Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-03-2017

Rendicin de cuentas

Aurelio Pedroso
Progreso semanal


Miles y miles de militantes del Partido Comunista de Cuba estn rindiendo cuentas en todo el pas como parte de un proceso de balance anual que realiza la organizacin en sus agrupaciones de base correspondientes a los llamados ncleos zonales.

Estos zonales tienen la caracterstica de estar integrados por hombres y mujeres ya desvinculados de la vida laboral, aunque no pocos continan trabajando habida cuenta de la caresta de la vida y las bajas pensiones o jubilaciones.

Son militantes en los que se encierra la historia de la revolucin cubana. Bajo un mismo techo se sientan a debatir desde los problemas de la comunidad hasta los del propio Partido, el gobierno, el Estado y pas, veteranos de la guerrilla, del combate clandestino en las ciudades, de la lucha contra la insurgencia contrarrevolucionaria en las montaas del Escambray, de la invasin por Playa Girn hasta las guerras libradas por Cuba fuera de sus fronteras.

Para muchos de ellos no se trata de historia, sino de realidad vivida, de sueos que se convirtieron en realidad, y pesadillas que no acaban de terminar en un final feliz ahora que por ley de vida se van desmoronando despus de tanto tiempo vivido. De ah que, del presupuesto para actividades festivas, siempre se tenga en cuenta el fondo correspondiente a la corona floral.

Hombres y mujeres al final del camino ahora sin su lder histrico y ante un panorama que algunos reconocen pblicamente en sus rendiciones, otros lo solapan y los menos, como que no desean ni mencionarlo, tal como el avestruz mete su cabeza bajo el ala ante la proximidad del peligro.

Cualquiera de estos personajes puede testimoniar momentos vividos junto a Fidel Castro o los principales dirigentes revolucionarios. Hacen lo que les pueda facilitar sus ya mermadas fuerzas y viven el da a da como el ms simple y no comprometido ciudadano. Amanecen pendientes de los vaivenes del desabastecimiento, miran con preocupacin la inestabilidad en Venezuela, la salud de Ral Castro y su ya anunciada renuncia a los destinos del gobierno, los casos cubiertos y encubiertos, pblicos o no, de corrupcin, le siguen los pasos a Trump y no alcanzan a visualizar el futuro de su Revolucin. Y no por mermadas facultades de la vista

En cada uno de ellos, la preocupacin es palpable y no quieren que se sea ignorada. Por ello, rinden cuentas y las exigen tambin cruzando los dedos cuando oyen hablar de los 40 pesos para la corona.

Fuente: http://progresosemanal.us/20170310/rendicion-de-cuentas/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter