Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2017

Con un pie en las instituciones y miles en las calles
Hacia la unidad de las organizaciones y movimientos populares

Rebelin

Declaracin del Frente Popular Daro Santilln - Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social Buenos Aires - Frente Popular Daro Santilln Corriente Nacional


Las organizaciones y los movimientos populares que compartimos esta declaracin venimos caminando juntos. Nos encontramos en los territorios, los lugares de trabajo, en las luchas sindicales y en los cortes de ruta, en los espacios de mujeres, en las articulaciones de la juventud, en las tomas de tierras y en la formacin conjunta; enriquecemos y cruzamos nuestras miradas sobre los desafos que nos impone el futuro, y nos planteamos dar un salto cualitativo, poltico y organizativo.

Nos sentimos parte de las luchas histricas de los trabajadores y el pueblo en nuestro pas: La Semana Trgica, la Patagonia Rebelde, el 17 de Octubre, la Resistencia a la Fusiladora, el Cordobazo y las grandes luchas de los 60 y 70, la resistencia a la dictadura genocida de 1976 con las Madres de Plaza de Mayo, y de tantas gestas heroicas.

En la Argentina fuimos parte junto al conjunto de nuestro pueblo de la resistencia durante los aos 90. Enfrentamos en las calles la larga noche neoliberal que impuso mediante una serie de reformas regresivas para los trabajadores y el pueblo los planes y recetas del FMI y el Banco Mundial, servilmente aplicadas por los gobiernos de Carlos Menem primero y Fernando De La Ra despus.

La rebelin popular del 19 y 20 Diciembre de 2001 signific un freno a las polticas de flexibilizacin laboral, privatizacin y ajuste llevadas adelante hasta el momento, dejando millones de trabajadores y trabajadoras desocupados y desocupadas. En aquellas jornadas heroicas de movilizacin popular, participaron miles de jvenes que enfrentaron la represin policial. Como Daro Santilln entre otros y otras, luego asesinado junto a Maximiliano Kosteki el 26 de Junio de 2002 en el Puente Pueyrredn, durante la presidencia de Eduardo Duhalde, que debi renunciar y llamar por adelantado a elecciones nacionales.

Con el ejemplo de entrega de Daro y Maxi, Petete Almirn, Vctor Choque, Teresa Rodrguez, y tantas y tantos mrtires, es que seguimos luchando durante los Gobiernos de Nstor y Cristina Kirchner, manteniendo la independencia poltica y autonoma de un proyecto que, en lneas generales, llev adelante reformas parciales, que no modificaron los pilares de la desigualdad social en nuestro pas. Con un alto grado de violencia institucional, estructural, que se cobr la vida de Luciano Arruga, y tantos otros pibes y pibas vctimas del gatillo fcil y de mltiples formas de violencia, y de criminalizacin de la protesta social, con miles de procesados, y cuatro condenados a cadena perpetua en las luchas petroleras de Las Heras.

El modelo neodesarrollista de capitalismo con inclusin, luego de una dcada, no logr evitar que el derechista Mauricio Macri llegue a la presidencia luego de derrotar a Daniel Scioli, candidato del FPV en el balotaje de noviembre de 2015

El actual gobierno de la alianza Cambiemos impone condiciones mucho ms duras para los sectores populares y trabajadores. Desde los primeros das de 2016, el Gobierno de Macri adopt una serie de medidas profundamente regresivas donde son beneficiados los sectores ms concentrados de la economa mediante la devaluacin de la moneda y la quita de retenciones al campo y a la minera, tasas convenientes a los sectores financieros, entre otras concesiones. La contracara de estas medidas es el encarecimiento del costo de vida. La inflacin y el aumento de tarifas, que hacen estragos en cualquier economa familiar. No hay salida en la Argentina de Macri donde una de cada tres personas es pobre, miles de trabajadores y trabajadoras no llegan a fin de mes o perdieron su trabajo.

El plan econmico del Gobierno de Macri se complementa con un peligroso avance represivo sobre la protesta social y una creciente militarizacin de las calles y barriadas populares. Bajo la excusa de combatir el narcotrfico, con resultados magros hasta el momento, se pretende que las Fuerzas Armadas acten en la seguridad interior, un hecho gravsimo.

Por una alternativa independiente de los trabajadores y el pueblo

Si el dao no fue mayor hasta ahora, es porque la protesta social impidi al gobierno de Cambiemos aplicar con toda profundidad sus medidas reaccionarias. Estamos seguros que la tarea es enfrentar al Gobierno de Macri en las calles, nico reaseguro para derrotarlo y garantizar las conquistas y derechos obtenidos. Aunque esta tarea debe ir de la mano con la construccin de un proyecto poltico de pas superador, que trascienda los lmites que impone el capitalismo.

Es claro para nosotros y nosotras que no alcanza slo con luchar en las calles. Las grandes empresas no perdieron el poder econmico ni represivo, y ocupan directamente el poder poltico. Para darles batalla, necesitamos desde abajo y a la izquierda construir otra poltica, construir poder popular, junto a millones, poniendo en marcha una alternativa poltica que recupere las mejores tradiciones del movimiento obrero, de las luchas nacionales y populares de los y las oprimidas de nuestro pas y Nuestra Amrica.

Rescatamos la propuesta de Pueblo en Marcha, un instrumento poltico electoral unitario conformado por diferentes movimientos sociales y organizaciones populares que se plantean la disputa en el plano institucional, para tensionar los lmites de la democracia representativa. Poniendo el acento en el protagonismo popular, y en la necesidad de trascender un sistema democrtico representativo que no permite la participacin de las mayoras populares en las grandes decisiones nacionales.

Al igual que Pueblo en Marcha, existen otras experiencias dentro del campo popular y la izquierda argentina con quienes sentimos la obligacin y necesidad de tender puentes de unidad. Estamos convencidos y convencidas de avanzar en unidad, es por eso que damos este paso hacia una mayor sntesis poltica entre nuestras organizaciones. Al mismo tiempo, hacemos un llamado a los compaeros y compaeras, organizaciones y movimientos de la llamada izquierda independiente, popular, autnoma y revolucionaria, latinoamericanista, feminista y socialista a conformar una coordinacin permanente que nos permita ganar en eficacia en la intervencin callejera, pero tambin en el plano poltico, en lo sindical y territorial, y en el terreno electoral.

Con la certeza de reconocernos parte de los procesos latinoamericanos que reivindican el poder popular y el socialismo: la Revolucin Cubana, la lucha del pueblo venezolano y la revolucin bolivariana, las transformaciones que encarnan los movimientos sociales en Bolivia. Reivindicamos al ALBA como propuesta antiimperialista para los pueblos de nuestro continente.

Es tiempo de dignidad rebelde, es tiempo de forjar, en dilogo con el conjunto de nuestro pueblo, una alternativa que supere al patriarcado, el colonialismo y el capitalismo.

Con el horizonte del socialismo nuestroamericano, asumimos el compromiso de fortalecer este camino de unidad que no es slo nuestro, sino la demanda de todo el pueblo trabajador que hace aos pelea contra el capitalismo y el patriarcado, por un cambio verdadero con el protagonismo del pueblo.

Hoy, como ayer, tenemos 30.000 razones para seguir luchando por el socialismo!



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter