Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2017

Regreso a Alepo
Un legado desperdiciado y el costo de la reconstruccin

Fehim Tastekin
Al-Monitor


La destruccin de la parte oriental de Alepo comenz cuando los grupos armados de oposicin ampliaron sus batallas a los barrios histricos. El ejrcito respondi con armas pesadas. Ambos se acusan mutuamente de provocar los daos.

Los edificios pblicos al sur de la fortaleza fueron destruidos con explosivos colocados en los tneles. El Hotel Carlton fue el primer edificio importante en ser destruido. El Frente Islmico se atribuy la responsabilidad y public las fotografas. El popular restaurante Biroya, situado frente a la fortaleza, est parcialmente destruido. La oficina de seguridad del Estado que haba junto a l se haba convertido en la sede de Jabhat Fatah al-Sham [los antiguos Al Nusra, nota del traductor]. An hay decenas de bombas de gas natural denominadas armas del demonio a su alrededor. Un tnel en el interior del edificio se conecta con la fortaleza. Este tnel fue utilizado el 12 de julio de 2015 para hacer estallar las paredes de la fortaleza. Las oficinas del gobierno y de la Cmara de Industria, construida por los franceses, fueron destruidas de la misma manera.

Entre los edificios destruidos estn la Mezquita Husrev, Jan al-Wazir, el edificio de la justicia, la escuela Al-Shaibani, Nahasin, los baos Yalburga al-Masra, Mihmandar y las mezquitas Kenali y Zawiya al-Sayadieh, el hotel Far-Zamania y el mercado Sarraf.

El Hotel Baron siempre ha sido el preferido de los turcos, siempre han mostrado inters en l i sigue en pie. Fue construido por la familia armenia Mazlumian de Malatya en 1911, cuando se cansaron de moverse para evitar las matanzas. Fue sede de todo el trfico militar y diplomtico durante el colapso del Imperio Otomano y el nacimiento del estado sirio. Nombres que influyeron en el siglo 20, como Ataturk, Cemal Pasha, Gamal Abdel Nasser, Charles de Gaulle, Theodore Roosevelt, Pier Paolo Pasolini, Agatha Christie y Lawrence de Arabia se alojaron en l. El ltimo propietario del hotel, Armen Mazlumian, muri en enero pasado. Ese magnfico hotel todava est en pie, pero ya queda muy poco de su antigua grandeza.

Camin lentamente por las calles laterales, con sus magnficas estructuras ahora en su mayora en ruinas. Habl con el residente Abu Ahmed, que dijo: "Yo no abandon mi casa. No tengo dinero; No poda salir. Los grupos armados ocuparon estas partes. Ellos son los culpables de la destruccin. Fueron apoyados por Turqua. Nos arruinaron".

Se confirm, sin embargo, que el ejrcito haba utilizado armas pesadas.

Entonces, quin fue el responsable de la destruccin? Abu Zaid, otro residente, dijo: "En primer lugar, los grupos armados. Si no hubieran venido, no habra pasado nada aqu. Hemos tenido fuertes enfrentamientos. El ejrcito utiliz armas pesadas, pero no aqu. Aqu no utiliz bombas de can".

Mezquita de los Omeyas: de una ilusin a escombros

Termin mi visita a la fortaleza y sus inmediaciones y volv a Mezquita de los Omeyas, donde el presidente de Turqua, Recep Tayyip Erdogan, tena la esperanza de asistir a las oraciones del viernes despus de la conquista de Alepo. La destruccin de esta mezquita - que ocupaba los sueos de "neo-otomanos"- comenz con sus majestuosos jardines. Despus de que la oposicin armada captur la mezquita, su pared noroeste fue destruida en 2012 y su minarete en 2013. El patio ahora se asemeja a una zona de combate, lleno de barriles y sacos de arena y de piedras. El flanco oriental de la mezquita era una verdadera lnea de combate con posiciones de tiro.

El techo del cercano mercado de Medina cercana est derrumbado. Algunos de sus 13 kilmetros de calles, que una vez tuvieron 22 zonas comerciales, son un laberinto de pasillos oscuros. Las tiendas estn vacas, ninguna tiene puertas o ventanas. Pero todava se ven en su interior explosivos y armas en muchas de ellas.

Le pregunt al investigador Kemal Al Cafa quin era el responsable de toda esta destruccin sin sentido. "El ejrcito no hizo uso de las bombas de can y aviones contra de la ciudad vieja", respondi. "Al principio, los grupos armados estallaron bombas en tneles para capturar la zona. Eso caus mucho dao. Ellos utilizaron 500 kilos de explosivos para hacer estallar el hotel Carlton. Tuvimos 13 de estas explosiones principales. Los rebeldes utilizaron sus armas del infierno contra el ejrcito. Sus objetivos eran todos los lugares histricos".

Alepo Este: un fantasma aterrador

Los barrios evacuados por los grupos armados de oposicin en el marco del nuevo proceso iniciado por Irn, Rusia y Turqua tienen signos inequvocos de fuertes batallas. He recorrido Bustan al-Qasr, Shaar, Tariq al-Bab, Messer, Fardion y Salahuddin para observar el despilfarro de un legado. Estos son los barrios que estaban constantemente en el mundial de noticias con imgenes de la explosin de las bombas de can, de nios que sufren una agona desgarradora y personas que trataban de sobrevivir. Los funcionarios estatales tienen una respuesta preparada: "Ellos estaban disparando cohetes desde estos barrios hasta el oeste de Alepo, donde vivan ms de 2 millones de personas. Esos cohetes mataron a 11.000 y dejaron 60.000 heridos".

En Bustan al-Qasr ves barricadas improvisadas construidas con las carcasas de camiones y autobuses quemados. En una de estas barreras incluso utilizaron un autobs de dos pisos.

En este barrio, un estilo de vida conservador prevalece. Se ven muchas mujeres con atuendo islmico. Shaar, Bab al-Hadid y Bab al-Nairab eran antiguos bastiones de los Hermanos Musulmanes. El gobierno podra culpar a los combatientes extranjeros y sus patrocinadores financieros externos por el levantamiento, pero no se puede descartar la rebelin de base social. La rebelin de los Hermanos Musulmanes, que fue aplastada en 1982 con una increble prdida de vidas, se repiti con la participacin de las nuevas generaciones. La principal causa de la revuelta fue la pobreza en los barrios pobres de la ciudad, que crecieron con la migracin de las zonas rurales.

No fue tan difcil de obtener la lealtad de las personas pobres que necesitan el dinero procedente de los pases del Golfo a los mini-emiratos creados por organizaciones islamistas.

Umm Khatice, una mujer en Bustan al-Qasr, dijo que su familia nunca dej su casa y viva en la miseria desde hace cinco aos, que sufre hambre. "Nosotros fuimos los que moramos de hambre, no los grupos armados. Esos matones confiscaron los suministros de socorro, los repartieron entre sus partidarios o los vendieron. Muchas personas no tenan ms remedio que unirse a ellos para sobrevivir ", dijo.

Una pareja de ancianos en Bustan al-Qasr nos invit a su casa. La mujer dijo que cuando los hombres armados llegaron a su barrio, ella y su marido tuvieron que pasar a los dormitorios de la Universidad de Alepo, donde vivieron durante cinco aos.

Ahora han regresado a lo que queda. "Quitaron las puertas de mi casa", dijo el marido. "Hice una puerta de madera y el cartn lo utilizo para cubrir las ventanas. No tenemos agua, electricidad o calefaccin. Le pregunt cmo podan vivir as. La anciana dijo,"tenemos nuestro hogar. Es suficiente."

En Shaar, muchos edificios fueron arrasados por los bombardeos areos. Todas las calles se vieron afectadas. El trabajo de eliminar los escombros est comenzando lentamente.

Me encontr con profunda ira contra Turqua. Cuando la gente oy que era turco, sus actitudes se endurecieron. La pregunta que ms o fue: "Por qu Turqua nos hizo esto?"

Tambin visit la Zona Industrial Jibrin, donde se asentaron las personas evacuadas de Alepo oriental. Los rusos estaban distribuyendo alimentos. Haba unos pocos hombres en el campo, pero no eran jvenes. La gente no quiere hablar de su vida bajo los grupos armados. Puede ser que tengan parientes todava all o con los grupos. Me dijeron que las personas se unieron a los grupos armados por los sueldos mensuales de 50 y 100 dlares. Dos hombres de mediana edad me dijeron que estaban trabajando en una fbrica de productos de cuero en Sheikh Najjar. Que los grupos armados desmantelaron la fbrica y lo vendieron en Turqua. Otro hombre dijo que sufrieron hambre y sed bajo el bloqueo, pero los que accedieron a unirse a los grupos armados vivan bien. Tambin dijeron cmo los grupos armados no permitan a los civiles abandonar la zona bajo el bloqueo del gobierno, e incluso dispararon contra los que queran salir.

El dueo de una fbrica dijo que si se garantiza la seguridad tendr su planta lista para producir de nuevo en un mes. Casi todo el mundo con quien habl me dijo lo mismo, "S, hemos sido destruidos, pero lo levantaremos y reconstruiremos." Eso es una ilusin? Realmente no. Quienes estn familiarizados con Alepo conocen su gente como trabajadora, productiva y decidida.

Reconstruccin costosa

Sin embargo, para reconstruir algunos de los tesoros histricos ser muy difcil, si no imposible. La reconstruccin de las zonas residenciales de forma simultnea con los tesoros histricos requiere un esfuerzo extraordinariamente amplio y costoso.

Funcionarios sirios se estn preparando para la reconstruccin, pero an no han compartido sus planes con el pblico. Habr planes separados para las zonas histricas y los distritos residenciales. De acuerdo con Mamun Abdulkerim, director de antigedades y museos de Siria, los funcionarios estn en contacto con la UNESCO y la Fundacin Aga Khan. Me sorprendi escuchar que ya han iniciado programas de formacin en Beirut para los que van a trabajar para restaurar monumentos histricos.

Abdulkerim era sincero en la estimacin de la cantidad de las antigedades daadas que pueden restaurar: "No puedo ofrecer una evaluacin optimista de que todo est bien. No, es un desastre. Ms de 1.500 estructuras histricas fueron daadas". Por ejemplo, el 70% del bazar histrico est daado y entre el 30% y el 40% no se puede recuperar. "Alepo est en la lista del patrimonio mundial. No se puede actuar de manera arbitraria o hacer lo que se quiera. Necesitamos miles de millones de dlares para Alepo porque el dao est ms all de su imaginacin", dijo.

Se habla de la construccin de una nueva ciudad en el este de Alepo para aquellos que perdieron sus viviendas. Hay incluso rumores de que ser China quien lleve a cabo tal empresa. Un funcionario me dijo: "Naturalmente, esto ser hecho por nuestros amigos que no nos abandonan durante la guerra. No creo que haya un papel para Turqua . La gente va a amotinarse contra una decisin de este tipo".

Dada la extensa destruccin en todo el pas, la reconstruccin tardar un tiempo considerable. No se sabe an qu parte de la obra en s Siria puede pagar. Pero, sin duda, una reconstruccin exitosa ayudar a preservar el legado del pas.

No hay divisin sectaria

Hay algunas ventajas para Siria. Al contrario de los persistentes anlisis que se hacen desde el extranjero, el pas no est dividido. A pesar de las campaas sectarias y enfrentamientos con yihadistas financiados con el dinero que recibieron del Golfo, los sirios no estn divididos en lneas sectarias. No hubo divisin sectaria entre el ejrcito sirio y el pueblo, como algunos dijeron. Cuando se observa atentamente la dinmica interna, se puede ver que no era una guerra entre alauitas y sunitas o cristianos y musulmanes. Slo en Homs, cuando comenzaron los enfrentamientos, se hicieron ataques sistemticos por sunes contra chies alauitas, cristianos y desencadenan una divisin sectaria, pero eso fue de corta duracin.

Alepo es el mejor ejemplo de que esto no es una guerra sectaria. Al menos seis personas notables religiosos sunitas murieron en Alepo porque rechazaron un levantamiento armado. Otras figuras religiosas sunitas estaban constantemente amenazadas por no unirse a la guerra. La cuestin ms molesta para los soldados en el frente de Alepo es si son o sunitas o alauitas. Nada irrita a los sirios tanto como esta pregunta.

Por lo que pude ver, Assad es ms popular hoy en da que antes. Por supuesto, esta popularidad no cubre la totalidad de su rgimen. De acuerdo con los burcratas, polticos y ciudadanos con los que habl en Alepo y Damasco, el sistema est sumido en la corrupcin y el soborno y no puede sobrevivir por mucho tiempo. La gente querr ver algunos de los funcionarios gobernantes castigados. El pas ha pagado un precio extraordinario con la guerra y no tolerar a aquellos que se benefician del amiguismo, el nepotismo, la corrupcin y el abuso.

Un profesor de la Universidad de Alepo que pidi el anonimato habl de la influencia de la guerra en la poltica.

"Me opongo al rgimen, pero tengo que admitir Assad maneja bien la crisis. Por el momento, no tenemos otra alternativa para l. Si hubiera una eleccin hoy, obtendra ms del 70% de los votos. Por supuesto, mi crtica al rgimen no ha cambiado. La gente pone sus crticas en un segundo plano temporalmente porque se dieron cuenta el pas estaba a punto de desintegrarse. No era el momento adecuado para ajustar cuentas con el rgimen. Pero cuando la guerra est finalmente terminada, la gente quiere cambios drsticos. El Gobierno es consciente de este estado de nimo y est tratando de cambiar algunas cosas. Tenga la seguridad, nada va a ser igual que antes", dijo.

Un acadmico que se uni a nuestra discusin dijo, "Muchas cabezas rodarn. No hay otra manera".

A medida que al rgimen se le ha dado algn periodo de gracia por sus oponentes, no hay un debate serio sobre la presidencia de Assad y su legitimidad. Lo que tenemos es la oposicin apoyada por naciones extranjeras que sostiene que Assad es el responsable del derramamiento de sangre, y luego los que se identifican con la oposicin interna que incluso ven a Assad como el legtimo como legtimo garante de la integridad del pas.

Dnde estn Irn y Hezbol?

Siria sin duda insistir en que sus aliados en la guerra juegan un papel importante en su reconstruccin. Nadie cuestiona el papel que jugar Rusia. Pero no es lo mismo para Irn, el otro gran aliado. No es difcil de detectar un resentimiento entre las personas e incluso funcionarios del gobierno con la actitud intervencionista de Irn. Muchos sirios prefieren incluso una alianza con Rusia porque creen que Mosc no est interfiriendo en sus asuntos internos. Por otra parte, se me dijo que la actitud prepotente de los iranes molesta especialmente el ejrcito sirio.

Un periodista sirio veterano me dijo que la asistencia de Irn no dar lugar a la influencia iran en la poltica siria. "Hay que entender la estructura poltica de alianzas de Siria. Siria no permitir influencias sobre el pas. Assad est equilibrando a Irn con los rusos y viceversa. Si Irn presiona demasiado duro, se citan las reservas rusas. Si Rusia presiona demasiado duro, Assad a continuacin se refiere a las objeciones iranes".

Curiosamente, malestar sirios con los iranes no se aplica a Hezbol. El lder de Hezbollah Sheikh Hassan Nasrala, no es menos prestigioso en Siria que Assad. En Damasco , Homs y en otras partes - incluso en Alepo, con su identidad sunita se ven carteles de Nasrala por todas partes, y hay afecto generalizado por l entre los cristianos.

En las oficinas del gobierno que he visitado, lo nico que vea eran fotos conjuntas de Nasrala y Assad. Algunas tiendas incluso tienen el retrato de Nasrala pintado en las persianas. Los vendedores ambulantes venden insignias de solapa, encendedores de cigarrillos y carpetas con fotos de Assad y Nasrala. No he visto una sola fotografa de los lderes iranes. Ves iranes en la primera lnea, pero no en los centros urbanos. En resumen, las personas distinguen entre Hezbol e Irn.


Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por Julio Fucik.

Fuente original: http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article2198



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter