Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2017

Segn datos oficiales, entre 2015 y 2016 el pas vivi la peor recesin de su historia
Un golpe a la economa de Brasil

Eric Nepomuceno
Pgina 12

El ao pasado el PIB brasileo sufri un bajn del 3,6 por ciento. El ministro de Hacienda de Temer, Henrique Meirelles, dijo que lo de 2016 es como mirar por el retrovisor. Pero los analistas se muestran escpticos.


Ahora, ya no se trata de un argumento utilizado tanto por los defensores del gobierno de Michel Temer, surgido gracias a un golpe institucional que destituy a la presidenta Dilma Rousseff, como de sus crticos: datos oficiales divulgados ayer confirman que entre 2015 y 2016 Brasil vivi la peor recesin de su historia.

Al confirmarse que el ao pasado el PIB brasileo sufri un bajn del 3,6%, y que por primera vez desde 1996 todos los sectores de la economa, sin excepcin, retrocedieron, las frases optimistas emanadas del equipo econmico en los ltimos das perdieron fuerza y espacio. Es verdad que ayer el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, trat de inyectar algn nimo en los mercados, diciendo que lo de 2016 es como mirar por el retrovisor y que ya a fines del primer trimestre, con toda seguridad, la recuperacin econmica ser visible y palpable.

Analistas independientes y consultores del mercado financiero se mostraron bastante escpticos frente a esa posibilidad. A menos que Meirelles disponga de informacin ultra-hper-secreta que no puede revelar, no existe razn alguna para esperar por ese resultado, dijo uno de ellos a la emisora de radio CBN, de las organizaciones Globo, defensora a ultranza del golpe del ao pasado.

Por ms que el resultado fuese esperado, la confirmacin oficial tuvo el efecto de una ducha de agua fra sobre todos los segmentos econmicos. Analistas del mercado dicen que la recuperacin de la economa ser mucho ms difcil de alcanzar de lo que prevean sus propias proyecciones, para no mencionar las del gobierno, que adems vive una turbulencia de proporciones igualmente formidables.

En 2015, la retraccin del PIB ya haba sido muy elevada, 3,8%. Al confirmarse que por ocho trimestres consecutivos la economa encogi, la nica comparacin posible se da con la recesin observada en 1930 y 1931, como reflejo de la crisis norteamericana de 1929. En aquellos aos considerados negros, sin embargo, el retroceso del PIB fue de, respectivamente, 2,1 y 3,3%, muy inferior al de ahora.

Otro dato que hace con que el optimismo del gobierno de Temer carece totalmente de base: en el tercer trimestre de 2016, la cada del PIB haba sido de 0,7%. Fue cuando el hablante Henrique Meirelles asegur que el cuarto y ltimo trimestre ya mostrara recuperacin. Bien: en lugar de recuperacin, lo que hubo ha sido un retroceso an mayor, de 0,9%.

Un aspecto que impact a los analistas fue que en dos segmentos de la economa, industria y servicios, el resultado negativo super las peores expectativas. Las inversiones, por su vez, retrocedieron 10,2%, dejando claro que en este punto est uno de los ms serios problemas del muy conturbado cuadro econmico brasileo. Un dato que preocupa al gobierno, por sus efectos negativos sobre la opinin pblica, es el empobrecimiento de la poblacin. Desde 2014, ltimo ao del primer mandato de Dilma Rousseff, el PIB per cpita se desplom 9,1%, lo que llev el consumo familiar a disminuir 4,2% el ao pasado.

El cuadro, pese a lo esperado, corroe parte esencial del discurso poltico del gobierno de Michel Temer. El discurso de que la destitucin de la presidenta Rousseff significara el retorno de la confianza y, como consecuencia, el retorno de las inversiones fue claramente desmentido.

Los grandes medios de comunicacin, a su vez, pilares esenciales del golpe institucional, aseguraban, a lo largo de las ltimas semanas, que pese a la gravedad de la situacin, haba indicios claros de que la economa reaccionaba. Bueno, reaccion desplomndose de una vez.

Tampoco el discurso de la herencia maldita recibida por el vice elevado a titular gracias al golpe institucional tampoco se sostuvo: crece, en la opinin pblica, el convencimiento de que desde el primer da de 2015, inauguracin de su segundo mandato presidencial, Dilma Rousseff, pese al montn de equvocos cometidos en su poltica econmica, fue duramente saboteada por la Cmara de Diputados presidida por el actual prisionero Eduardo Cunha.

Hasta dos medios de comunicacin se encuentran con serias dificultades para justificar cmo medidas propuestas por la entonces mandataria y duramente rechazadas por los diputados ahora son vistas como llaves de la salvacin nacional. Se hace muy difcil ocultar que el golpe, armado en 2015 por los dos grandes aliados vencedores el PMDB de Michel Temer y el PSDB del senador Acio Neves y del ex presidente Fernando Henrique Cardoso y concluido en 2016, no trajo de regreso ni la confianza del mercado, ni las inversiones, principalmente del sector privado. Con relacin al empleo, hubo una fuerte expansin, empujando a millones de familias que, con Lula, haban ascendido a la clase media, de regreso a la pobreza.

De los 38 pases que divulgaron los resultados de su economa en 2016, y que juntos significan 81% del PIB mundial, Brasil ha sido el nico que retrocedi. Hasta la conturbada Grecia logr crecer: 0,3%. Resultado pifio, es verdad. Pero, al fin y al cabo, positivo.

Si a ese cuadro se suma la nica cosa que verdaderamente se expandi muchsimo desde el triunfo del golpe - los escndalos de corrupcin - se entender la potencia y el alcance de la turbulencia que sacude a Brasil.

Los prximos das prometen nuevas y fuertes emociones. En cualquier momento empezarn a gotear los nombres de los denunciados por corrupcin. Entre los ms sonantes estn los ministros cercanos al presidente, polticos de todos los partidos aliados y, por si fuera poco, Michel Temer.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/24418-un-golpe-a-la-economia-de-brasil


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter