Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2017

Viaje sorpresa de los saudes a Iraq: por qu ahora?

Ali Mamouri
Al Monitor

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


El pasado 25 de febrero el ministro saud de Asuntos Exteriores Adel al-Jubeir hizo una visita sin anunciar a Bagdad para tratar de restablecer las hace tiempo rotas relaciones con Iraq, quiz con la vista puesta en el papel que Arabia Saud puede desempear en la regin una vez que haya sido derrotado el Estado Islmico (EI).

Esta visita es la primera que hace un alto cargo saud desde 1990, cuando el entonces ministro de Exteriores Saud al-Faisal fue a Bagdad con el rey Fahd para asistir a la Cumbre rabe. Arabia Saud envi a su embajador, Thamer al-Sabhan, a Iraq por primera vez en junio de 2015 tras 25 aos de interrupcin de relaciones diplomticas. Sabhan, sin embargo, abandon Bagdad el ao pasado a peticin del gobierno iraqu y no haba sido sustituido.

Jubeir afirm que su pas nombrar pronto un nuevo embajador en Iraq y que desea establecer diferentes grados de relaciones econmicas con Iraq. Arabia Saud desea establecer unas relaciones especiales con Iraq y hay voluntad de trabajar juntos en la guerra contra el terrorismo, afirm Jubeir durante una conferencia de prensa con su homlogo iraqu, Ibrahim al-Jaafari.

No obstante, la pregunta pertinente es por qu se ha tardado tanto. Qu hizo esperar a Arabia Saud todos estos aos desde el derrocamiento de Sadam Husein en 2003 para establecer unas relaciones y una cooperacin especiales con Iraq en la guerra contra el terrorismo?

Por qu este reino no adopt una postura similar en el momento que Iraq ms necesitaba la ayuda de los pases vecinos cuando los grupos yihadistas se extenda por todo el pas entre 2005 y 2007, y cuando el EI se hizo con el control de una tercera parte del territorio iraqu y Bagdad estuvo a punto de caer en 2014?

Puede que Arabia Saud est haciendo planes para el periodo posterior al EI y trate de extender su influencia en Iraq para contrarrestar la enorme influencia iran.

El acercamiento saud a Iraq se produce en el contexto del deseo del gobierno estadounidense de reducir el papel de Irn en Iraq. Segn declaraciones de la Oficina de Informacin de la Casa Blanca, el presidente estadounidense Donald Trump habl por telfono el pasado 10 de febrero con el primer ministro iraqu Haider al-Abadi acerca de la amenaza que Irn representa para toda la zona.

Trump critic la poltica de su predecesor, Barack Obama, de permitir que Irn extienda su influencia al tweetear Irn controla rpidamente cada vez ms de Iraq, incluso despus de que Estados Unidos haya despilfarrado 3 billones de dlares ah.

El secretario de Defensa estadounidense James Mattis ha calificado a Irn de el mayor Estado patrocinador del terrorismo del mundo. Pocos das antes de la visita de Jubeir Mattis visit Iraq, donde afirm durante su reunin con Abadi: Venimos aqu a apoyar a Iraq y a insistir en que continen las relaciones y el apoyo en el periodo posterior al EI.

Abadi se mostr seguro cuando dijo a Mattis que no hay fuerzas extranjeras luchando en territorio iraqu (en referencia a la presencia militar iran) y aadi que solo hay asesores, pero las fuerzas iraques son las nicas que luchan y logran las victorias.

Louay al-Alawi, director de la oficina del ministro de Exteriores iraqu, afirm que la visita de Jubeir comport discusiones referentes a cuestiones de seguridad regional, terrorismo y la situacin de Siria y Yemen, as como la postura de Iraq respecto a estos pases y sus relaciones con Irn.

La visita de Jubeir se produce cuando Iraq est haciendo un gran esfuerzo para mejorar sus relaciones con los pases vecinos. El primer ministro turco Binali Yildirim tambin visit Bagdad en enero.

Segn declar a Al-Monitor una fuente de inteligencia que prefiri permanecer en el anonimato, Abadi encarg a aparato de inteligencia iraqu mejorar las relaciones en la regin.

Saoud al-Rayyes, director del diario saud Al-Hayat, opina que la visita a Iraq de un alto cargo poltico saud como Jubeir es muy significativa. [Arabia Saud] est tratando de devolver a Iraq a su medio rabe, despus de que Irn haya intentado establecer un muro entre l y sus hermanos rabe s. Y aada: No obstante, algunos sectores no desean ver a Arabia Saud entrar en Iraq, aquellos que todava estn controlados por Irn y tratan de sabotear las relaciones de Iraq con sus vecinos rabes, especialmente Arabia Saud.

En la misma lnea Qais al-Khazali, jefe de la milicia respaldada por Irn Asaib Ahl al-Haq, afirm que Jubeir haba visitado Bagdad para expresar su preocupacin por el importante papel que desempean las Unidades de Movilizacin Popular (PMU, en sus siglas en ingls) y su futuro.

La visita de Jubeir tambin ha tenido mucha importancia en trminos del papel de Iraq en Siria. Hay indicios de que a Estados Unidos le gustara dar a Iraq un papel en la lucha contra el EI tambin en territorio sirio.

El 24 de febrero Abadi orden a las fuerzas areas iraques atacar emplazamientos del EI en Husaybah [Iraq] y en Abu Kamal, dentro de Siria, segn unas declaraciones de la oficina del primer ministro, que seal que la operacin se haba llevado a cabo con xito.

El portavoz del Pentgono, el capitn Jeff Davis, confirm los ataques areos dentro del territorio sirio y afirm que Estados Unidos haba suministrado la informacin para llevar a cabo los ataques.

Tanto en Iraq, como en Arabia Saud y Estados Unidos existe el inters comn de neutralizar el papel de las milicias chies afiliadas a las PMU para impedirles que vayan ms all del territorio iraqu y avancen los intereses iranes en la zona.

El ao pasado Abadi fusion todas las milicias de las PMU en una institucin oficial de seguridad controlada directamente por l e integr a las milicias sunnies en las PMU para crear un equilibrio poltico, evitar la influencia iran e impedir que estas milicias lleven a cabo misiones militares fuera del marco oficial del Gobierno iraqu.

Aunque las PMU accedieron a operar bajo el mando de Abadi, algunas milicias afiliadas a Irn no ocultaron su descontento con algunas de sus polticas e indicaron que no estn obligadas a cumplir sus rdenes ms all del territorio iraqu.

Seyed Ali al-Yaseri, secretario general del grupo paramilitar Saraya al-Khorasani y conocido por su lealtad absoluta a Irn, afirm en una entrevista televisada el 24 de febrero: El Estado iraqu no nos financiaba. Es cierto que somos una brigada dentro de las PMU, pero tambin tenemos otras tres brigadas fuera del marco del gobierno iraqu. Luchan ah donde es necesario, ya sea en Siria, en Yemen o en otro lugar.

El intento de Arabia Saud de introducirse en Iraq depender del resultado de las elecciones en Iraq a principios de 2018. Si Abadi contina como primer ministro iraqu otro mandato, los saudes tienen posibilidades de influir en Iraq, al menos en las zonas sunnes, pero si un candidato respaldado por Irn obtiene el cargo de primer ministro es poco probable que los saudes logren ese objetivo.

Traducido del rabe al ingls por Sahar Ghoussoub.

Ali Mamouri es director del la seccin Iraq Pulse de Al-Monitor, adems de investigador y escritor especializado en la zona. Fue profesor en universidades iranes y ofreci seminarios tanto en Irn como en Iraq. Ha publicado varios artculos referentes a cuestiones religiosas en ambos pases y a las transformaciones en la sociedad y al sectarismo en Oriente Prximo.

Fuente: http://www.al-monitor.com/pulse/originals/2017/03/saudi-iraq-iran-us-jubeir-abadi.html

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter