Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2004

La intervencin de Bush en las cuentas de Pinochet

Juan Francisco Coloane
Paralelo 21


Si hay una faceta que la administracin republicana que ocupa la Casa Blanca necesita fortalecer es aquella de su imagen internacional. Esta vez el caso de las cuentas de Pinochet y el ofrecimiento de intervenir en la investigacin le ofrece un buen blsamo para una recuperacin. Aunque es probable que Bush no lo necesite. Segn los ltimos anlisis ( P. Krugman, NYT, G. Younge, The Guardian) la administracin del Presidente Bush cuenta con altas chances de ser reelegida.

Este sorpresivo involucramiento de la Casa Blanca en la investigacin de las cuentas de Pinochet en el Banco Riggs que es parte de una investigacin mayor de lavado de dinero, llevada a cabo por el Senado de los EEUU, beneficia en un momento oportuno a la desprestigiada poltica exterior estadounidense. Las declaraciones del Presidente Bush de poner su empeo personal aparecieron en una mayora de medios en los EEUU. El Miami Herald, el NYTimes, Gainesville Sun , Forbes, W. Post. Pusieron el acento en la gestin que hara Bush para que el asunto se investigara a fondo, y en que el Presidente chileno es un socialista. Pinochet una vez ms involuntariamente tendindole una mano a sus ex patrones republicanos - los que le ayudaron al golpe del 11 de septiembre de 1973-.

Desde otro ngulo, es un golpe meditico con beneficios para ambos lados, para Bush y Lagos, pero a la larga hay que preguntarse dnde est el riesgo y para quin. Los riesgos por lo general son para el que tiene ms que perder o para el ms dbil. En este caso es Chile y su poltica exterior, que se hace cada vez ms dependiente del contexto poltico que genera una administracin ampliamente desprestigiada en el mundo.


El factor sorpresa: clave en las guerras

La administracin est en guerra y nada mejor que divulgar la noticia de un posible fraude de un ex dictador del tercer mundo, en un momento en que se est jugando la reeleccin.

Es curioso que Bush proclame con vehemencia descubrir la verdad sobre los dineros de Pinochet, en circunstancias que l tiene pendiente una gran tarea de reparacin de la verdad y justicia con la invasin a Irak. Cuando se est en guerra y se acerca una fecha decisiva como una eleccin presidencial, es cuando todo cuenta y es tambin cuando del ms sumido centro del poder surge lo ms recndito de su repertorio.

Una vez ms la opinin pblica o el conocimiento pblico es el punto afectado. Las preguntas ms obvias. Por qu se sabe ahora? Se saba antes y quines conocan de esta investigacin?. Cuntos funcionarios ms del rgimen militar podran estar involucrados. Algunos de ellos podrn ser personeros de la UDI y de RN. ? Las cuentas referidas son la punta del iceberg, o el caso termina all ?

Las cuentas emergen como tema poltico de estado, as como sucedi con el arresto de Pinochet en Londres que tom a medio mundo por sorpresa. Ese medio mundo se preguntaba pero cmo que nadie saba en los rangos militares para prevenir el arresto. Al final la respuesta ms recurrente ante una falla de Estado mayor, consisti en que el ex general era porfiado. Estamos frente a otra falla de estado en el Estado chileno?

Con el caso de las cuentas del Riggs ya se pulsa en forma anticipada, que el pblico conocer muy poco, y lo peor, que la gente no se enterar de quines saban de estas cuentas en Chile y lo estaban ocultando. La investigacin del Senado estadounidense estalla ahora por la relevancia del personaje involucrado, pero es altamente sospechoso que estalle justo ahora en un momento decisivo sino crtico en los procesos polticos de ambos pases.

El gran prestigio de un pequeo pas, ayudando al gran pas desprestigiado.

El capital de prestigio internacional acumulado por Lagos no es novedad, pero ahora se convierte en una arma meditica poderosa al ofrecerle a una desprestigiada administracin republicana, la posibilidad de reivindicar una parte de su imagen internacional. Cuando Bush aparece con Kofi Annan y con otros jefes de estado en un mundo en estado de crisis, en general la sensacin es de que de all poco nuevo o bueno podr surgir. De la reunin Bush-Lagos, aunque para Europa no tuviera relevancia, se poda esperar alguna idea ms optimista. Aunque la precariedad que vivimos da a da en Chile lo desmiente, Chile parece ser un solace de tranquilidad, en un mundo en un estado muy crtico.

Involuntariamente o no, esto no se sabr, el caso chileno, o circunstancialmente Lagos, le ha tendido una mano a Bush en un momento crtico de su presidencia.

Es notable como los medios nacionales ms inclinados a Lagos, se concentraron en analizar en el cmo Pinochet todava gravitaba en la poltica nacional, y no estimularon al pblico plantearse la posibilidad de que haya sido un montaje meditico en un asunto en donde ambas presidencias salen beneficiadas.

En la imagen de Bush prometiendo al mundo llegar al fondo de la verdad con los dineros de Pinochet, pocas veces la Casa Blanca haba tenido una oportunidad ms clara de propagar una imagen de estar haciendo el bien, y sobretodo con un presidente que es socialista, cuestin que remarcaron todos los medios que se leen en los EEUU.

Estaban ligados Pinochet, Bush y Lagos en su hora ms brillante, involuntariamente o calculadamente. Nunca se sabr. Ahora s que la derecha se convencer de que la personalidad internacional de Lagos es quizs el escollo infranqueable para derrotar a la Concertacin, en estas elecciones y en las presidenciales.

En este sentido, la reciente condecoracin del Gobierno de Chile al saliente Embajador de los EEUU en Chile, se instala en las imgenes con curiosa simetra, y adquiere una relevancia desconocida.

El mundo global es cada vez ms interdependiente -dicen los salmos de la poltica vigente- pero al mismo tiempo es cuando la gente menos sabe de lo que est sucediendo. A veces uno se pregunta si esto importa, dado que este tipo de cosas continuarn ocurriendo igual, aunque la gente las conozca .

Especial de Paralelo 21
Radio Universidad de Guadalajara, Mxico
www.radio.udg.mx




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter