Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2017

Puerto Rico
En peligro de desahucio cientos de miles de familias

Jess Dvila
Alainet


El gobernador Ricardo Rossell est pidiendo permiso a la junta de control delegada por Estados Unidos para regir el pas a los fines de tomar medidas de ajuste fiscal, pero que aceleran la pauperizacin, entre las que se destaca un impuesto sobre los inmuebles, que podra dejar sin hogar a cientos de miles de familias.

El nuevo impuesto formara parte de toda una serie de medidas para incrementar la carga de tributos a la vez que se reducen las aportaciones del Estado para la universidad, la educacin en general, la salud entre otros- a los propsitos de balancear los presupuestos y generar miles de millones de dlares para el servicio de la deuda .

Rossell defiende sus propuestas como medidas menos confiscatorias y dainas a los pobres que las que ha presentado la propia junta enviada por Washington. De todas formas, lo que propone tendra que ser avalado por esa misma junta antes de poder implantarse.

La solicitud est contenida en un documento con el nombre de plan fiscal, del que slo se ha hecho pblico un conjunto de tablas grficas y explicaciones generales, pero sin que se sepa si existe en realidad un plan propiamente dicho. En las tablas no hay informacin para poder sustentar las cifras que se incluyen y al principio se advierte que el gobierno no asume responsabilidad sobre la veracidad de los datos contenidos.

El caso del plan fiscal no es excepcional, pues la dificultad para conocer claramente los planes y acciones del gobierno en general y las del propio gobernador Rossell, en particular, ha marcado su administracin desde que tom posesin en enero pasado.

Por ejemplo, desde hace ms de cincuenta das est pendiente de respuesta la pregunta sobre su agenda de un viaje a Nueva York a principios de enero, cuando fuentes de Washington y Wall Street dijeron al peridico Caribbean Business que se haba reunido con el entonces presidente electo Donald Trump.

En cambio, Rossell insisti una y otra vez que estaba muy interesado en una reunin con Trump. Pero cuando en das recientes asisti a un banquete de la asociacin de gobernadores en la Casa Blanca, no particip en la reunin de trabajo del da siguiente con el presidente y regres a San Juan, sin que hasta ahora se haya obtenido una respuesta sobre lo que motiv su ausencia.

Episodios de falta de transparencia como esos fueron ms que superados cuando en su mensaje sobre el estado del pas el martes pasado omiti toda referencia directa a la solicitud que estaba haciendo para la multiplicacin de impuestos sobre las propiedades inmuebles. Sin embargo, el pedido estaba en la pgina 48 del plan fiscal que someti ese mismo martes al filo de la medianoche.

El documento dice que se aumentar la tasa del impuesto en ms del 40 por ciento y que se computar, no a base de precios constantes como se hace en Puerto Rico, sino a base de los precios corrientes de mercado- lo que multiplica muchas veces el tributo a pagar. Pero el plan no incluye clculo alguno sobre cmo se fundamenta la expectativa de recaudo, ni datos sobre el sector de la vivienda que resultara afectado.

Las cifras ms recientes del Bur del Censo de EEUU indican que en Puerto Rico casi el 70 por ciento de las viviendas 1.127.000- estn ocupadas por familias que son dueas de sus residencias, pero la inmensa mayora de estas son casas pobres. De hecho, el propio Bur del Censo calcula que el 62,5 por ciento de las familias sobrevive con menos de la mitad de lo que hace falta para enfrentar los gastos ordinarios y el 87 por ciento gana ese mnimo o menos.

Tal como est planteada en el documento, la reforma tendra el efecto de poner a pagar impuestos altos a prcticamente todas las viviendas, lo que al combinarse con la falta de ingresos suficientes de sus dueos, pone en peligro de desahucio a cientos de miles de familias. El documento publicado no hace indicacin alguna de que se vayan a tomar providencias para mitigar la situacin de los desplazados, ni medidas preventivas para atender los problemas de salubridad pblica que pueda crear una masa de familias sin hogar.

El documento tampoco muestra un plan sobre lo que se hara con el inventario de cientos de miles de viviendas confiscadas por falta de pago de impuestos, ni cmo los gobiernos de los municipios podran venderlas para allegarse dinero.

La informacin se hace pblica a la vez que el propio gobierno anunci que la Asociacin de Constructores de Puerto Rico ha concertado con la empresa de bienes races Bisnow la celebracin este mes, en Miami, de un evento para mercadear este pas como las nuevas Islas Caimn del Caribe. El gobernador mismo ser orador en el evento.

El comunicado de prensa cita al presidente de la Asociacin de Constructores, Ricardo lvarez Daz, elogiando al gobernador Rossell y explicando que las reformas que impulsa proveen instrumentos para fortalecer nuestro esfuerzo de atraer inversin externa en un rea con gran potencial como es Miami.

Mientras tanto, la situacin general de oposicin en el pas a las medidas de empobrecimiento se sigue concentrando en torno a la Universidad de Puerto Rico, a la que se quitara el 30 por ciento del dinero que se le asigna, lo que las propias autoridades acadmicas advierten que sera hacerla colapsar. En cambio, el gobierno ha decidido darle la oportunidad de que busque dinero de otras fuentes.

A finales del mes pasado, pararon nueve de los once recintos y los estudiantes, profesores y empleados administrativos llevaron miles a una marcha hasta el Capitolio y el Palacio de Santa Catalina, sede de la gobernacin. Al cierre de esta crnica, estaban comenzando de nuevo las asambleas de los estudiantes de los diversos recintos del sistema universitario y ya se est difundiendo en las redes sociales #EsaHuelgaVa.

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/183855



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter