Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-03-2017

El gotear de refugiados

Eduardo J. Quintero F.
Rebelin


Despunta el alba, una gota que cae del cielo choca contra la superficie de tela. Golpea, penetra y se adhiere a la fibra seca que la absorbe sedienta por ser la pionera. Sopla viento que trae lluvia y a lo lejos nubarrones truenan. Una gota tras otra gota. No se trata del roco maanero. Es cosa incierta, continua e inclemente. No amaina, no. Entre fibras las gotas se juntan rodeadas de urdimbre y trama. La tensin superficial del lquido permite su cohesin, su adherencia y poco a poco, por capilaridad, se esparcen por todo el lienzo hasta el confn superior. Las trenzas se estiran con el peso. El tejido se empapa, el entrelazado de hilos ya no es igual, se tie y adquiere una nueva naturalidad de colores y hasta olores y sabores diferentes. No se necesitaron muchas gotas para alterar la red. La gotera prosigue y no para.

La espiral de violencia en el Oriente Prximo y frica tiene como teln de fondo el conflicto por petrleo. Estados Unidos se qued sin petrleo y el llamado petrleo de esquisto es la ltima bala energtica en su revlver Smith and Wesson . Ellos lo saben, por eso designan a un Secretario de Estado que anteriormente fue presidente de la corporacin petrolera ms grande del mundo, la ExxonMobil. El petrleo es su prioridad en la poltica de estado. Estados Unidos en la prxima dcada tendr la misin de asegurar los suministros de crudo en cantidad y confiabilidad suficiente antes que se superponga el crecimiento de la economa de la India a la pujanza de china. Esta situacin har que la demanda petrolera se dispare con una industria de los hidrocarburos que no ha realizado las inversiones requeridas para explotar los yacimientos costa afuera que son la nica fuente capaz de reemplazar el agotamiento de los yacimientos de crudos convencionales en tierra. Los precios bajos del petrleo fueron manipulados artificialmente para reflotar las economas moribundas del mundo occidental a costa de las inversiones menguadas petroleras. La crisis petrolera que se avizora es enorme. Por tal razn el conflicto se intensificar y el gotear de refugiados hacia Europa se incrementar.

Hasta ahora, son 13 millones de refugiados provenientes de Afganistn, Irak, Libia, Siria y Yemen en su mayora musulmanes, empapando principalmente la malla europea. Europa ya cambi para siempre pero an no se ha percatado de ello. Comienza la pugna entre la vieja Europa amarfilada y la nueva llena de contrastes. Esa vieja Europa que hasta apenas el ao 2000 exhiba en sus museos un ser humano negro disecado. Tuvo inclusive que quejarse el propio secretario de las Naciones Unidas para que retornara a Botsuana aquel pobre infeliz. Esa vieja Europa cruel que le grita a otro ser humano azabache cnticos xenfobos mientras se ahoga justo al costado de un barco cargado de turistas. Esa vieja Europa que se ha quedado sola con sus problemas mientras Estados Unidos se lava las manos cual Pilatos en el tema de los refugiados.

Surge ahora una nueva Europa enriquecida con el contingente humano deseoso de superacin. Esta nueva Europa requiere de lderes que aprendan del Legado de Hugo Chvez y como a travs de las Misiones Sociales se logr atender en Venezuela a su propia poblacin y otros 5 millones de desplazados colombianos (un 15% de los habitantes del pas). Este pas latinoamericano y caribeo ha demostrado resistir a ataques imperiales de todo tipo y gracias a su gente, que integr refugiados colombianos, europeos de la Segunda Guerra y rabes, sus riquezas e ideales solidarios podr convertirse ante la adversidad en el ms prspero del continente sur gracias en parte a un gotear de refugiados.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter