Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2017

Los plsticos necesitan ayuda

Pblico


Durante muchos aos los plsticos han sido un subproducto de la industria petrolfera con dos graves problemas. Producen una variedad de residuos muy engorrosos y difciles de tratar, a diferencia de los residuos del papel, vidrio y metal. Y se fabrican en infinidad de formulaciones cuyo efecto sobre el medio ambiente y la salud puede ser peligroso, como las que contienen bisfenol A que se usan en revestimientos de latas de conserva. As no podemos seguir, reconocen todos los organismos, desde la ONU al Foro de Davos.

La industria de estos materiales necesita hacer tres cosas principales: abandonar el petrleo, dejar de producir tantos residuos intratables y fabricar solamente formulaciones que no sean peligrosas para la salud. La ruta de los plsticos hacia la sostenibilidad, visto lo anterior, no va a ser fcil.

Y aqu es donde entramos nosotros, los ciudadanos, que no podemos dar un paso sin tropezarnos con un producto plstico, desde la carcasa de la lavadora al bibern del nio. Qu podemos hacer para ayudar a que los plsticos se encaminen hacia la sostenibilidad? Pues ms cosas de las que pensamos. He aqu algunas:
Dejar de usar bolsas de supermercado desechables. Utilizar en su lugar bolsas de la compra de las de toda la vida o carritos. Hay que tener en cuenta que est prximo a su publicacin un decreto que prohbe las bolsas de plstico gratuitas e incrementa el precio de las que se cobran, que ahora es muy bajo (5-10 cntimos).

No abandonar nunca plsticos fuera de su contenedor correspondiente, que es el amarillo de envases ligeros. As nos aseguramos de que estos materiales pasan por un correcto proceso de reciclaje o al menos que no terminan en la playa ms cercana o formando parte de las inmensas islas de plstico que ensucian mares y ocanos. Se calcula que dentro de unos aos habr ms plstico que peces en los ocanos.

En general, intentar evitar comprar plsticos desechables. Eso no es fcil, desde luego. En el mercado, preferir los envases de vidrio, papel, tela o metlicos a los plsticos. Las legumbres o el arroz en una bolsa de plstico pueden ser una opcin razonable, pero se deben rechazar los sobres de plstico con lonchas de embutido. No solo el producto sale ms caro que si compras a granel, sino que adems evitas el riesgo de transmisin de aditivos plsticos potencialmente peligrosos a la carne.

Si puedes elegir, elige productos elaborados con bioplsticos. Tienen diversas denominaciones, pero todos coinciden es estar fabricados con materias vegetales (o algunas animales, como las plumas de los pollos). Por cierto, ten cuidado con los plsticos biodegradables. Si te olvidas una bolsa de este material en un armario, descubrirs que se convierte en una especie de polvo impalpable difcil de limpiar.

Intenta reducir tus compras de ropa con contenido plstico. Estudios recientes muestran que el lavado de tejidos sintticos en lavadora libera al ambiente grandes cantidades de micropartculas de polister y acrlicos, que terminarn en los fondos marinos. Otra fuente de partculas plsticas son las microesferas plsticas que contienen algunos cosmticos.

Hasta ahora todo lo que hemos dicho es evitar, reducir y huir de los plsticos. No tienen un lado mejor? Pues s, y pueden tenerlo mucho mayor que el actual. Por ejemplo, envases de bioplstico completamente inocuos (es decir, sin ftalatos, bisfenol A y otros componentes potencialmente txicos) pueden ser de gran ayuda en la lucha contra el desperdicio de alimentos. Tambin podemos imaginar coches elctricos muy ligeros fabricados a base de materiales plsticos. Hay todo un mundo de posibilidades para que los insostenibles plsticos dejen de serlo.

Fuente: http://blogs.publico.es/ciudadano-autosuficiente/2017/03/07/los-plasticos-necesitan-ayuda/

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter