Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2017

Beneficios para los agentes del Estado
Una violacin de los derechos humanos?

Camilo E. Umaa
Razn Pblica


Los beneficios

Como resultado de los acuerdos con la guerrilla de las FARC, en la Ley 1820 de 2016 se establecieron beneficios para los agentes del Estado que han cometido crmenes relacionados con el conflicto armado. Entre estos beneficios, la nueva Ley ofrece:

La renuncia a la persecucin penal;

La libertad anticipada, transitoria y condicionada;

La privacin de la libertad en unidades militares o de Polica;

La eliminacin de la responsabilidad disciplinaria, fiscal y administrativa; y

El apoyo gratuito en la defensa judicial.

Uno de los argumentos para apoyar estas medidas ha sido la igualdad en el trato a las partes del conflicto: si a la guerrilla se le concede la amnista, a las Fuerzas Militares se les debe conceder un trato especial, simultneo, equilibrado y equitativo.

Algunos se opondrn a esto argumentando que se debera tratar con ms benignidad a las Fuerzas Militares por su dignidad y funcin; otros dirn que, por el contrario, su responsabilidad es mayor precisamente en virtud de los deberes, las facultades especiales y la dignidad que traicionaron con sus acciones.

Sea cual sea la posicin de cada uno, cuando se trata de responsabilidad y de conceder beneficios jurdicos existen unos principios mnimos que deben ser respetados independientemente del equilibrio, del contexto histrico o de la posicin que cada quien defienda.

No ser juzgados

Uno de los tratamientos penales especiales que se les ha otorgado a los agentes del Estado es la renuncia a la persecucin penal, que extingue la responsabilidad penal, y de paso la disciplinaria, fiscal y administrativa. Con esto se favorecen aquellos agentes del Estado procesados, condenados o sealados de haber cometido delitos con ocasin del conflicto armado.

Estas medidas no cobijan a quienes han cometido alguno de los delitos graves indicados en una lista incluida en la Ley 1820 de 2016 (los cuales de todas formas podrn ser objeto de libertad si llevan presos cinco aos o ms), ni a quienes cometieron delitos no relacionados con el conflicto armado o que atentan contra el servicio y corresponden al fuero militar.

Existen unos principios mnimos que deben ser respetados independientemente del contexto histrico.

Segn estas disposiciones, en virtud de la aplicacin de los beneficios, y a instancias de la Sala de Definicin de Situaciones Jurdicas de la Jurisdiccin Especial para la Paz (JEP), se eliminarn los antecedentes del beneficiario y se permitir el reintegro de los agentes a sus puestos de trabajo, siempre que no hayan cometido los delitos mencionados y no hayan estado involucrados en casos de homicidio, trfico de armas, concierto para delinquir o cualquier otro delito que tenga una pena mnima de cinco aos o mayor.

Verdad, justicia, reparacin y no repeticin vs. beneficios penales

Estos beneficios no han sido llamados amnista, pero tienen grandes similitudes con esta figura y en cierto modo sobrepasan sus lmites.

La amnista ha sido vista con recelo por los tribunales de derechos humanos porque puede llevar a la impunidad. No obstante, esta es una de las figuras ms aplicadas tras la terminacin de conflictos. Si las amnistas son cada vez ms utilizadas, pero, a la vez, menos autorizadas por el derecho internacional, qu camino se puede seguir?

Para responder esto debe tenerse en cuenta que la figura de la amnista se ha transformado. Ha dejado de ser una medida de perdn y olvido para convertirse en un mecanismo que intenta promover la responsabilidad frente a la sociedad con la peticin de perdones y el reconocimiento de lo ocurrido, la verdad y la reparacin con la revelacin de los hechos ocurridos en el conflicto y el hallazgo de las personas cuya suerte se desconoce, as como las garantas de no repeticin a travs de acciones como la entrega de armas o el relevo en posiciones de poder.

En otras palabras, las amnistas son hoy en da un mecanismo condicionado al avance en la proteccin de los derechos de las vctimas y la restauracin de la sociedad. Estos procesos deben ser realizados legalmente, con objetivos esencialmente restauradores, guiados por principios democrticos y por una autoridad competente que no haya estado involucrada en el conflicto.

En este sentido, los derechos humanos no prohben las amnistas o los beneficios punitivos, sino solo aquellas disposiciones que no garantizan los principios mnimos mencionados y que, por consiguiente, son ilegales a la luz del derecho internacional y de los derechos humanos.

Sin verdad y sin reparacin

Los beneficios que establece la Ley 1820 de 2016 no eximen a los agentes del Estado del deber de verdad y reparacin. Sin embargo:

Por otra parte, como ya se ha dicho, la concesin de los beneficios depende de ciertos requisitos, como que el delito en cuestin haya sido cometido con ocasin del conflicto armado. Pero, cmo se podr caracterizar el contexto del delito si se renuncia a toda forma de investigacin?

En el caso de unas lesiones graves, por ejemplo, cuando un agente del Estado lesione a una persona y sta quede por ms de noventa das en cama (por una golpiza en un control policial, un enfrentamiento en una protesta o una diligencia judicial practicada con violencia), cmo podemos determinar si se trat de una afrenta relacionada con el conflicto si no investigamos qu ocurri y no determinamos las condiciones de tiempo, modo y lugar de los hechos?

Ahora bien, si la Sala llegara a entender alguno de los ejemplos mencionados como un delito asociado con el conflicto armado, el agente en cuestin podra ser reintegrado al servicio en la institucin de la que haca parte porque no habra cometido un delito que los excluya de este beneficio. En ese caso, podemos esperar que el agente del ejemplo sea apto para seguir ejerciendo el mismo cargo que tena? Es deseable que se le entregue un arma y un uniforme? Qu pasa si tiene que patrullar de nuevo las calles por donde transita su vctima? Qu efectos puede producir esto en la comunidad? Violacin del derecho internacional?

Es claro que el derecho internacional considera inadmisibles las disposiciones de amnista y prescripcin que eliminan toda responsabilidad, as como cualquier institucin jurdica que pretenda impedir la investigacin y la sancin a los responsables de violaciones graves de los derechos humanos. La renuncia a la persecucin penal para agentes del Estado, tal como fue definida por la Ley 1820 de 2016, cruza ese lmite.

El hecho de que se impida la investigacin de las acciones realizadas por agentes del Estado que sean sealados de una conducta delictiva con ocasin del conflicto armado impide el establecimiento de la verdad judicial en torno a los hechos, as como la reparacin y la justicia para las vctimas: en estas condiciones, no podran acudir ante una autoridad judicial con el propsito de iniciar investigaciones serias, imparciales e independientes de los delitos cometidos contra ellas.

Considerando lo anterior, si se analizan las medidas que cobijarn a los agentes del Estado a raz de los acuerdos con las FARC, es claro que muchas de ellas sobrepasan los lmites que deben respetarse en la concesin de beneficios. Los beneficios punitivos o incluso la innovacin en materia penal no estn proscritos por los derechos humanos, todo lo contrario. Sin embargo, los beneficios no pueden exceder el reproche, porque de lo contrario seran o bien un acto de autoamnista o incluso podran llegar a propiciar nuevos delitos si las vctimas son sometidas a la jurisdiccin de una persona que fue condenada por haberlas ultrajado.

En otras palabras, los beneficios son medidas positivas que permiten que la responsabilidad pueda ser asumida por los culpables en condiciones menos severas que las que se imponen normalmente, pero no deben convertirse en una forma de evadir la sancin a las conductas dainas para la sociedad.

Cuando se habla de la necesidad de dar un alivio a los agentes del Estado, debe tenerse en cuenta que no existe mejor desahogo que depurar el sector pblico removiendo de las instituciones a los responsables de delitos. Cuando se habla de la necesidad de apoyar la funcin del Estado, debe recordarse que no hay mejor defensa que unas instituciones fuertes, que tengan la capacidad de aplicar justicia de manera seria, respetuosa y restauradora de los vnculos sociales perjudicados por el delito.


 

Camilo E. Umaa, Abogado, candidato a PhD en Criminologa de la Universidad de Ottawa y candidato a doctor en Sociologa Jurdica de la Universidad del Pas Vasco. Profesor universitario.

Fuente original: http://www.razonpublica.com/index.php/economia-y-sociedad/10074-beneficios-para-los-agentes-del-estado-%C2%BFuna-violaci%C3%B3n-de-los-derechos-humanos.html?utm_source=MadMimi&utm_medium=email&utm_content=La+dejaci%C3%B3n+de+armas+de+las+FARC%3A+incertidumbre+y+retrasos&utm_campaign=20170306_m137972849_La+dejaci%C3%B3n+de+armas+de+las+FARC%3A+incertidumbre+y+retrasos&utm_term=Camilo+Uma_C3_B1a



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter