Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2017

Entrevista a Joaqun Miras Albarrn sobre Praxis poltica y Estado republicano. Crtica del republicanismo liberal
Ni el tarot ni la astrologa son ciencias ni el pensamiento que se declara de inspiracin no humana es filosofa

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Entre otras muchas cosas, algunas de ellas recordadas y comentadas en anteriores conversaciones aqu publicadas, Joaqun Miras Albarrn es miembro fundador de Espai Marx y autor de Repensar la poltica y Praxis poltica y estado republicano.

 

Estbamos aqu. T habas afirmado: "El pacto fue que se reconoceran derechos sociales a cambio de que las fuerzas polticas se convirtieran en agencias electorales. Hubo fuerzas polticas que se opusieron a esto, los partidos comunistas de occidente. Pero fueron derrotadas".Este pacto del que hablas, cmo, dnde, se concret? Es una interpretacin a posteriori? 

 Bueno, fue el pacto que se construye en Europa entre la nueva potencia imperialista, Estados Unidos, y la mayora de las fuerzas parlamentarias de los pases europeos pertenecientes a su zona de influencia. En este pacto, las presiones y chantajes, la violencia terrorista y el dinero, el plan Marshall, etc, son instrumentos a la par. La tarea era expulsar del rea de gobierno, aislar a los comunistas y apuntalar el capitalismo. El intento de asesinato de Togliattila matanza de comunistas en Grecia, etc.

Cuando hablaba antes, has dicho, de la tradicin republicana espaola "no me refera a la actualmente existente sino a la que ha existido en estos ltimos siglos". Ves algo de singular o importante en ella? 

 Bueno, la escuela de Salamanca o Escuela Iusnaturalista, que se inicia a comienzos del siglo XVl, es la escuela que recoge el legado en un periodo de decadencia del mismo, y lo utiliza para pensar los nuevos problemas de la Modernidad. Como nos recuerda Brian Tierney, la grandeza de los holandeses del siglo XVll, Grocio, etc, est en que, a pesar de ser protestantes, no dudaron en hacerse continuadores del legado de esta escuela que era catlicala escuela comienza con Francisco de Vitoria. E incluye entre otros muchos autores de talento, a Juan de Mariana y a Francisco de Surez.

Hablaremos de ella en extenso ms adelante. Afirmas que la tradicin poltica republicana tiene su origen en las polis griegas y en la Roma Antigua, tradicin que est recogida y elaborada en los grandes textos filosficos e histricos de la clasicidad mediterrnea. Qu textos son esos? Nos das algn ejemplo? S tambin que has dado pistas sobre ello. 

Podramos decir que la filosofa, esa forma de pensamiento que surge en el mundo helnico, es el filosofar, es un pensamiento orgnico de las experiencias cvicas constitutivas de las polis. Ese pensamiento o reflexin laica, desgajada de la religin, que es la filosofa, es resultado de la experiencia de unas comunidades sociales que luchan por dirigir sus propios destinos y constituyen para ello relaciones sociales interhumanas que posibilitan experimentar que el destino de la comunidad y de cada individuo dentro de la misma depende de su propia capacidad de hacer y decidir, y no es un destino impuesto, una consecuencia de la voluntad de seres superiores, trascendentes. Sin esa experiencia, basada en unas relaciones sociales que permiten a una gran parte de la comunidad dirigir sus propios destinos, no hubiese surgido este nuevo pensamiento que es desfetichizador, inmanentista, y que, a su vez, en lo poltico, en su filosofa poltica, defiende la auto eleccin y la autodeterminacin de las comunidades. As nos lo recordaba Benjamin Farrington. La geometra proceda de Egipto, elaborada por su casta sacerdotal. El clculo sexagesimal, de la religin caldea, de sus esfuerzos por calcular la orbitacin de los planetas-divinidades, etc. Pero el sentimiento de que el mundo social humano, el destino humano, depende de nosotros mismos, los humanos, y el abordar la reflexin sobre la naturaleza considerndola como ente material -para expresarlo rpidamente-, eso, esa caracterstica que es constitutiva de la filosofa, surge de la experiencia de libertad de esas comunidades. La filosofa es orgnica de la experiencia social de las polis y de la democracia. En realidad, la asignatura que es la verdadera "alternativa a la religin" es la filosofa, a pesar de que los profesores de filosofa no lo sepan, no lo asuman. En este sentido, toda la filosofa clsica es expresin orgnica de ese mundo y recoge ese pensamiento.

Pero, desde abismos de ignorancia, no occidentalizas demasiado el pensamiento filosfico? Y en Oriente (sea lo que sea lo que designe esta palabra)? Ocurre all lo mismo?

 El pensamiento que denominamos filosofa no es occidental: es un pensamiento histrico que surge en islas y costas del mar Egeo, tanto las helnicas como las de la pennsula asitica de Anatolia, dentro de un tipo especfico de comunidad social. Y se extiende tanto por las costas del mar Negro como por la Magna Grecia en Italia, por el norte de frica, y por Asia, los territorios del imperio Persa, etc .

Excelente aclaracin geogrfica que solemos olvidar. 

"Occidente" y, tambin, "Europa", como denominacin no meramente geogrfica, son dos trminos muy posteriores, de fines de la Edad Moderna, como mucho. Lo que hubo antes en ese territorio era, por un lado, una unidad formada por el mundo romano germnico, por otro lado, el mundo Bizantino, que fue el heredero directo de la tradicin, y que se extendan en primer lugar, por Asia, y tambin por el mundo eslavo, etctera. El mundo romano germnico y el bizantino estaban, entre s, mutuamente excomulgados y condenados, no constituan en modo alguno una unidad.

Todo esto sirve para ayudarnos a comprender hasta qu punto determinadas nociones son ideologa pura. Lo mismo que la idea de "Europa, continente de paz y libertad", creada durante los aos sesenta del siglo XX. En esa poca "Europa" era "el mercado comn", lo dems era Barbarie. Continente de paz, el lugar desde donde se desencadenan la Primera y la Segunda guerras mundiales, donde nacen los fascismos; que es el marco de las Guerras Napolenicas, y de la Guerra de los Treinta aos Pero la ideologa es muy contagiosa.

Desde luego. Algunas ms que otras. 

Hay que decir, adems, que el pensamiento occidental real, el actual, el liberalismo actual, pugna por destruir esta tradicin filosfica y humanstica.

Dicho est. Lo destaco. 

Una vez hecha esta salvedad, debo decir que no me corresponde a m, a nosotros, responder la pregunta sobre si determinado pensamiento es o no filosofa. S nos toca, como herederos de la tradicin de la filosofa, estipular cules son sus caractersticas. La filosofa es un pensamiento que se auto reconoce como producto intelectual humano. Que rechaza ser resultado de revelacin alguna, sea de dioses, espritus, ancestros familiares muertos, gautamas, o cualquier otro tipo de mente trascendente. Que incluso cuando elabora una concepcin del mundo en la que se considera necesario proponer la existencia de un ser trascendente, esa concepcin es conscientemente sostenida como producto de la razn humana y no puede serle impuesta a nadie que no la comparta y no acepte los argumentos racionales propuestos como justificacin de dicha creencia. Que rechaza por tanto la inviolabilidad intelectual de doctrinas, de libros.

Es un pensamiento cismundano, como todo pensamiento. Pero que, adems, se reconoce como tal, declara ser tal, lo que posibilita la auto eleccin y autodeterminacin humana, tambin en la elaboracin de este mismo pensamiento. La filosofa propugna la autonoma intelectual, frente a la heteronoma de quien se ve forzado a aceptar ideas, por creerlas trascendentes, reveladas.

No est nada mal est lnea de demarcacin. 

Si hay tradiciones de pensamiento que declaran asumir esta fundamentacin, esta metafsica que es la de la filosofa, nosotros no podemos negarlas; esas tradiciones son tambin filosofa. Pero deben compartir esta metafsica de fondo.

Un matiz ms.

Adelante con l 

La filosofa no niega la existencia de otras tradiciones sapienciales, tales como las religiosas. Ni que tengan pensamiento valioso. Si se me dice algo as como "vanidad de vanidades, todo vanidad, dice el Cohelet", yo me opondr por entero a tal juicio: existe la dignidad humana, existe el sufrimiento humano, existe la vida, existe la aspiracin a la felicidad humana, y eso no es una vanidad, y no aceptar el transfuguismo relativista de la frase. Si por el contrario, leo "bienaventurados los pobres", estar de acuerdo.

La frase sigue pero no quiero interrumpirte. 

Precisamente Hegel en su crtica contra la Ilustracin y su anticlericalismo y su creencia de que la religin haba sido inventada por mentes desalmadas para engaar a las gentes y dominarlas, seala que el pensamiento religioso es, tambin, nada menos que simple pensamiento humano, como lo es la misma Ilustracin Fenomenologa del Espritu-, producto creado tambin por el espritu humano. No intento de engao. Pero el mismo Hegel ahora el joven Hegel- nos recuerda que precisamente la diferencia entre la religin, la cristiana en este caso -el juicio es vlido para todo pensamiento reflexivo que no pertenece a la tradicin de la filosofa, o sea, que no es conscientemente cismundano-, y la filosofa, puede verse en la diferencia que hay entre Scrates y Cristo.

Cul es esa diferencia? 

Scrates elabora un pensamiento que obliga a quien lo asume, a ser libre, a pensar por s mismo, a ejercer la libertad de elegirse en el propio pensamiento. Y ninguno de los discpulos de Scrates comparti la filosofa de Scrates; cada uno elabor su propia filosofa. Sin embargo, los discpulos de Cristo, todos, declaraban ser estrictos seguidores de la doctrina de Cristo, y en relacin con lo que los diferenciaba intelectualmente se enfrentaron ferozmente entre ellos en nombre de la verdadera versin de la doctrina de Cristo.

Pues eso que acabas de decir del cristianismo y los cristianos me recuerda a algo ms prximo para nosotros. Sigue por favor. 

Crearon as una "positividad": un cuerpo doctrinario intelectual fijo, cerrado e intocable, por ser considerado revelacin, de origen no humano. Un cuerpo de pensamiento que aun el en caso de que en su origen hubiera podido tener sentido y responder a necesidades histricas, no poda dejar de pasar a ser disfuncional a las nuevas realidades histricas y pasar convertirse en causa de sufrimiento para los seres humanos. Porque el ser humano es constante autotransformacin prxica, praxis intersubjetiva en constante cambio, o sea, es "negatividad". Y todo lo que choca con esta nuestra real ontologa y fragua "positividad" que se pretende intocable, es lesivo.

Pero vuelvo a insistir, si una persona no perteneciente a la tradicin filosfica nuestra dice que comparte los principios metafsicos inmanentistas, declara que la tradicin de pensamiento en la que se inspira es producto del ser humano,y reclama que su pensamiento sea denominado filosofa con esa palabra de nuestra tradicin-, como el mo, pues tendr razn. Pero ha de ser un pensamiento que acepte que su fuente de legitimidad est en l mismo, en el intelecto humano, y no apela a seres trascendentes para justificarse.

Ni el tarot ni la astrologa son ciencias ni el pensamiento que se declara de inspiracin no humana es filosofa.

Est muy bien que finalicemos hoy con esa afirmacin. Ah queda.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter