Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2017

Energa renovable: Invertir la pirmide

Delia Reyes Garca
Bohemia


El pas diversifica sus fuentes energticas para romper la dependencia de los hidrocarburos, reducir los costos en la generacin de electricidad y disminuir la contaminacin ambiental. En la difcil escalada siguen pendientes los precios de la energa elctrica alternativa que estimulen a los productores nacionales, la actualizacin de normas jurdicas, mejoras tecnolgicas y la retribucin a trabajadores; empleo de capacidades industriales hoy subutilizadas y agilizacin de los procesos inversionistas.

Mercedes Cruz Gonzlez comenz a cocinar con biogs hace cuatro aos. Desde entonces, cesaron las preocupaciones por el pago del consumo elctrico. De 500 pesos mensuales bajamos a 50 y todo gracias al biodigestor construido al lado de la cochiquera, a pocos metros de la casa. Es verdad que cost caro, pero nos hemos ahorrado ya unos 21 000 pesos, casi la misma cantidad invertida, asegura la espirituana del municipio de Cabaigun.

Mientras degusta en la terraza de Mercedes una humeante taza de caf, Valentina Sabran, especialista del proyecto internacional BIOMAS-Cuba, asegura que los biodigestores instalados en este territorio benefician a unas 1 500 personas. Adems de producir gas para la coccin de alimentos, la tecnologa permite recuperar los desechos slidos y el agua residual como biofertilizantes. Segn clculos, con su uso dejan de consumirse unos 300 MW/h anuales del Sistema Electroenergtico Nacional (SEN).

Valentina, ucraniana de nacimiento y aplatanada en Cuba, despus de un largo bregar tras los campesinos para convencerlos de las ventajas del biogs, prefiere emplear el trmino diversificacin en lugar de cambio de matriz energtica. A su juicio, el segundo es mucho ms complejo y difcil de alcanzar, porque presupone asimilacin de procesos tecnolgicos, liquidez financiera del pas y tambin mentalidades ms innovadoras.

En tal sentido, transformar la estructura de las fuentes utilizadas en la generacin y el consumo de electricidad, incrementando la participacin de la energa renovable; disminuir la dependencia de los combustibles fsiles y elevar la sostenibilidad medioambiental, reduciendo la contaminacin, estn dentro de los objetivos de la Poltica para el Desarrollo Perspectivo de las Fuentes Renovables y el Uso Eficiente de la Energa para el perodo 2014-2030, trazada por el Estado y el Gobierno, subraya Rosell Guerra Campaa, director de Energa Renovable del Ministerio de Energa y Minas (Minem).

Para alcanzar esas metas, el archipilago tiene un alto potencial de Fuentes Renovables de Energa (FRE), dentro de las cuales son prioridades la construccin de bioelctricas, a partir del empleo de bagazo de caa; los parques elicos y solares fotovoltaicos.

Hasta 2030, segn las previsiones, se instalarn 2 144 MW, lo que incrementar la participacin de estas fuentes en la generacin elctrica, de un exiguo 4.5 por ciento en la actualidad a un 24 por ciento.

En correspondencia con la prioridad que el pas otorga al cambio de la actual matriz energtica, se destinaron a ese fin recursos con un valor superior a los 100 millones de pesos en el Plan de la Economa de 2016. En particular, para produccin de paneles, elaborados por la industria nacional, con destino a la construccin de nuevos parques solares fotovoltaicos (PSFV); preparacin de las inversiones en bioelctricas y parques elicos; construccin de nuevas pequeas centrales hidroelctricas (PCHE), rehabilitacin o modernizacin de las existentes, as como preparacin de las que estn en inversin. Adems, para la produccin de lmparas LED, cocinas de induccin y calentadores solares.

Sacarle chispas a la biomasa

A pocos metros del central Jess Rab, en el municipio matancero de Calimete, se levanta la primera bioelctrica del pas. Un buldcer desbroza la plazoleta de 360 metros cuadrados, donde se depositar el bagazo de caa que alimentar las calderas. El movimiento de tierra comenz hace ms de un ao, pero hemos tenido atrasos por lluvia y rotura de equipos, lo que nos oblig a alquilrselos al inversionista, explica Jos Alberto Garca, ejecutor principal de la obra civil, asignada a la Brigada de Ingeniera No.3 del Grupo Empresarial de Construcciones.

Si bien esta bioelctrica es importante, algunos eslabones quedan sueltos, reconoce Guillermo Torres Hernndez, el inversionista por la Empresa Azucarera Matanzas, del Grupo Empresarial AzCuba. Este proyecto necesita respaldar al constructor. Para evitar mayores atrasos, subcontratamos camiones, buldcer y cargadores al Ministerio de la Construccin (Micons). Otros recursos tambin han faltado.

La instalacin, de tecnologa china y valorada en ms de 64 millones de pesos en moneda total, producir 20 MW, para suministrar al ingenio y al SEN.

La Industria Azucarera, explica Rosell Guerra, cuenta con 470 MW de potencia instalada en 56 centrales, pero la elevada obsolescencia tecnolgica ocasiona baja eficiencia energtica (37.6 kWh/ton de caa molida), mientras con las bioelctricas modernas pueden obtenerse ms de 110 kWh/ton.

AzCuba ha estudiado la instalacin de 19 de esas plantas, asociadas a centrales azucareros, utilizando calderas y turbogeneradores con altos parmetros de presin y temperatura, para ser operadas con biomasa caera (bagazo y otros residuales de la cosecha) y forestal (marab) de las reas cercanas a las instalaciones. Producirn ms de 4 000 GWh/ao y evitarn que continen emitindose a la atmsfera aproximadamente tres millones 700 000 toneladas de dixido de carbono.

En este programa existen inversiones ya en ejecucin como la del Jess Rab y otras en proceso de negociacin, entre estas las destinadas a los centrales Hctor Rodrguez, en Villa Clara, y Ciro Redondo, en Ciego de vila.

La generacin de electricidad a partir de la biomasa caera es de mucha vala para el SEN, el combustible empleado puede almacenarse y utilizarse en el momento necesario, lo que no ocurre con otras fuentes como el viento y el sol, que dependen de las estaciones del ao, el horario del da y las condiciones atmosfricas.

Brisas a favor

De parques elicos no hay quien le haga un cuento a Guillermo Leiva Viamonte, especialista de la Unidad Empresarial de Base de Energa Renovable, subordinada a la Empresa de Ingeniera y Proyectos para la Electricidad (INEL). Conoce al dedillo las exigencias de instalacin: comportamiento del viento a corto, mediano y largo plazo; estudio multilateral del terreno, accesos al sistema elctrico, ocurrencia de eventos meteorolgicos extremos, como huracanes.

A partir de estos datos, se hace la seleccin del aerogenerador. Luego viene el proceso tcnico comercial, es decir, buscar ofertas de los fabricantes, revisar propuestas; analizar los trminos comerciales, si dan crditos, con qu inters, toda esa cuestin financiera que lastra bsicamente el desarrollo de las FRE en Cuba, valora.

En el pas solo se han instalado cuatro parques elicos experimentales, con una potencia total de 11.8 MW. El primero, Turiguan, en Ciego de vila, edificado en 1999 mediante donaciones de la Unin Europea y organizaciones no gubernamentales y que tiene las nicas dos mquinas bautizadas, Persi (Persistencia) y Cori (Coraje); Los Canarreos, en la Isla de la Juventud; Gibara I y Gibara II, en Holgun, construidos mediante crditos comerciales del pas y con seis aerogeneradores cada uno.

Desde 2005, y durante ms de tres aos, se ejecut la Prospeccin y Caracterizacin del Potencial Elico Cubano, que incluy la instalacin de una red de estaciones automticas de medicin, a alturas de hasta 50 metros, en ms de una treintena de zonas del pas, y 12 estaciones meteorolgicas de referencia, con mediciones hasta 100 metros de altura.

Sobre las bondades de los vientos en las zonas nororientales de la Isla no se cansa de hablar el especialista de INEL, quien tambin reconoce no pocas barreras en los criterios de algunas autoridades de la Agricultura y del Turismo sobre el uso del terreno y el impacto ambiental de los parques elicos.

En realidad se extienden por grandes reas, pero ocupan muy poco terreno. Por lo tanto, pueden coexistir tanto con la actividad agrcola como con la ganadera. Dicho sea de paso, est comprobado que al ganado le encanta la sombra de las mquinas elicas, afirma Leiva Viamonte.

La Unin Elctrica (UNE) ha estudiado y se ha propuesto la instalacin de 633 mil kW en 13 parques, con un rendimiento superior al 30 por ciento, los cuales producirn ms de 1 636 GWh/ao y evitarn la emisin a la atmosfera de ms de 1 milln 400 mil toneladas de dixido de carbono.

En la actualidad se encuentran en ejecucin obras como los viales de acceso y el acondicionamiento de la infraestructura portuaria para recibir los componentes de los aerogeneradores, del parque elico Herradura 1, en el municipio tunero de Jess Menndez, que tendr una potencia de 51 MW. Tambin estn en preparacin los otros 12 parques con un total de 582 MW, en Las Tunas, Holgun, Ciego de vila y Guantnamo. De estos, siete en proceso de negociacin con inversionistas extranjeros.

Leiva Viamonte apunta que Herradura I est atrasado, aunque fue anunciado con bombos y platillos, algo se trab y an no est disponible el crdito externo. Y por supuesto, la UNE no va a comenzar un proceso inversionista multimillonario sin garanta de financiamiento para adquirir la tecnologa. Despus tendremos que correr en su ejecucin, pero ahora mismo no estamos en condiciones de adelantarlo, aunque nos duela.

Oculto en los parques

Impagos y desacuerdos en cuanto a precios de la electricidad, vacos legales, atrasos en la ejecucin de obras, entre otros problemas, aquejan al programa de energa solar

 

Con cuidado para no daar las celdas fotovoltaicas, Raimol Prez Ramrez, operador de una mquina de limpieza, va pasando los cepillos rotatorios por la superficie de los paneles solares instalados en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Ronera Central, en el batey del ingenio villaclareo George Washington, municipio de Santo Domingo.

As, afirma el joven, se preservan del moho que desprende la fbrica y mantienen su potencia los 2 750 paneles colocados encima de cuatro de las naves de la ronera. Se trata del primer parque solar fotovoltaico (PSFV) industrial del pas, con una superficie de ms de cinco mil metros cuadrados, inaugurado este ao por la Corporacin Cuba Ron S.A., con la colaboracin de la firma espaola UGAO-AINAIR, a un costo aproximado de dos millones de pesos en ambas monedas (CUC y CUP).

Las ventajas del parque son muchas, tanto para la UEB como para el pas y el medioambiente, argumenta Mayra Guzmn Daz-Villavicencio, especialista de Innovacin. La ronera utiliza en su produccin la energa que este provee durante el da y vende el excedente al Sistema Electroenergtico Nacional (SEN), que gracias a eso deja de emplear ms de 270 toneladas de combustible fsil al ao, lo que representa disminuir tambin de manera considerable las emisiones de dixido de carbono a la atmsfera.

Desde febrero, con la puesta en marcha del PSFV, han entregado al SEN 309.363 MW, es decir, el 60 por ciento de lo generado, y el resto lo han empleado en la industria. Todo marchara viento en popa si no fuera porque la Unin Elctrica (UNE) no les ha retribuido un solo centavo por la energa aportada en estos meses. No han fijado el precio del kilowatt que entregamos, refiere Yamil Garca Caldern, director comercial.

La UNE nos cobra el kilowatt que consumimos a 0.27 centavos, pero quieren pagar la nuestra a 0.14. Tampoco han aceptado deducir lo que aportamos, de los gastos, precisa Csar Augusto Mart Marcelo, director en funciones.

Al parecer, en el empleo de las fuentes renovables de energa (FRE) falta encajar algunas piezas importantes, opina Miguel Castro Fernndez, decano de la Facultad de Ingeniera Elctrica de la Universidad Tecnolgica de La Habana (CUJAE), quien considera que las diferencias entre el pago y el cobro de la energa elctrica estn asociadas a la ausencia de un marco regulatorio actualizado sobre el tema energtico en el pas, pues la ley vigente data de 1975, cuando eran otras las condiciones tecnolgicas, econmicas y medioambientales. Esta, por ejemplo, faculta al Ministerio de la Industria Bsica ya extinto como nico suministrador de electricidad en el pas.

La ausencia de esas bases normativas, tcnicas y jurdicas, pueden desestimular el empleo de las FRE, justo ahora que la direccin del Estado plantea la masificacin de esas fuentes y la apertura a la inversin extranjera para desarrollarlas. Precisamente, por eso debern definirse las tarifas para los productores independientes, argumenta el doctor en Ciencias Tcnicas.

Desde otra perspectiva analiza el tema Guillermo Leiva Viamonte, especialista de la Empresa de Ingeniera y Proyectos para la Electricidad (INEL), quien expone que en 2014 el pas indic estudiar el uso de las tecnologas renovables, pero los directivos no lo entendieron todos de igual manera; algunos quisieron seguir la corriente, sin analizar la factibilidad econmica, y esto no puede ser por embullo o capricho.

Cuando tardan las respuestas

Las manecillas del reloj estn a punto de marcar las 12 del medioda, hora del descanso para los constructores. Pero ninguno se ha movido de su puesto de trabajo. La brigada de Gernimo Ortiz Reyes, mecnico instalador A, est montando las mesas donde se colocarn los paneles del PSFV El Pino, en el municipio cienfueguero de Rodas.

Ellos pertenecen a la Empresa de Construccin de Obras de Arquitectura (ECOA 37) y necesitan recuperar el tiempo perdido por lluvias, falta de hormign, tornillos y otros recursos. La terminacin del parque debi ser en octubre de 2016, pero estas afectaciones obligaron a reprogramarla para diciembre. Empeados en cumplir, sumaron a otros hombres de la misma entidad.

Hay tensin y mucho disgusto acumulado, salarialmente nos hemos visto afectados, estamos trabajando todos los sbados sin retribucin y sigue en el aire la promesa del pago en CUC, manifiestan algunos. Aunque estn contemplados en el sistema de pago a destajo colectivo, desconocen el volumen de trabajo que deben realizar. Manuel Cordero Vzquez, ejecutor de obra, no supo decir cul era la norma de los hombres bajo su mando.

Nuestros salarios siguen bajos, a pesar de que trabajamos duro de lunes a viernes; los sbados hacemos horas extras y no las pagan. Seguimos ganando por las viejas normas del sistema Precons, los cambios que anunciaron no han llegado hasta la empresa. Ya hemos construido cuatro parques, Cantara, ExpoCuba, Cruces, Palmira, y desde el primero nos dijeron que pagaran un estmulo en CUC, pero nunca lo hemos visto, afirma Ortiz Reyes, tambin secretario general del sindicato.

De tales incongruencias abundan Pablo Idalberto Cap Prez, delegado del Micons en la provincia de Cienfuegos, y Freddy Angles, director de la ECOA 37:

Los constructores tienen razn. Esa situacin se ha discutido en el pas, por eso ya comenz a aplicarse un nuevo sistema de pago en el Mariel y en las obras del turismo, que ser necesario extender a las dems. Coincidimos en que el salario debe ser superior, pero siempre respaldado en el presupuesto. Ser una forma de preservar en el territorio la fuerza de trabajo calificada y evitar su xodo hacia el polo turstico de Varadero o el trabajo por cuenta propia, reconoce Cap Prez.

Despus de aos sin cumplir lo prometido, casualmente, ya se aprob el estmulo para El Pino, el prximo a construir en Yaguarama y los que vengan despus. Sin embargo, la noticia no es motivo de alegras, pues est condicionada al cumplimiento del cronograma de ejecucin y la obra est atrasada.

Los constructores de la ECOA 37 han alcanzado una alta especializacin en el montaje de los PSFV; de hecho, la provincia cienfueguera sobresale por tener la mayor cantidad de parques instalados, lo cual se debe, en buena medida, a la tenacidad y esfuerzo de estos hombres. Por qu entonces no retribuirles como es debido, y adems penalizarlos cuando otros son responsables de que no lleguen a tiempo las provisiones que requieren para cumplir los plazos de ejecucin de las obras?

Segn Julio Snchez Gil, director de inversiones de la Empresa Elctrica Cienfuegos, encargada de financiar y controlar la ejecucin del parque El Pino, este debi iniciarse y terminarse en 2015, pero por situaciones de proyectos y completamiento de los suministros, comenz en el primer trimestre de 2016.

De costos, proyectos e industria

 

Los atrasos en el cumplimiento del cronograma de ejecucin del primer PSFV en el municipio de La Sierpe, Sancti Spritus, fueron eliminados y hasta se logr anticipar algunos das la puesta en marcha. Terminar fue una meta alta, pero lo logramos, asegura Gonzalo Gonzlez Cristi, ingeniero civil, encargado del diseo y quien estuvo todo el tiempo a pie de obra.

Pero algo preocupa al tambin especialista de la Empresa Elctrica de Sancti Spritus. La potencia de este parque es de 1.3 MW y el costo deba rondar los tres millones de pesos en las dos monedas; sin embargo, debieron desembolsar cuatro millones 400 000 pesos.

Esa diferencia est asociada a los altos precios por el movimiento de tierra, las transportaciones y el hormign que factura el Micons. Si se comparan los gastos para adquirir la tecnologa importada y su puesta en marcha con los costos internos, son casi iguales, cuando debera ser al revs, analiza el ingeniero.

Segn Rosell Guerra Campaa, estn en operacin 21 PSFV en nueve provincias y en el municipio especial de Isla de la Juventud, con una potencia total de 35 MWp; se erigen otros seis y se prepara la construccin a corto plazo de una treintena ms. Adems, se labora en la instalacin de 1 000 sistemas de bombeo de agua con paneles solares en vaqueras, como parte de un programa que prevn continuar en 2017.

Para el ao que comienza tambin tienen proyectado instalar paneles solares fotovoltaicos en cubiertas, es decir, en los techos de fbricas, almacenes y otros centros. Esta modalidad tiene las ventajas de no utilizar tierras que pudiera necesitar la agricultura y de eliminar las prdidas elctricas por distribucin. Este programa tendr gran prioridad y ser necesario tomar medidas para que los plazos de ejecucin se acorten, pues vienen siendo ms extensos que lo establecido, puntualiza Guerra Campaa.

Con la vista puesta en las potencialidades industriales de Cuba para multiplicar el empleo de la energa solar, el directivo del Minem subraya el aporte de la Empresa de Componentes Electrnicos Ernesto Che Guevara, que radica en Pinar del Ro y fabrica paneles, sistemas de bombeo y alumbrado fotovoltaicos, y equipos electrnicos que se utilizan el panel como fuente de energa.

Cabe destacar agrega el salto en la calidad y en el nivel de produccin que ha venido experimentando en los ltimos dos aos esta industria, cuya capacidad se prev incrementar, con el objetivo de respaldar el programa solar fotovoltaico.

Adicionalmente, la industria cubana cuenta con la fbrica de calentadores de agua de tubos al vaco RENSOL de tecnologa china, ubicada en Morn, Ciego de vila, con una capacidad de produccin que pudiera alcanzar los 18 mil calentadores anuales; as como otras dos donde se producen molinos a viento IMECA y la EMBA en las provincias de Artemisa y de Granma, respectivamente, las cuales tienen posibilidades de manufacturar l 800 molinos al ao, de establecerse tres turnos de trabajo.

Sin embargo, sostiene Guerra Campaa, estn subutilizadas por diferentes causas y desperdician capacidades productivas que le ahorraran importaciones a la economa nacional.

Ms vieja que Matusaln

La energa hidrulica, o hidroenerga, es la tecnologa ms antigua empleada en obtencin de electricidad. Una quinta parte de la que se produce a nivel mundial tiene ese origen.

Segn Conrado Moreno Figueredo, profesor titular del Centro de Estudios de Tecnologas Renovables de la Cujae, en Cuba el uso de la hidroenerga como fuente de generacin elctrica data de principios del siglo XX, cuando se pusieron en explotacin pequeos aprovechamientos hidroelctricos, entre los que figuran la pequea central hidroelctrica del ro Guaso, en Guantnamo, con una potencia de 1 800 kW; San Blas, en Cienfuegos, con 2 000 kW; Piloto, con 295 kW y San Vicente, con 71 kW, ambas en Pinar del Ro, y Barranca, en Granma, con 200 kW. A pesar de los aos de explotacin, todas funcionan.

All por las serranas

El empleo de la energa hidrulica tambin mejora la vida de los lugareos

 

Despus de casi una hora por caminos zigzagueantes, al fin divisamos la comunidad de Manantiales, en el corazn del Escambray villaclareo. Al llegar, vemos a una decena de nios que juegan en el amplio portal de la tienda y a dos mujeres que mantienen una fluida conversacin junto al mostrador:

-Ojal podamos ver la novela esta noche dice la primera.

-Mija, acurdate de que la mquina no puede arrancar tanto tiempo responde la segunda.

De tanto en tanto miran al cielo, como tratando de adivinar el prximo chubasco.

Para llegar a la minihidroelctrica que suministra electricidad a este poblado hay que recorrer varios kilmetros por un angosto camino que desciende hasta la ribera de la presa Jibacoa y luego cruzarla en bote, hasta donde se encuentran instaladas dos turbinas. Una de estas, del tipo Peltn 16, fabricada en la empresa Planta Mecnica, est rota hace aos y el local que la resguarda se halla en psimas condiciones constructivas. Por suerte, instalaron otra en 2007, tambin Peltn, vertical de cuatro chorros, de procedencia italiana, dice su operadora Odalis Caldern Villa.

Esta mquina est aislada del SEN y alimenta a las 44 viviendas de la comunidad, pero cuando hay sequa no puede generar corriente elctrica de manera continua, solo trabaja unas horas en la maana y al atardecer, explica Odalis.

La escasez de caudales, o estiaje, tambin afecta a otras pequeas centrales hidroelctricas (PCHE) ubicadas en las serranas. En el pas existen 147 en funcionamiento, de las cuales 113 suministran electricidad a zonas aisladas, fundamentalmente en reas de montaa, y 34 estn conectadas al Sistema Electroenergtico Nacional (SEN).

Segn Rosell Guerra Campaa hasta la fecha se han rehabilitado 19. Se destaca la central Hanabanilla, la mayor de Cuba, con una potencia de 43 MW.

En el artculo Cuba 100 % con energas renovables, de Conrado Moreno Figueredo, doctor en Ciencias Tcnicas y profesor titular del Centro de Estudios de Tecnologas Renovables (Ceter), de la Cujae, se afirma que no est en explotacin el potencial hidroenergtico en presas y embalses, ubicados en 232 sitios de Cuba, con una potencia estimada de 97.43 MW.

El investigador aconseja comenzar la produccin de picoturbinas hidrulicas (menos de 1 kW) dirigidas a suministrar electricidad a viviendas aisladas; as como el desarrollo y asimilacin de turbinas hidrulicas de flujo variable y alta eficiencia, dirigidas al aprovechamiento de presas con baja carga, como son las destinadas al riego agrcola.

Tambin seala que existe otro potencial energtico disponible para la generacin de energa no empleado an en ros, canales y trasvases, as como en las conductoras de agua.

Precisamente, para dar mayor uso a esta fuente energtica, el programa trazado por el Minem identific 34 lugares donde instalar en los prximos aos PCHE, que se encuentran en proceso de preparacin y cuentan ya con el financiamiento, seala Guerra Campaa. Asimismo, actualmente se ejecuta la construccin civil de las centrales hidroelctricas de Mayar, en Holgun, y de la presa Alacranes, en Villa Clara, las cuales entrarn en servicio el prximo ao.

Pasin por los motores

 

Entre planos y fundiciones, Manuel Nicado Garca est prximo a cumplir medio siglo en la Empresa Planta Mecnica de Villa Clara, donde se fabricaron unas 300 turbinas antes del perodo especial. Muchas llevan el sello de este ingeniero mecnico.

Pero de la produccin de estas mquinas no se habl ms hasta la aprobacin, en 2014, de la poltica para el uso extensivo de las fuentes renovables de energa. A raz de eso, estamos volviendo a articular el equipo de hidroenerga en la fbrica, los tcnicos, mecnicos y especialistas en montaje, y queremos buscar aliados, expresa el tambin inversionista de la empresa. Para volver a calentar los motores, planificaron en 2016 reparar unas 30 turbinas e igual cifra el prximo ao.

El patrn energtico de Cuba est basado en el petrleo, es altamente consumidor de ese combustible fsil. Cambiarlo requiere, como ha planteado la direccin del pas, introducir en el SEN otras fuentes energticas, entre estas, la energa hidrulica. Hay un plan de producir 56 megavatios y para alcanzarlo Planta Mecnica tambin pondr su granito de arena. Ya se aprob construir 34 PCHE, con un crdito estranjero, parte del cual se emplear en adquirir mquinas herramientas que complementen el parque de la fbrica, argumenta Nicado Garca.

El ingeniero profundiza tambin en las ventajas econmicas y en el impacto social de las centrales hidrulicas. En muchos pases, apunta, son empleadas como una energa de pico, es decir, se conectan o desconectan del sistema en dependencia de la demanda. Cuestan mucho menos que las termoelctricas y el tiempo de instalacin tambin es menor. Necesitan poco personal para explotarlas y solo utilizan agua.

Su servicio mejora la calidad de vida de los habitantes de las serranas y contribuye a disminuir el xodo hacia las zonas urbanas. Del cambio que trajo la minihidroelctrica en Manantiales bien conocen Elizabeth Garca, Neisy Reyes Puentes, Eleuterio Gmez Rieche y muchos ms que viven all: Es como si el poblado renaciera, dicen.

Fuente: http://bohemia.cu/en-cuba/2017/02/energia-renovable-invertir-la-piramide/

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter