Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2017

En qu se parecen las leyes de Montoro a los planes de ajuste del FMI

Yago lvarez
El salmn contracorriente


Los planes estructurales impuestos por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a pases como Grecia y las legislaciones que regulan la economa de los ayuntamientos parecen lejanas y diferentes. Pero existen similitudes que demuestran que las dos son recetas de un mismo plan.

Como si se tratara de un plan de salvacin, a principios de 2012, el ministro de Hacienda Cristobal Montoro, recin entrado en el Gobierno y extendiendo la modificacin del artculo 135 de la Constitucin al mbito municipal, aprob la Ley de Racionalizacin y Sostenibilidad de las Haciendas Locales y la Ley de Estabilidad Presupuestaria, conocidas como las Leyes Montoro. Estas leyes no han hecho ms que empeorar la situacin de las administraciones pblicas que han recibido esas ayudas.

Por otro lado, las polticas aplicadas a los pases del sur de Europa por parte de la Troika no son fruto de la casualidad ni del estudio pormenorizado de la situacin de esos pases. Estas recetas son las mismas que se han aplicado a los pases de frica y Amrica Latina en las ltimas dcadas. Los resultados tambin han sido los mismos: empobrecimiento de la ciudadana y de las administraciones pblicas frente al enriquecimiento del sector privado y sobre todo de la gran banca. Esas recetas son ahora aplicadas a los municipios mediante las Leyes Montoro.

El techo de gasto, los recortes y las exigencias de cumplimiento del dficit

Hacienda no permite que los municipios gasten ms de lo que gastaron en el 2012, ao de duros recortes, ms un mnimo incremento relacionado con el crecimiento del PIB. Muchos de esos ayuntamientos han mejorado sus ingresos en los ltimos aos hasta alcanzar supervit en sus cuentas, pero ese techo de gasto establece que los municipios no pueden usar esos recursos en aumentar el gasto social o generar polticas de crecimiento o de creacin de empleo. El ministro de Hacienda obliga a los municipios a gastar ese dinero en amortizar deuda financiera. Adelantar la deuda que se le deben a los bancos. El Ayuntamiento de Madrid ha amortizado de manera adelantada 100 millones de euros en lo que llevamos de 2017, mientras Montoro amenaza al gobierno de Manuela Carmena por superar el techo de gasto en 17 millones de euros a la vez que incrementa el gasto social en ms de 200 millones.

A nivel nacional, vemos como las exigencias del cumplimiento del dficit por parte de Bruselas condicionan los presupuestos del Estado y nuestras polticas. Las polticas adoptadas para cumplir las exigencias del dficit aplicando medidas de austeridad provocan que un ao tras otro fallemos en el cumplimiento de ese mismo dficit y por lo tanto que se nos exijan nuevos recortes ao tras ao. Bruselas exige que Espaa recorte 5.500 millones en los presupuestos de 2017 por no cumplir este dficit.

Tasa de reposicin, imposibilidad de contratar y las reformas del sector pblico

Sin duda, una de las mximas neoliberales siempre ha sido la reduccin del tamao del Estado para dar paso a la gestin privada de lo que hasta ahora ofrecan las administraciones pblicas. Los planes de ajuste estructurales y las reformas del sector pblico aplicados por la Troika a Grecia y otros pases siempre llevan el condicionante de la disminucin del tamao de la plantilla pblica y el cierre o privatizacin de los servicios pblicos para abrir la puerta a las empresas privadas.

En este caso la Ley Montoro funciona exactamente igual. Mediante la tasa de reposicin, con la que se prohbe remplazar el personal funcionariado que se jubila, y la prohibicin de contratar empleados nuevos tienen las mismas consecuencias que los planes estructurales del FMI. Los ayuntamientos se ven imposibilitados para contratar cuando tienen una necesidad de personal y tiene que recurrir a empresas privadas, en muchos de los casos, una opcin ms cara para el contribuyente. Por si fuera poco, hace unos meses Montoro envi cartas a miles de ayuntamientos pidiendo el cierre de empresas pblicas o mixtas, provocando que las administraciones locales sigan decreciendo a base de privatizaciones en favor de las empresas privadas que se reparten el pastel de gestionar esos servicios.

El dinero barato del BCE, los mercados y el Plan de Pago a Proveedores

Har lo que sea necesario para salvar el euro. Esas fueron las palabras que pronunci Mario Draghi, presidente del BCE, antes de repartir miles de millones de euros a la banca privada para que fluyera el crdito a familias y empresas. Pero no fue as, ya que los mercados, que no son ms que el mismo sistema financiero que habamos rescatado, prefiri coger ese dinero del BCE al 0,25% y especular con la deuda y con la prima de riesgo de los pases que pasaban por una dura crisis econmica. Espaa se ha endeudado ms de 400.000 millones de euros en los ltimos aos, llegando a pagar tipos de inters de ms del 6% cuando la prima de riesgo superaba los 500 puntos.

Una vez la prima de riesgo empez a disminuir gracias a que Draghi inund Europa de euros, los mercados se quedaron sin los beneficios que le daba especular con la deuda de esos pases. Pero la Ley Montoro tambin tena una solucin para ello: el Plan de Pago a Proveedores (ppp).

El plan daba la opcin a los municipios a sacar todas las deudas y facturas que tenan en los cajones, muchas de ellas ilegales, y a unificarlas en un mismo prstamos con un banco. De ese modo, los bancos prestaban ese dinero que obtenan del BCE al 0,25% y lo prestaban a los ayuntamientos a tipos de inters entre el 5 y el 6%. Prstamos que por otro lado estn avalados por el Gobierno central, igual que muchos de los prstamos de la banca al BCE, y por lo cual no tienen riesgo alguno ya que el Ministerio de Hacienda paga directamente a los bancos si el municipios no puede pagar sus cuotas del prstamo y acto seguido se lo descuenta de la Participacin en los Impuestos del Estado (PIE).

La soberana cada vez ms lejos de la ciudadana

Todos estas medidas impuestas, ajustes impuestos a cambio de prstamos o la prdida del control sobre sus recursos que sufren tanto los municipios como los estados tienen una consecuencia comn y que responde de igual manera a las mximas capitalistas: la prdida de soberana por parte de la ciudadana.

A cambio de esas ayudas recibidas, los municipios ven como el uso de sus presupuestos, su principal herramienta poltica, se ve engrilletada por las imposiciones de estas leyes. De ese modo se pierde la soberana de hacer polticas locales que puedan cubrir las necesidades de su ciudadana, de la misma manera que los pases rescatados pierden su soberana econmica y se ven imposibilitados para usar su presupuesto en invertir de la mejor manera para poder paliar la situacin que atraviesan.

Los ayuntamientos cumplen, el Gobierno central no

Aunque s existe una diferencia clara entre los ajustes impuestos por la Troika a Espaa y los de Montoro hacia los municipios. Los municipios estn cumpliendo pero Espaa no lo hace. El mismo Gobierno que asfixia a los ayuntamientos para que cumplan los parmetros econmicos antes comentados, sigue fallando a la hora de cumplir las exigencias que llegan desde Bruselas. Mientras los municipios cumplen su techo de gasto y reducen deuda, Espaa no ha conseguido cumplir las exigencias de dficit y sigue incrementando sus niveles de endeudamiento superando el billn de euros, equivalente a un 100% del PIB. No olvidemos que la deuda total de los municipios representa menos del 5% de la deuda total de las administraciones pblicas. Lo que pone ms en evidencia la necesidad de que los municipios -y el Gobierno central- recuperen la soberana que otros organismos superiores les han robado.

Fuente: http://www.elsalmoncontracorriente.es/?En-que-se-parecen-las-Leyes



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter