje; aunque estaba consciente de las crticas que en aquella poca sufra el hibridismo y no era ajeno a las alusiones a sus fatales consecuencias en Amrica.

Arguedas (1979) present datos de varios censos, y en especfico el de 1900, que indica la ntida mayora indgena, seguida de los mestizos, que duplicaba a los blancos; pero no ofreci ninguna informacin estadstica sobre la presencia negra en su pas. Y, por otra parte, su referencia a frica se bas en una comparacin de su cielo intenso, puro y luminoso con la noche plena de astros de la regin interandina donde habita el indio aimara.

El positivismo, en todas sus facetas, dio un soporte terico cartesiano y darwinista a las narrativas identitarias que demonizaban a los negros, criticaban a los aborgenes, atacaban a los mestizos y exaltaban a los blancos como entes superiores. Pero segn fue avanzando el siglo XX, el discurso eugensico fue fortaleciendo el paradigma darwinista en el contexto del rescate y reconocimiento de las leyes mendelianas sobre el proceso hereditario de seres vivos por medio de genes. Las narrativas del nacionalismo de las repblicas de Amrica tuvieron a su favor esas referencias paradigmticas de la ciencia moderna, que reforzaron la operatividad del racismo.

Como explic Bronfman (2004), la categora raza se manifiesta de modo peculiar en cada lugar; pero los rasgos fundamentales del racismo son observables en cada espacio en pocas histricas similares. Por eso es un absurdo decir que en un lugar hay ms racismo que en otro. Lo correcto y ms atinado es analizar, con perspectiva comparativa, las caractersticas que coinciden en ambos espacios (por ejemplo, la negacin y la marginalizacin de la alteridad; y/o la dinmica inclusin-exclusin); aunque los grados de intensidad manifestados por las relaciones de poder no sean los mismos. Por mucho tiempo, en Cuba se ha dicho que no haba racismo y que en Estados Unidos, s. No sera mejor afirmar que hay racismo en ambos?

Los mdicos (como Rodrigues e Ingenieros) y los abogados (como Sierra, Arguedas y Ortiz) desempearon en Amrica un papel importante a nivel histrico, sociolgico y antropolgico no slo para teorizar sobre el proceso de formacin de la nacin, sino tambin para participar activamente en las instituciones estatales a diferentes niveles. Sierra y Zumeta apoyaron a gobiernos autoritarios con la bandera del positivismo: Sierra perteneci al gabinete del Porfirio Daz; y Zumeta que no pudo graduarse de abogado fue uno de los idelogos que justific el rgimen de Juan Vicente Gmez. Arguedas y Ortiz fueron parte de partidos liberales y se desempearon en el sector legislativo del poder poltico: Arguedas fue Diputado y, aos ms tarde, Senador; en tanto que Ortiz fue miembro de la Cmara de Representantes. Todos ellos tambin tuvieron funciones diplomticas. Ingenieros se destac en el mbito universitario bonaerense porque varios estudiantes, que dieron continuidad a la Reforma Universitaria, iniciada en Crdoba (1918), eran sus alumnos. Y Rodrigues se limit a trabajar en su ctedra en la Facultad de Medicina de Bahia alejado de la poltica.

Rodrigues, Ingenieros y Ortiz en especfico reflexionaron sobre la vida criminal y moral de algunos individuos (fundamentalmente no blancos), que proponan las ciencias jurdicas; y los dos primeros incluyeron las concepciones de la vida social desde el campo de la medicina (higiene, psicologa y psiquiatra). La antropologa que ellos practicaron es uno de los nexos del dilogo entre ambos saberes insertados en los paradigmas cientficos dominantes de la modernidad aportados por Descartes y Darwin, a quienes no puedo acusar de racistas.

Bibliografa

Arguedas, Alcides (1979): Pueblo enfermo (fragmento). Mxico: Imprenta Madero.

Bronfman, Alejandra (2004): Measure of Equality. Social Science, Citizenship, and Race in Cuba 1902-1940. Chapell Hill: The University of North Carolina Press.

Dumas, Claude (1992): Justo Sierra y el Mxico de su tiempo 1848-1912. 2. ed., Tr. Carlos Ortega. Mxico: Universidad Nacional Autnoma de Mxico. T. I.

Dussel, Enrique (1994): 1492: el encubrimiento del otro. Hacia el origen del mito de la modernidad. La Paz: Plural Editores; Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacin, Universidad Mayor de San Andrs, UMSA.

Ingenieros, Jos (1906): San Vicente. Fernndez, Cristina Beatriz (ed.). [2009]: Las crnicas de Jos Ingenieros en La Nacin de Buenos Aires (1905-1906). Mar del Plata: Editorial Martn, Universidad Nacional de Mar del Plata, p. 21-31.

Kuhn, Thomas Samuel (1998): A estrutura das revolues cientficas. So Paulo: Perspectiva.

Mouro, Ronaldo Rogrio de Freitas (1996): Cientistas sabe-tudo so sempre reacionrios. Folha de S. Paulo, 29/09/1996. <http://www1.folha.uol.com.br/fsp/1996/9/29/mais!/18.html>. Acceso: 23/01/2017.

Ortiz, Fernando (1995): Los negros brujos. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.

Quijano, Anbal (2000): Qu tal raza!. Revista Venezolana de Ciencias Sociales, 6 (1): 37-45.

Rodrigues, Nina (2005): O animismo fetichista dos negros baianos. Salvador: P555.

Sierra, Justo (1991): A su esposa: viaje a los Estados Unidos. Obras completas: epistolario y papeles privados. 1a. reimpr. Mxico: Universidad Nacional Autnoma de Mxico. T, XIV, p. 48-53.

Todorov, Tzvetan (2012): A conquista da Amrica: a questo do outro. 2 ed., Tr. Beatriz Perrone Moi. So Paulo: Martins Fortes.

Wallerstein, Immanuel (2001): The modern world-system: capitalism agriculture and the origins of the European world-economy in the sixteenth century. Berkeley: University of California Press, Vol. I.

Zumeta, Csar (1979): El continente enfermo. Mxico: Imprenta Madero.

Fuente: http://cubaposible.com/la-operatividad-del-racismo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter