Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-03-2017

Cuando la izquierda vota por un banquero

Sebastin Vallejo
El Telgrafo


O bien esta segunda vuelta est desenmascarando a la izquierda, o la izquierda desorientada se crey el cuento aquel del neoliberalismo democratizador. La semana anterior el Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador (PCMLE), y creo que en este punto es importante expandir el acrnimo y enfatizar su calidad de Comunista, Marxistas y Leninista, anunci su apoyo a la candidatura de Guillermo Lasso, el banquero, el neoliberal, la personificacin de un modelo capitalista de acumulacin y segregacin. A la voz de Fuera, Correa, Fuera, el PCMLE argument que tomar la posicin del lado del pueblo, de enfrentar y derrotar al principal enemigo de la Patria y la Democracia, dndole el voto a Lasso.

Las bases sociales, los sindicatos, los movimientos sociales tienen una larga lista de agravios que el gobierno de Rafael Correa ha cometido en contra de ellos. Como ya lo he mencionado antes, los lmites del modelo poltico y econmico desarrollista y poco plural de la Revolucin Ciudadana han alienado a quienes deberan ser los aliados naturales de un proceso que se dice de izquierda. Es decir, no solo que es comprensible su rechazo a la candidatura de Moreno, sino que este debi ser un tiempo de reconstruccin y autocrtica para conjugarse como una verdadera fuerza poltica en el futuro, precisamente para combatir y limitar los avances neoliberales de los prximos cuatro aos.

Sin embargo, la posicin adoptada por el PCMLE contradice lo que debera ser un principio de base de un movimiento de izquierda, ms an uno que se autoproclama Marxista y Leninista. Porque el apoyo a Lasso no presupone la democratizacin del rgimen, si el razonamiento detrs de su apoyo fuera ese. La represin a los movimientos sociales en el Ecuador tiene larga data, y los diez aos de Revolucin Ciudadana no han cambiado esas dinmicas. Pero votar por la derecha, en especial por esa derecha conservadora y, ahora ms claro que nunca, intolerante y violenta, es, no solo es nicamente cambiar el color de la bota, sino tambin perder cualquier tipo de legitimidad ideolgica y poltica como izquierda. Es desperdiciar la oportunidad de reforzar y reposicionar los movimientos, apropiarse de espacios polticos perdidos, retomar discursos. Peor an, es permitir que un gobierno como el de Lasso termine absorbiendo lo que queda de la izquierda organizada.

Y no son los nicos que han adoptado esta posicin. Paco Moncayo se decant tempraneramente por Lasso. Lo siguieron algunos dirigentes del movimiento indgena y luego se sumaron otras voces de la Izquierda Democrtica. Sucumbieron, al final, a esa posicin de Torquemada que asumieron los voceros de Lasso, donde todo aquel que no est con Lasso est atentando contra la democracia. Se est volviendo costumbre que los mejores aliados del capital sean los partidos de izquierda. Podrn regresar de esto? Difcil. Ser su estigma histrico. Perdida estar su legitimidad como representantes de los intereses del pueblo, como combatientes de un sistema burgus que reparte el poder de acuerdo a la capacidad de acumulacin. Es ms, reivindicarn al poder del capital: habrn votado por un banquero. (Y no cualquier banquero, un banquero con una historia nefasta).

La concentracin del poder previo al 2007 fue una de las causas que desencaden en la eleccin de Correa. La reaccin a la pugna de poder histricamente controlado por la burguesa cre un cambio en las relaciones de poder. La visualizacin de estas contradicciones no signific la resolucin de las contradicciones. Si bien no hubo una verdadera democratizacin de la distribucin del poder, las preferencias de las lites fueron reveladas, cuestionadas, creando nuevos discursos y divisiones. La Revolucin Ciudadana nunca busc la transformacin de estas asimetras, pero s cre el momento histrico para cuestionarlas. La izquierda lo est botando a la basura.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/1/cuando-la-izquierda-vota-por-un-banquero



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter