Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2017

Educacin y cambio ecosocial. Entrevista a Rafael Daz-Salazar (I)
Aprender a ser, aprender a vivir juntos, aprender a conocer y aprender a hacer son los cuatro grandes objetivos de la educacin

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Nuestro entrevistado es profesor de Sociologa y Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias Polticas de la Universidad Complutense. Realiz con Francisco Fernndez Buey su tesis doctoral sobre Antonio Gramsci. Ha publicado libros sobre la persistencia de la clase obrera, los trabajadores precarios, el pensamiento poltico de Gramsci, la izquierda y el cristianismo, los movimientos sociales altermundistas, la laicidad, las desigualdades internacionales. En los ltimos aos est investigando sobre ciudadana democrtica y educacin.

Salvador Lpez Arnal: Mi felicitacin ms sincera por tu nuevo libro Educacin y cambio ecosocial. Est lleno de sugerencias, excelentes argumentaciones y sentimientos admirables. Qu est para ti la educacin?

Rafael Daz-Salazar: La enseanza y el autoaprendizaje de una vida con sentido, lo que requiere una formacin de todas las dimensiones de la personalidad: mente, sentimientos, deseos, comportamientos. La educacin socrtica que propugno ha de llevar al descubrimiento de nuestra identidad personal y de nuestra misin social en el mundo. Aprender a ser, aprender a vivir juntos, aprender a conocer y aprender a hacer son los cuatro grandes objetivos de la educacin. 

SLA: No te gusta el trmino enseanza? Por qu hablas de transformar los centros de enseanza en centros de educacin?

RDS: Me opongo a la reduccin de la educacin a instruccin escolar sobre unos contenidos distribuidos en asignaturas. Educar es mucho ms que ensear Matemticas, Historia, Lengua etc. No basta con innovar la didctica, pues lo fundamental es cambiar los contenidos curriculares y relacionarlos con el desarrollo psicolgico y con los problemas sociales. La denominada excelencia educativa puede estar al servicio de la reproduccin de la sociedad capitalista o de la transformacin ecosocial.

Hoy existen tres tipos de centros escolares en las escuelas pblicas, concertadas y privadas: neoliberales, humanistas liberales y ecosociales. Defiendo una transicin a un modelo de centros escolares en los que la ecologa crtica configure toda la accin educativa. 

SLA: Cuando hablas de renovacin educativa, no exiges demasiado al profesorado? Cmo pueden realizar tareas complementarias con la cantidad de trabajo que ya tienen asignado?

RDS: Estoy en contra de delegar en el profesorado toda la accin educativa que requiere mltiples actores. Ahora bien, esta profesin requiere un alto compromiso moral y social y una vocacin especial. Hay dos formas de plantersela: como trabajador de la enseanza que cumple con el desarrollo del currculo asignado o como educador que conoce los problemas sociales y es activista en los movimientos sociales. La creacin de una ciudadana ecosocial depende en gran medida del tipo de profesorado que tengamos. Las escuelas estn hoy organizadas para impedir que las profesoras y profesores puedan ser creativos y crticos, pero los cambios en las instituciones siempre se hacen a contracorriente. En Espaa existe un profesorado alternativo. Recomiendo el blog Escuelas en Red y la lectura de Cuadernos de Pedagoga para conocer sus prcticas y contagiarse con ellas. 

SLA: Por qu crees que es tan importante la familia en la formacin de la concepcin del mundo de nuestros jvenes?

RDS: Lo dicen los propios jvenes en las encuestas. La familia es el principal actor en la socializacin de las personas. La mayora de ellas subcontratan su responsabilidad educativa en los centros escolares y en las actividades extraescolares. As no hay forma de educar. Uno de los objetivos de mi libro es ayudar a las familias a elaborar un proyecto educativo y estimular la alianza cooperativa con las escuelas y con algo que para m es muy importante: la incorporacin a movimientos educativos infantiles y juveniles. 

SLA: Qu autores en el mbito de la pedagoga son tus principales referentes?

RDS: Paulo Freire, Lorenzo Milani y Clestin Freinet. Para este libro ha sido Jorge Riechmann el autor en quien ms me he inspirado. He intentado incorporar a la educacin su pensamiento tico y ecolgico. 

SLA: Cuando propugnas un cambio ecosocial, de qu tipo de cambio ests hablando?

RDS: De la superacin del modo de produccin capitalista que se sustenta en la explotacin de la naturaleza, la opresin laboral y el consumismo. Tenemos que transitar a una economa de los bienes comunes y a una regulacin ecolgica de todas las actividades humanas.

SLA: La educacin es condicin necesaria para el cambio ecosocial?

RDS: La educacin es la actividad que puede hacer posible la creacin de una ciudadana ecologista. Ella tiene que ayudar a abrir los ojos para conocer la destruccin medioambiental y la explotacin laboral que hacen posible el modo de vida de amplios sectores de la poblacin de los pases del Norte. Por eso es tan urgente la construccin de un currculo escolar todo l imbuido de ecologa. Tambin ha de socializar en una cultura de la autocontencin, de la frugalidad, de los cuidados. No podemos aspirar a una sociedad verde sin formar personas que practiquen cotidianamente virtudes ecolgicas. 

SLA: El subttulo tampoco tiene desperdicio: Del yo interior al activismo ciudadano. Entiendo lo de activismo ciudadano pero no tengo tan claro lo del yo interior. A qu te ests refiriendo?.

RDS: La prioridad en educacin es ayudar a la autoconstruccin de la personalidad que tiene mltiples dimensiones. Una de ellas es el mundo de la interioridad que desgraciadamente es poco transitado y en muchas ocasiones es un erial porque nunca se cultiva. El viaje al centro de la tierra personal, retomando el ttulo de la obra de Julio Verne, es fundamental para la formacin de personas con buenos fundamentos y con capacidad de desarrollar una vida intensa y creativa. Tambin para prevenir muchos riesgos y desorientaciones que impiden crecer en humanidad. En el fondo de la violencia y de las dificultades para la convivencia en los centros escolares est el inmenso dficit de educacin del yo interior.

Considero que este yo est constituido por ocho dimensiones: el conocimiento de s, la bsqueda del sentido de la vida, la constitucin de una moral personal basada en la prctica de virtudes, el amor a la belleza y al arte, la capacidad de contemplar, la meditacin laica, la exploracin de la experiencia religiosa y el descubrimiento del vnculo personal con el sufrimiento social.

La autoconstruccin del yo interior requiere el aprendizaje del conocimiento psicolgico personal, la educacin de las emociones y los sentimientos, la instauracin de programas de filosofa para nios (3-18), la formacin de la conciencia moral, el refuerzo de la educacin artstica, ejercicios de meditacin, silencio y concentracin, la educacin de la conciencia ecosocial y poltica a travs de la iniciacin al activismo desde la infancia.

Este programa educativo es imprescindible para llegar a ser humanos. Requiere cambios sustanciales en las escuelas y en las familias y, especialmente, la extensin de movimientos educativos infantiles y juveniles. Afirmar que lo que planteo es utpico o quimrico es aceptar de antemano que es inevitable la reproduccin del tipo de persona que est causando la crisis ecolgica y social que atravesamos. 

SLA: Planteas algo as como un viaje del Yo al Nosotros, como dira un antiguo profesor mo, Ramn Valls?

RDS: Propugno un vnculo entre el yo interior y el yo poltico. Esto es lo que permite tener una vida equilibrada y un activismo enraizado en algo mucho ms potente que una ideologa. Tenemos que ayudar mediante la educacin a que el dolor del mundo y de la naturaleza devastada penetre en la interioridad de los seres humanos, en ese mbito profundo de las emociones, de los sentimientos, de los deseos, de las pasiones, de los objetivos vitales. Y, adems, hemos de aspirar a que el activismo contra el sufrimiento social est enraizado en un proyecto personal de felicidad.

S que en el contexto espaol lo que te voy a decir suena fatal. Me da lo mismo y en el libro creo que lo fundamento bien acudiendo a personalidades revolucionarias. La mejor forma de actuar contra la indiferencia ante el sufrimiento social y la catstrofe ecolgica es la educacin del amor social y poltico. Esta indiferencia y la prdida de sensibilidad ante el dolor social y ecolgico constituyen el cemento del consenso pasivo que hace posible la reproduccin del desorden existente.

Para esta accin hay que acudir a las sabiduras y enraizar la educacin en ellas. Demasiado para la modernidad lquida en la que nos encontramos!. Pero, amigo, nuestro dilema es contribuir a la transicin a otra civilizacin o volvernos ciegos y cnicos. Abrirnos a las sabiduras ecolgicas presentes en tradiciones, culturas morales, religiones y filosofas es un requisito para hacer viable una educacin al servicio del cambio ecosocial.

Los neoliberales llevan dcadas disputando la hegemona en la educacin y, por ahora, han ganado la batalla por la falta de ambicin y de orientacin de los que nos oponemos a ellos. Lo repito de nuevo: identificar renovacin educativa con innovacin didctica es una gran trampa. Claro que tenemos que innovar radicalmente las formas de ensear y de aprender, pero lo decisivo se juega en otro campo: qu se ensea, qu se aprende, para qu y al servicio de quines.

Considero que la iniciacin al activismo ecosocial es un objetivo educativo imprescindible. Este activismo se aprende mediante prcticas ecosociales que se pueden realizar desde la infancia en los centros escolares, en las familias, en los pueblos y ciudades. Se empieza, por ejemplo, con prcticas ecolgicas muy concretas que los nios y nias pueden realizar y que sirven para implicar a las escuelas y a las familias en esa dinmica.

SLA: Las TIC, no quedan un poco orilladas en tus propuestas? Nos gusten o no estn aqu y han venido para quedarse.

RDS: Ya hay bastantes personas que afirman que el cambio educativo consiste en aumentar las competencias tecnolgicas. Prefiero destacar las dimensiones negativas que tienen sin olvidar sus contribuciones. Tambin alerto de un culto inconsciente a la tecnologa y a la ciencia, como si estas fueran neutrales y todas sus contribuciones constituyeran avances para todos los seres humanos. Nuestras TIC se basan en la explotacin de recursos naturales que est destruyendo frica central y la nueva revolucin de la robtica condenar a ms personas al desempleo. La investigacin cientfica y tecnolgica responde a intereses econmicos, empodera a unos y empobrece a otros.

En este mundo del enjambre digital prefiero centrarme en proponer una pedagoga del silencio, de la desconexin y del rescate de las sabiduras. El uso intensivo de las TIC est creando una alienacin muy fuerte. Como muestra Jon Illescas en La dictadura del videoclip, existe una industria digital para consumo juvenil que no es otra cosa que suministro de toneladas de opio capitalista. Un sector de padres y madres de mi generacin luchamos contra el uso excesivo de televisin. Ahora toca la lucha contra un estilo de vida que est casi permanentemente applicado y entontecido en las redes digitales. Ante tanta obesidad audiovisual, propugno la prctica frecuente del ayuno digital. 

SLA: Se recoge la propuesta. Las cuatro citas iniciales marcan mucho el contenido de tu libro. Vamos a comentarlas. La primera es de Octavio Paz. Toda educacin entraa una imagen del mundo y reclama un programa de vida. Una educacin justa, qu imagen o imgenes del mundo conlleva? Qu programas de vida reclama?

RDS: Una imagen ecolgica del mundo y un programa de vida basado en la triple reconciliacin: la del hombre consigo mismo, con los dems y con la naturaleza. La educacin tiene que ser contracultural. La competitividad para abrirse paso en la selva social y triunfar profesionalmente a toda costa est destruyendo la finalidad de la educacin. Slo si disponemos de una visin del mundo basada en esta triple reconciliacin podremos rebelarnos contra lo intolerable y aprender a construirnos como seres humanos y no como actores pasivos en el neoesclavismo que se va imponiendo.

SLA. Te pregunto a continuacin por la segunda.

RDS. Cuando quieras. 

Fuente: Papeles de relaciones ecosociales y cambio global n 134, invierno de 2016.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter