Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2017

En el Museo de la Polica en Bogot, Miguel Angel Beltrn sigue siendo un guerrillero de las Farc

Construccin de Paz


Miguel ngel Beltrn fue, durante aos, conocido por el pas como el guerrillero Jaime Cienfuegos. En el Museo Histrico de la Polica Nacional todava aparece la foto de Miguel ngel Beltrn expuesta al lado de la del Mono Jojoy, Cuchillo y Douglas, entre otros grandes criminales. A pesar de que fue absuelto de todas las acusaciones, el ao pasado, el museo de la Polica lo sigue sealando de ser alias Jaime Cienfuegos, integrante de la Comisin Internacional de las Farc, y cercano al desaparecido Ral Reyes. Su imagen esta en una sala que muestra las operaciones ms relevantes de capturas derivadas del intercambio de informacin.

El caso de este socilogo, investigador y profesor de la Universidad Nacional de Colombia empez en 2009, cuando fue capturado en Mxico mientras realizaba estudios, y deportado a Colombia. La Fiscala General de la Nacin lo acus de ser alias Jaime Cienfuegos, presunto coautor de los delitos de administracin de recursos relacionados con actividades terroristas, concierto para delinquir agravado y rebelin. Estuvo preso hasta el 2011, fue absuelto por el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Conocimiento de Bogot. La Fiscala y la Procuradura impugnaron la decisin, y el Tribunal Superior de Bogot revoc parcialmente la sentencia absolutoria el 14 de octubre de 2014, hecho por el que fue capturado de nuevo. En total, pas cuatro aos en la crcel, adems fue destituido de su cargo como profesor universitario, por orden de la Procuradura. El ao pasado, la Corte Suprema de Justicia determin que la captura de Beltrn no fue legtima, pues las evidencias para detenerlo se hallaron en el computador de Raul Reyes. Esa recoleccin de informacin fue ilegal, segn el Alto Tribunal, al producirse fuera de territorio colombiano por parte de autoridades que no contaban con facultades de polica judicial, las cuales se apartaron de la Constitucin Poltica, segn la sentencia. Esto hace que toda su captura haya sido ilegal.

Hasta que la Corte lo absolvi, para el pas Miguel ngel dej de ser el socilogo y profesor universitario y termin convertido en Jaime Cienfuegos, el guerrillero. Su captura caus incluso celebraciones. lvaro Uribe, presidente en ese entonces, la anunci diciendo: en Mxico se acaba de capturar a uno de los terroristas ms peligrosos de la organizacin narcoterrorista de las Farc. Y esa idea, de ver a Beltrn como un guerrillero, se qued grabada en la mente de muchos. Su foto en el museo de la Polica, quizs, es una constancia de eso.

La primera que vio la foto de Miguel ngel fue una de sus sobrinas. Ella haba ido al museo en una visita planeada por el colegio. Todo en el recorrido pareca normal hasta que llegaron al stano. All, en un cuadro que expone los operativos ms relevantes, encontr dos fotos de su to y un texto que deca: en coordinacin con autoridades de Mxico, se logr la deportacin del subversivo Miguel ngel Beltrn Villegas alias Jaime Cienfuegos, integrante de la Comisin Internacional de las FARC, esta persona ejerca como profesor de la Universidad Autnoma de Mxico.

Eso de la Polica es cuento viejo. El es absuelto de todos los cargos en primera instancia. La apelacin dura tres aos y durante ese tiempo esa fotografa en el museo de la Polica sigue apareciendo. En segunda instancia el Tribunal confirma la absolucin respecto al cargo de terrorismo y solamente lo condena por rebelin y en ese contexto nos vamos a la Corte Suprema de Justicia, y all sigue como la gran captura. La Corte determina que es ilegal todo el trmite desde el momento mismo en que se ordena la captura. Ese gran operativo que celebran, que conmemoran en ese museo es absolutamente ilegal, segn la decisin de la corte. No obstante sigue apareciendo en el museo dice David Albarracn, el abogado de Beltrn.

El Museo Histrico de la Polica, en el centro de Bogot, es abierto al pblico y gratuito. En promedio recibe 600 personas cada da entre estudiantes, extranjeros y transentes, segn uno de los policas que sirve de gua. La mayora de la gente va con la intencin de ver el stano, all est todo lo relacionado con Pablo Escobar, y las fotos de Miguel ngel. Para el abogado, esa foto hace parte del dao inmaterial respecto a la honra y el buen nombre de Beltrn, adems, servir como prueba dentro del proceso de reparacin administrativa y simblica a Beltrn. El defensor cree, sin embargo, que nada lograr reparar el dao. En las circunstancias de Miguel ngel, cmo lo exhibieron no va a haber forma nunca de repararlo realmente. Habr formas de indemnizacin econmicas y forma simblicas de reparacin, pero jamas se va a deshacer ese dao, es algo que va a quedar para toda la vida, dice Albarracn.

Yo al principio me sorprend. Dije: es el colmo. Luego pens que as es el tratamiento que recibe uno, porque sigue con el estigma, con el peso del sealamiento. Es muy fuerte esa persecucin, el hostigamiento permanente. En lo personal eso es una afectacin porque mucha gente ve eso y queda la duda: si fue absuelto por qu sigue all, dice Beltrn. Las afectaciones, dice l, van ms all del tiempo que pas en la crcel. Tienen que ver tambin con cmo se ha construido una imagen suya, para la opinin pblica, de una persona que le ha hecho dao a la sociedad. Yo fui a una universidad pblica, y un estudiante tom la palabra y me seal, me dijo que yo reclutaba estudiantes, y eso para mi fue muy doloroso. Yo le dije que no, que estaba mal informado, que yo haba sido absuelto por el aparato judicial, pero l estaba convencido que no, que yo haca parte de eso. Yo he pensando mucho en las razones que llevaron a esa persecucin que uno siente que prcticamente busca la aniquilacin, lo nico es que no me mataron. Pero en todos los planos yo sent un acoso permanente, dice Beltrn.

La polica no dijo mucho al respecto de la foto de Beltrn. Ante la pregunta de por qu esa imagen segua ah s Beltrn estaba absuelto, el Mayor Humberto Aparicio, quien est a cargo del Museo, respondi por telfono: escuchndola lleg a la conclusin que lo mejor es hacer esta entrevista personalmente. Yo la llamara a usted, no se preocupe. Hasta el momento de esta publicacin su llamada no lleg. Pero un subintendente que tambin trabaja en el museo cont que las modificaciones del stano se hicieron hace unos tres aos aproximadamente, pero que igual las salas estn en constante actualizacin. Todo es segn la orden que emitan los altos mandos de la polica, dijo. Un sealamiento de este tipo resulta casi lapidario pues desmentir estas versiones resulta imposible. El de Beltrn no es el nico caso. Muchos todava creen que los jvenes vctimas de los falsos positivos de Soacha no fueron a recoger caf, como dijo el expresidente Uribe en su momento. A pesar de todo, Beltrn ha llegado a la conclusin de que el gran ganador de este caso el pensamiento crtico, pues se demostr que ser disidente no es ser delincuente. Por ahora Beltrn y su defensa estn dando dos peleas: una con la Procuradura, para que lo restituyan como docente; y la otra, que est por empezar, tiene que ver con que su reparacin. Pero ms all de mi situacin est la estructura de este pas, de lo que es este rgimen poltico que criminaliza, estigmatiza y no perdona, y lo pienso no porque yo sea responsable, por el contrario, fui absuelto, pero en trminos de lo que puede ser un posconflicto. No hay disposicin para la reconciliacin. Y lo que me ha pasado mi, tengo la certeza, le va a pasar a muchos de las personas que tomaron la decisin de dejar las armas y asumir la vida poltica, dice Miguel ngel.

Fuente original: http://pacifista.co/en-el-museo-de-la-policia-en-bogota-miguel-angel-beltran-sigue-siendo-un-guerrillero-de-las-farc/




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter