Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2017

Nuestra guerra olvidada de cada da

Homar Garcs
Rebelin


Nos hallamos sin quererlo (y, gran parte de la humanidad, sin saberlo al detalle) en medio de una guerra continua, planeada, promovida, financiada y protagonizada de distintas formas por el imperialismo gringo y sus socios capital-militaristas de la OTAN. El objetivo estratgico central de tal guerra no es otro que el de alterar la realidad geopoltica de diversas regiones de nuestro planeta, como ya se esbozara y pusiera en prctica durante la presidencia de George W. Bush respecto al Medio Oriente y el papel que le correspondera ejercer al sionismo en esta conflictiva regin.

Por eso no debe sorprender a nadie que el imperialismo estadounidense haya recurrido a tcticas abiertamente terroristas, luego de las invasiones a Afganistn, Irak y Libia, patrocinando -junto al rgimen israel y la monarqua medieval de Arabia Saudita- la conformacin del denominado Daesh, una agrupacin de mercenarios supuestamente islamistas, que ha cometido todo tipo de crmenes de lesa humanidad y, aun as, se le encubre mediticamente hacindolos ver que combaten a un rgimen opresivo en territorio sirio, al cual habra que derrocar de cualquier modo para salvaguardar la democracia y los derechos humanos, lo que se complementara con la agresin saudita al pueblo de Yemen.

Adems de estos hechos visibles, dicha guerra se libra asimismo en el plano econmico, reflejndose en las crisis que agobian a una porcin creciente de naciones, incluyendo a EE.UU., y las polticas xenfobas y racistas implementadas por algunos gobiernos europeos, cerrndoles las puertas a millares de personas que migran de sus pases de origen en bsqueda de una vida mejor, en muchos casos, vctimas de los conflictos fomentados por las grandes corporaciones poltico-empresariales que rigen el sistema capitalista. Esto tiene sus consecuencias directas en la percepcin que tenga la poblacin en relacin a sus gobiernos, incitndola a escoger como alternativa a sus problemas a polticos y empresarios que planteen soluciones en el marco de los programas o planes neoliberales

No debiera extraar, ni obviarse, que esta inusual guerra se apoye en las estrategias de manipulacin diseadas por los acaudalados conglomerados del entretenimiento y de las comunicaciones al servicio del imperio global, las cuales paulatinamente han estado imponiendo en sus naciones (lo mismo que en las nuestras) la realidad de una sociedad asustada, vctima del miedo generado por un terrorismo, generalmente carente de rostro, el cual podr ser identificado -en cualquier momento y en cualquier latitud- con el rostro de quien decidan los poderes hegemnicos. Es una guerra olvidada cada da, gracias al impacto producido por los medios de informacin que resaltan problemas que afectan en lo inmediato a cada persona y, en otros casos, amortiguada mediante el cine y la televisin.

Vista la humanidad en conjunto, nos hallamos envueltos en una guerra con un propsito muy claro: destruir -a gran escala- los diferentes avances obtenidos por la humanidad en materia poltica y social, de manera que ella se resigne a cumplir el rol, simplemente, de dcil masa trabajadora y consumidora, incrementando de esta forma las arcas de sus explotadores capitalistas y vindose obligada a sacrificar buena parte de los derechos sociales y laborales alcanzados en los ltimos cincuenta aos, sin que la motive otra aspiracin que la de poder sobrevivir.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter