Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2017

Bloqueo econmico de Puerto Rico

Jess Dvila
Alainet


Las subsidiarias de Estados Unidos se mantienen sacando de Puerto Rico el 33 por ciento anual de las riquezas que se producen en el pas, lo que tiene el efecto de bloquear efectivamente los intentos de estabilizacin y recuperacin econmica, sin que la junta de control o el gobierno anexionista tomen medidas para atajarlas.

Segn se desprende de las cuentas sociales oficiales, esas corporaciones han sacado de Puerto Rico cerca de 330.000 millones de dlares en diez aos desde que comenz la crisis econmica- y cifra que aumenta en proporcin al producto interno bruto (PIB).

Pero el plan decretado por la junta de control designada por Washington para regir a Puerto Rico busca el empobrecimiento sistemtico de la gente, con el objetivo declarado de que as los puertorriqueos producirn ms riquezas que hagan el pas atractivo a los inversores. De tener xito, el plan de la junta que el gobierno anexionista reclama como fundamentalmente suyo- lo que lograra es que aumenten las ganancias repatriadas a EEUU.

No se trata de un problema que ha estado igual durante todo el tiempo bajo la dominacin de EEUU sobre esta pequea nacin islea del noreste del Caribe. Por el contrario, durante los primeros veinte aos del empuje econmico autonomista de 1950 a 1970- la relacin entre inversin y repatriacin de capitales era normal y se not en la construccin de un pas que daba la apariencia de prosperidad.

Una situacin un tanto similar de la consecuencia de la fuga de capitales se registr en la vecina Repblica Dominicana bajo la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo. Segn el historiador Arturo Martnez Moya calcul que esa fuga de capitales, que de 1956 a 1961 lleg a acumular el equivalente de casi el 20 por ciento del producto interno bruto del ltimo ao, no fue puntual sino un proceso que se desarroll con la crisis poltica a nivel internacional y local hasta precipitar la cada de la dictadura de Trujillo.

En el caso de Puerto Rico, el respetado economista Francisco Catal calcula que, si bien el pas ha estado sometido al coloniaje directo de EEUU desde 1898, hasta 1970 la produccin total de la riqueza estaba principalmente en manos de empresarios residentes, por lo que se produca cierto nivel de acumulacin de capitales. En las ltimas tres dcadas del siglo pasado eso cambi, con el apoderamiento creciente y directo de inversores de EEUU.

Otro aspecto del problema es que esas mismas corporaciones, que se llevan de inmediato las ganancias prcticamente libre de impuestos, se dedicaron adems a prestarle dinero al gobierno colonial mediante bonos en el mercado de Wall Street, con lo que se mont una deuda que ahora resulta impagable por la indigencia en que han dejado a la economa de Puerto Rico.

Pero el endeudamiento ms all de la capacidad de pago que ha sido la poltica pblica de EEUU para administrar la colonia por lo menos desde 1900 y que provoc que ya para 1917 la deuda de Puerto Rico fuera el doble del presupuesto gubernamental- sobrepas los niveles sostenibles en 2012. En 2014, Wall Street ech los bonos de Puerto Rico al nivel conocido como basura, pero la crisis no toca las corporaciones estadounidenses.

Dicho proceso est documentado ampliamente en el Apndice Estadstico del Informe Econmico al Gobernador, preparado por la Junta de Planificacin, que muestra la diferencia entre el producto nacional bruto (la riqueza en manos de residentes) y el producto interno bruto (la produccin total de riquezas).

Segn ese informe, en 2007, el ao en que se desat la crisis, esa brecha fue de 28.882 millones de dlares y el ao siguiente subi a 30.936 millones, 32.768 en 2009, 33.768 en 2010 y 34.661 en 2011. Una leve mejora econmica estuvo acompaada de una leve baja tambin en la fuga de capitales, con 33.479 millones en 2012, pero de inmediato tom la ruta ascendente con 33.506 en 2013 y 33.648 en 2014 y, aunque en 2015 fue de 33.578, la proyeccin para el 2016 fue de 34.900.

Como era de esperarse, la salida hacia EEUU de prcticamente todas las ganancias se ha reflejado en que la inversin interna de capital fijo ha tenido una tendencia a la baja desde 2006 y se redujo de 11.900 millones de dlares en 2005 a 8.262 millones estimados para 2016. Eso es contrario al largo perodo de 1971 a 2005, cuando la inversin bruta de capital fijo aument casi todos los aos.

Eso ha ido acompaado de una baja constante en el ndice de actividad econmica desde 2005, cuando alcanz 59 puntos sobre la base de 100 establecida en 1980. A partir de ah ha bajado hasta 21 sobre cien, el nivel que tuvo en 1991.

El problema capt la atencin de observadores internacionales desde hace aos y durante el primer cuatrienio de este siglo, la Comisin Econmica para Amrica Latina (CEPAL) de la Organizacin de las Naciones Unidas utiliz el caso de Puerto Rico para mostrar a los dems pases lo peligrosa de esa situacin.

La brecha comenz a notarse en 1972, cuando hubo una diferencia de diez por ciento entre el PNB y el PIB, brecha que continu creciendo cada ao hasta llegar, en 1996 al mencionado 33 por ciento. Desde entonces se ha mantenido en ese nivel y, aunque ha tenido algunas variaciones menores, en los ltimos cinco aos ha estado constante en el 33 por ciento.

El resultado ha sido que desde 1972 al presente, las subsidiarias de las corporaciones de EEUU se han llevado de Puerto Rico ms de 716.000 millones de dlares, de los cuales el 46 por ciento ha sido repatriado en los ltimos diez aos. El efecto acumulado de ese comportamiento de las corporaciones de EEUU ya tiene el pas al borde del colapso.

Esas cifras, sin embargo, son conservadoras, pues una revisin al informe de pagos al exterior por rendimientos de capital muestra cifras todava ms preocupantes.

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/184221


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter