Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2017

Qu significa educar?

Vicente Berenguer
Rebelin


Qu significa educar? Cul es la funcin de los docentes dentro de la educacin? Las respuestas a estas preguntas podran en principio parecer obvias aunque si se reflexiona sobre cmo es el funcionamiento del actual sistema educativo la obviedad no es tanta.

Si atendemos a las bases de los modelos educativos de los distintos pases, que salvo excepciones son prcticamente los mismos, vemos que estos estn basados en unas series de premisas. Por ejemplo, advertimos que una de ellas es que la educacin debe fundamentarse en la respuesta. Esto quiere decir que se transmiten una serie de conocimientos que el alumno debe incorporar. La persona, de este modo, ir adquiriendo una cultura y en definitiva unos contenidos que le sern supuestamente tiles a lo largo de la vida. Conocer la tabla peridica de los elementos, el volcn ms alto de Nicaragua o los ros ms importantes de China es algo muy recomendable y son materias que deben ser enseadas por los sistemas educativos. El problema surge cuando el sistema basa por completo la educacin de los ciudadanos en las respuestas y en la absoluta memorizacin de contenidos y no en la reflexin.

Tenemos una educacin basada en la respuesta y no en la pregunta, y la respuesta es, como decimos, el principal pilar o premisa de nuestros modelos educativos. Se nos ensean contenidos, los memorizamos para posteriormente olvidar muchos de ellos y sin embargo no se nos instruye desde la pregunta. Y es que la pregunta, al contrario de la respuesta, moviliza al pensamiento y lo expande, no lo constrie, posibilitando as que el alumno reflexione y explore posibilidades. Con la respuesta todo viene dado, en cambio, mediante la pregunta, se activa nuestro pensar: no el pensar de los dems sino el mo propio. Tenemos ya pistas de por qu la educacin no se basa en el arte de la pregunta sino en las respuestas, pistas que nos conducen a la conclusin de que el sistema no busca ciudadanos reflexivos con pensamiento autnomo sino todo lo contrario: busca personas sin capacidad para la crtica ni el cuestionamiento. Porque pensar es tambin cuestionar: pensar es no aceptar intelectualmente cualquier idea por el hecho de formar parte de la tradicin, la cultura, la poltica o la religin de una zona. Pensar es reflexionar sobre cualquier cuestin de forma autnoma, es poder realizar un anlisis personal manteniendo la autonoma, y la autonoma y la libertad es algo que no gusta a los poderes fcticos, tanto es as que, como decimos, el que debera ser el pilar educativo -la pregunta- no lo es y en cambio aquello que son aspectos secundarios -como la memorizacin- pasan al primer plano.

No se nos ensea a hacer preguntas, no se nos instruye en el hacernos preguntas para nosotros mismos porque lo que se busca son justamente ciudadanos que no piensen, personas que no expandan sus mentes; justo al revs: se pretende construir seres simples mentalmente y sin capacidad de crtica. La misin de estos futuros adultos dentro de la sociedad no ser pues el cuestionarse todo: el sistema econmico, el tipo de organizacin social, la legislacin, el reparto de la riqueza...no ser esta nuestra funcin sino otra distinta, el aceptar todo aquello que se nos diga ya que los futuros adultos no podrn vislumbrar alternativas a lo fctico debido a que no se les ha enseado ya de jvenes a preguntarse y a pensar sino a dejar de hacerlo. De esta forma el sistema logra fabricar una sociedad que no se cuestiona nada, consigue construir ciudadanos sumisos ya que desde pequeos se nos aparta del arte de la pregunta y por tanto del pensamiento.

Educar es ensear a pensar

Tenemos pues que desde el sistema no se busca fomentar el pensamiento sino lo contrario, que se deje de pensar; y partiendo de estas premisas, de las premisas de una educacin no basada en el pensamiento sino en la mera memorizacin de contenidos el resultado no puede ser otro que unos ciudadanos sin capacidad de crtica y anlisis, ciudadanos que no cuestionarn nada sino que sencillamente aceptarn lo que se les diga y tambin cualquier sistema social injusto.

Pero hemos convenido que educar -o mejor dicho la verdadera educacin- no es simplemente el obligar a memorizar, es mucho ms: es formar a individuos, en efecto, con capacidad crtica y reflexiva, personas que se hagan preguntas, que se cuestionen, ciudadanos creativos que puedan aportar soluciones y conclusiones propias...seres con autonoma que puedan realizar un examen de cualquier situacin y tambin un autoexamen; en definitiva, seres capacitados y libres. Porque pensar, algo que cada vez es menos frecuente, nos hace libres: libres en cuanto a poder elaborar un pensamiento crtico y propio y libres en cuanto a poder desarrollar nuestras capacidades evitando convertirnos as en puros autmatas.

Ser por tanto la responsabilidad y tarea del docente formar al alumno no en la memorizacin -que tambin ser necesario pero nunca el fundamento- sino en la reflexin y en la creatividad, porque estas nos hacen libres. Deber el maestro, s, ser un amigo que colabore y busque la expansin de las mentes de sus alumnos y no su constreimiento, ser un gua que fomente la creatividad y el cuestionamiento; en pocas palabras: alguien que ensee a pensar y por tanto a ser libre.


Vicente Berenguer, asesor filosfico

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter