Portada :: Europa :: Arde Londres, arde Pars
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2005

Se extiende la violencia a 211 ciudades francesas

Yuriria Iturriaga y Agencias
La Jornada


En su primera alocucin pblica sobre los disturbios urbanos que en 11 noches han dejado un saldo de cuatro mil 339 vehculos incendiados, la mayora de ellos la noche del sbado, 800 detenciones y 20 sentenciados a crcel por un ao, el presidente francs, Jacques Chirac, anunci hoy que su gobierno reforzar "todava ms la accin de la polica y de la justicia, ya que la prioridad absoluta es el restablecimiento de la seguridad y el orden pblico".

Los motines, que comenzaron el pasado 27 de octubre en Clichy-sous-Bois, en los suburbios pobres del noreste de Pars -donde la muerte de dos adolescentes provoc la primera reaccin violenta de grupos de jvenes-, se extendieron en diez noches a 211 municipalidades de una docena de departamentos provinciales, que abarcan desde la frontera norte y la costa del Atlnico, pasando por el centro de Pars, hasta localidades del sur, como Marsella, junto al Mediterrneo.

Chirac defini la postura del gobierno conservador luego de insistentes llamados de la oposicin socialista a atender personalmente la situacin en los suburbios (los banlieus), ofrecer disculpas a las familias cuyos hijos murieron el 27 de octubre y anunciar un plan de recuperacin econmica en las 750 zonas suburbanas degradadas de Francia, denominadas "sensibles".

En cadena televisiva, despus de encabezar una reunin de urgencia del Consejo Ministerial de Seguridad Interior, Chirac no dio a conocer un plan especfico para responder a la crisis, pero dijo comprender "tambin que la evolucin de las cosas supone el respeto de cada uno, la justicia y la igualdad de oportunidades y estamos determinados a ir por esa senda y a continuar el esfuerzo en este aspecto".

Al concluir ese mismo encuentro, el primer ministro, Dominique de Villepin, precis que el gobierno conservador responder a la ola de violencia con un refuerzo de 2 mil 300 policas a los mil 300 destacados la semana antepasada en la periferia parisiense. "No podemos aceptar una zona sin ley", dijo De Villepin.

La noche del sbado al domingo es hasta ahora la que ha cobrado el saldo ms alto. Un total de mil 295 vehculos fueron quemados y 312 personas fueron detenidas. Por primera vez en 10 noches, 32 automviles fueron prendidos en barrios de Pars y en los suburbios sumaron 741, la mayor cifra registrada en el rea, en una sola jornada.

La cifra de vehculos incendiados en la provincia fue de al menos 554. Las regiones ms afectadas fueron Eure, Eure-et-Loir, Haut-Garonne y Loir-Atlantique, con lo que la jornada de la noche del sbado al domingo fue la peor hasta ahora.

En 10 das se han registrado 800 detenciones, casi todas temporales. Segn el Ministerio de Justicia, 100 jvenes, la mitad de ellos menores de edad, fueron remitidos a tribunales.

En la localidad de Evry, en los alrededores de Pars, la polica descubri en un edificio abandonado una fbrica de bombas molotov.

Agentes policiales detuvieron en flagrancia a cinco adultos y seis menores de edad, decomisaron capuchas, 60 litros de gasolina, 100 botellas y 50 Molotov listas para ser empleadas.

Cuatro uniformados resultaron heridos en la ciudad de Evreux, en el noroeste de Francia, durante un enfrentamiento con varios jvenes que portaban palos y bates de beisbol. Un centro comercial fue arrasado en esa localidad, normalmente tranquila, de Normanda.

Miembros de la inteligencia policial citados por el diario britnico The Independent dijeron tener conocimiento de que "casi todos" los actos de violencia han sido ejecutados por "pandillas conocidas", con la ayuda de jvenes residentes en las comunidades.

Los expertos de la polica nacional dijeron que desde hace varios das esperaban "ataques relmpago" en barrios de la capital, pero descartaron un "brote serio de violencia" en Pars.

Eso se explica por el hecho de que los grupos que han causado los disturbios prefieren moverse en territorios que habitan y conocen, menos expuestos al arresto policial, segn la inteligencia de la polica.

Grupos de jvenes volvieron este domingo a las calles para incendiar vehculos, pero despus de dos noches de eludir enfrentamientos con los cuerpos antimotines, esta vez chocaron con los uniformados y no esperaron hasta la noche para iniciar sus ataques.

En la localidad de Grigny, al sur de Pars, unos 200 jvenes lanzaron piedras y otros objetos a la polica, pero tambin dispararon con escopetas e hirieron a 34 agentes.

En Toulouse, Nantes, Orleans y Rennes tambin hubo ataques de jvenes de barrios pobres, que dejaron un saldo preliminar de 35 coches y decenas de botes de basura en llamas.

Al cierre de la edicin, en la noche del domingo al lunes, la polica nacional haba contado 839 vehculos destruidos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter