Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-03-2017

Pliego Petitorio Nacional-2017 de la Central Obrera Boliviana
Una obligada lectura poltica

Arturo Alessandri Severic
Rebelin


El Pliego Petitorio Nacional 2017 presentado por la Central Obrera Boliviana est contenido y presentado en siete secciones, seis de las cuales estn referidas a un singular introito denominado Propuesta de Directrices de Desarrollo Productivo y Diversificacin de la Industria Nacional con Empleo Digno y Estable, el que se constituye en el ncleo poltico de esta propuesta, puesto que la sptima seccin se limita a compendiar las peticiones sectoriales y corporativas, de las organizaciones afiliadas a la COB, sin centralizar ni sistematizar tales demandas.

Esta sptima seccin, presume de un apretado diagnstico de la realidad nacional, asumiendo como una constatacin primaria, que la situacin social, econmica y laboral boliviana, se ha mantenido sin mayores cambios ...los ltimos 60 aos; ignorando ex-profeso el funesto periodo del neoliberalismo, en el reciente pasado histrico, cuyas polticas desestructuraran y transgredieran, todos los avances sociales y conquistas laborales, obtenidos por la lucha obrera y sindical, antes de 1985.

En una persistente inconsecuencia, ignora tambin y deliberadamente, las histricas y trascendentales conquistas sociales de los ltimos once aos del Proceso de Cambio, cuyos logros merecen reconocimiento de propios y extraos y que han reconducido, profundizado y Constitucionalizado los ms relevantes avances en materia social y laboral. Entre ellos citemos:

a) El Derecho al Trabajo Digno y estable.

b) El Derecho a un Salario Justo, equitativo y satisfactorio.

c) La proteccin Estatal del Trabajo

d) La prohibicin del trabajo forzoso y otras formas anlogas

e) La prohibicin des Despido Injustificado

f) El Derecho Igualitario de las Mujeres al Trabajo.

g) La inembargabilidad e imprescriptibilidad de los Derechos Laborales, entre ellos, la intangibilidad del Salario.

h) La inmovilidad laboral de los padres gestantes y las personas con discapacidad.

i) El progresivo incremento y valoracin del Salario Real, con incrementos anuales que promedian el 10%.

j) La multiplicacin sostenida del Salario Mnimo Nacional, actualmente valorado en ms de un 450% respecto al vigente el 2005.

k) Etc., etc., etc.

Derechos y conquistas sociales, que hoy se manifiestan como plenamente vigentes, al haber sido implementada las normas administrativas y/o jurisdiccionales que garanticen su acceso y exigibilidad, a propsito valga el ejemplo del D.S. 28699 del 1ro de mayo del 2006 (modificado por el D.S. 495) que ha instituido un mecanismo eficaz y eficiente en la proteccin laboral requerida en la eventualidad de un despido injustificado.

Sin embargo, esta interpretacin sesgada de la realidad boliviana, va mas all, utilizando una metodologa y terminologa ms propia de las tecnocracias neoliberales y sus ONGs funcionales (e.g.: directrices, ruta crtica, ventajas comparativas, habilidades de los actores productivos, etc.), simplifica su anlisis a una franca lgica de la economa de mercado, asumiendo que el crecimiento productivo, la industrializacin y aun el empleo, estn sujetos nicamente a las leyes del dios mercado, resignando la posicin histrica de denunciar el carcter intrnsecamente injusto del Capitalismo, que privilegia el inters de los detentadores de los medios de produccin (por definicin poltica: los capitalistas), frente al inters de los trabajadores.

De su texto y redaccin, convendramos en inferir a que el Estado Plurinacional debiera estar limitado a constituirse en un buen administrador, estos es a crear las condiciones de mercado que permitan el crecimiento de la actividad privada (citamos literalmente el documento, al inicio de la pagina 14: poco apuntalado por un crecimiento de las actividades econmicas privadas, que son las principales generadoras de empleo [Sic]..), asumiendo como tarea publica el proteger, diversificar y asegurar su crecimiento.

Extraa posicin obrera, sobre un tema de poltica econmica, ms an cuando el documento en cuestin, NO refiere en absoluto el rol que debiera jugar el Estado en la Economa Plural, eximindose de propugnar la industrializacin del aparato productivo estatal, otrora una exigencia dogmtica de la clase obrera y considerada un requisito sine-quanun para construir el Socialismo.

En este contexto, y solo en el propsito metodolgico de hacer objetivo y sucinto este anlisis, nos permitimos una puntualizacin de algunos elementos considerados los ms contradictorios y discordantes, de un documento poltico que emana de una organizacin sindical de la talla histrica del Ente Matriz de los Trabajadores Bolivianos:

1. En la modalidad de presentacin de su Pliego Sectorial asume de hecho la tarea de una confederacin de sectores laborales que acopia las demandas corporativas y sectoriales, diversas y hasta confrontadas entre s. Renunciando al histrico carcter de la CENTRAL Obrera Boliviana, que tuvo la virtud y responsabilidad histrica de comprometerse con los grandes problemas nacionales, renunciando inclusive a las aspiraciones coyunturales y sectoriales. Andar y compromiso poltico que la erigiera como la vanguardia obrera de la Revolucin que nos lleve al Socialismo.

2. Sostiene en una visin caractersticamente tecnocrtica, que el Estado Plurinacional, estuviera embarcado en una vocacin extractivista, olvidando que el plus y la utilidad de la exportacin de los recursos de los bolivianos, resultado directo de su nacionalizacin; ha permitido multiplicar por 30, la inversin pblica en beneficio del propio pueblo, construyendo hospitales, escuelas y generando fuentes de empleos.

3. Manipula la informacin y los datos estadsticos presentados para justificar una inamovilidad social y laboral, la que paradjicamente es sentida y evidenciada, en el cotidiano, por todos los bolivianos.

4. Resume la problemtica del empleo a una cuestin de calidad (esto es: con mejoras tecnolgicas y de seguridad industrial), renunciando implcitamente a la demanda de un Trabajo Digno, con sus componentes de Salario Justo, Estabilidad Laboral y acceso a la Seguridad Social.

5. Olvida al exigir mayores ventajas comparativas para el sector privado, que, en las sociedades empobrecidas bajo el capitalismo dependiente, la mayor ventaja para el capital, es el bajo costo de la mano de obra,

6. Asume como un fenmeno exclusivamente actual, a la economa y ocupacin informal, negando que esta es una herencia ms, del aciago neoliberalismo, que estuviera vigente hasta el 2005.

7. En su disquisicin sobre la relacin de produccin-mercado-importaciones, plantea implcitamente la devaluacin de la moneda, coincidencia de posicin con la ms dura y secante oposicin conservadora (Doria Medina).

8. Propone prcticas proteccionistas del mercado interno (soberana del mercado interno para las empresas bolivianas), coincidentes con la visin ultraconservadora del Presidente estadounidense Donald Trump.

9. Propone un singular dialogo sincero tripartito: COB, gobierno y sociedad civil., renunciado a la histrica aspiracin de la Central Obrera Boliviana de representar no solo a los sectores obreros, sino a toda la sociedad civil organizada.

10. Asume como un paradigma empresarial propio, el que fuera propugnado por el Banco Mundial, sosteniendo la creacin refundacin y fortalecimiento de empresas sostenibles, en desmedro de la categora de la Sustentabilidad, en la que el factor social, es ms relevante que el empresarial; adems en otra anmala coincidencia, plantea, lo que designa como: un adecuado clima de negocios, suponemos para sus patrones empresariales.

11. En sus propuestas normativas, respecto a la nueva Ley General del Trabajo, Cdigo de Seguridad Social, Ley de Pensiones, etc., reitera logros en muchos casos ya consolidados y no plantea, ni se preocupa de su profundizacin.

12. Propone una ...tasa salarial con mecanismo de reajuste peridico, a la sazn de la vieja lgica trotskista de la escala mvil de salarios, dejando de lado la demanda del crecimiento sostenido y consolidado del Salario Justo, Digno y Satisfactorio, ya sacramentado por la Constitucin Poltica del Estado Plurinacional.

Podramos concluir constatando con desazn y sana nostalgia, la claudicacin histrica del carcter vanguardista y revolucionario de la Central Obrera Boliviana; pero asumamos, con beneficio de inventario, que la redaccin de este documento es obra de asesores aviesos y conjurados, que pronto sern identificados por el Movimiento Obrero, el que esta sin embargo, obligado a rectificar lecturas sociales y posiciones polticas, las que hoy en el contexto de este documento nos resultan poco menos que inverosmiles, dada la ausencia del compromiso social y poltico, que siempre ha caracterizado a nuestra histrica y Gloriosa Central Obrera Boliviana.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter