Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-03-2017

El Archivo del Terror de Javier Duarte
La ley de hierro de la impunidad

Arsino Orihuela
La digna voz


La impunidad no es algo indito en Mxico. Es cierto que tiene larga raigambre histrica en el pas. El crimen, la corrupcin, la condicin deficitaria del sistema de procuracin de justicia, el fuero extralegal de servidores pblicos y la frgil penalidad o castigo del delito en Mxico nunca fueron fenmenos ajenos a la vida pblica del pas. Pero si bien se trata de un flagelo histrico, no es menos cierto aunque algunos analistas minimicen u omitan flagrantemente este hecho que la guerra contra el narcotrfico profundiz la crisis de justicia, ampli el horizonte de la corrupcin y enseore el abuso de poder y los excesos de la violencia estatal. En Veracruz esta crisis tiene rasgos de tragedia humanitaria. En esta sexta y ltima entrega, correspondiente a la saga de artculos publicados bajo el ttulo de El Archivo del Terror de Javier Duarte, abordamos el fenmeno de la impunidad en la administracin del exgobernador Duarte de Ochoa, acudiendo a los testimonios de actores sociales para la reconstruccin de esa historia de horror no contada, y que, apenas transcurridos unos meses de ese fin de ciclo gubernamental, sigue causando escozor y sembrando muerte y destruccin en el estado.

VI. La ley de hierro de la impunidad

Durante la gestin de Javier Duarte de Ochoa, diversas organizaciones documentaron el enseoramiento de la impunidad en el estado. Por cierto que esa ley de hierro de la impunidad persiste hasta la fecha. En Veracruz, slo ciertos crmenes, que a menudo estn envueltos en escndalos mediticos, son meritorios de una averiguacin ministerial o de una diligencia con estndares mnimos de apego procedimental-institucional. Que la violencia se recrudeciera en un contexto de impunidad ampliada no es ningn accidente: la excepcionalidad jurdica es una licencia para matar con fuero irrestricto. Guillermo ODonnell alguna vez seal que la corrupcin, violencia e impunidad es resultado de una evaporacin funcional y territorial de la dimensin pblica del Estado. A propsito de esta cuestin, el investigador Salvador Maldonado aclara:

[] corrupcin o impunidad no son prcticas que solamente distorsionen un estado de derecho o que sean un producto natural de Estados deficientes o fallidos. Tampoco son prcticas y discursos que suspenden la ley o el derecho con el fin de afrontar situaciones excepcionales y posteriormente retornar a la normalidad [Ms bien] forman parte de ciertas tecnologas polticas que posibilitan la dominacin por medio de la excepcin a travs de la suspensin del derecho y la amenaza de la violencia la suspensin de la ley significa que la excepcin no es un acto preestablecido, sino una voluntad del soberano, justo porque ste encarna la ley pero al mismo tiempo se sita por fuera de ella (Maldonado, 2012).

Naturalmente estos espacios de excepcin que describe el autor cobraron una dimensin extraordinariamente anti-social tras la declaratoria de guerra y el avance de la militarizacin.

Especialmente en el caso de las desapariciones, el saldo del gobierno de Javier Duarte es demostrativo de la inmunidad que dispuso el crimen para delinquir sin pena o castigo. En ese sexenio, la inmunizacin del criminal repos, por aadidura, en la criminalizacin de las vctimas. El resultado es una historia probada de xito criminal: impunidad a prueba de fuego.

En entrevista con el colectivo Equifona, el personal denunci que el gobierno saliente nicamente efectu medidas cosmticas, como la instauracin de mesas de trabajo para dar seguimiento a los casos de desaparicin, pero que nunca cumpli con el objetivo, que es la localizacin con vida de las vctimas.

Lo que s ha cambiado es el tener reuniones con una autoridad donde van a estar los MPs que llevan el caso y van a informar a un superior. Eso ya le da otro matiz. Las familias nos cuentan que antes ellas tenan que hacer todas las diligencias, para recabar pruebas, para avanzar en cuanto a tener pistas sobre donde localizar a las familias. Ahora, aunque pueda haber una disposicin por parte de ciertos servidores pblicos, lo que no cambia es que no se localizan [a las personas desaparecidas].

Y esa notoria ineficacia es signo de una falta de voluntad poltica y de estructuras institucionales criminalmente reguladas frente a las cuales la poblacin est totalmente inerme:

Diligencias bsicas, s, a propsito de una disposicin gubernamental. Pero lo que no cambia son las circunstancias que favorecen este tipo de delitos. Ah es donde se han agravado. Pues es estar contracorriente. Y la corriente cada vez est ms furiosa.

Dnde est la fuente de esta sistemtica privacin de derechos y justicia?, se le pregunta a Equifona. Lacnicamente advierten: El poder criminal y el gobierno estn coludidos.

El testimonio del Colectivo por la Paz Xalapa es asombrosamente similar. Para efectos de practicidad expositiva, se reproduce parcialmente la entrevista sostenida en 2014 con integrantes del Colectivo, y que vers sobre el tema de la impunidad en la administracin de Duarte. El testimonio de este colectivo y otros actores, constituye un insumo imprescindible en la documentacin del terror que envolvi a Veracruz en ese aciago sexenio del ahora prfugo exgobernador (y protge del PRI y del gobierno federal) Javier Duarte de Ochoa.

Si tuvieran que resumir la experiencia legal-procedimental de los deudos o familiares de las vctimas (en ministerios pblicos, procuradura etc.), cul sera su dictamen o juicio?

C.P.X. En primer lugar, de los 67 casos que acompaamos, en todas, sin excepcin, ha habido una demora, una obstruccin, una inaccin por parte de la procuradura a travs de los ministerios pblicos, la polica ministerial, servicios periciales

A veces cuando las familias tienen recursos, no slo econmicos sino recursos para la exigencia, logran avanzar un poco ms, logran engrosar sus investigaciones. Pero la constante es que las instituciones no se mueven. Y dejan pasar todo el tiempo. Dejan pasar cinco aos, y despus de cinco aos quieren ir a hacer una inspeccin ocular al lugar de los hechos. Esa es una constante. El camino legal vara mucho. Por ejemplo, hay una persona que desapareci hace tres aos, cuyo familiar se le hizo una prueba de ADN, y no estaba en la base de datos tres aos despus. Vara. Pero la constante es la omisin.

Pregunto porque hace poco un auxiliar de un agente ministerial confes que la orden de arriba es abortar cualquier seguimiento en casos de desaparicin.

C.P.X. Me he encontrado con personal de menor rango en la procuradura que me dicen: Qu bueno que exijan Esto est arreglado, efectivamente, desde arriba. A veces nosotros hacemos un mapeo de actores, para tratar de conocer algunos antecedentes. Pero no veo que en Veracruz vaya a parar la desaparicin forzada. No lo tengo documentado, pero a partir de algunos testimonios se sabe que ellos al tener el control de cerezos, al tener el control de Trnsito, tienen el control de todo. Y no permiten que haya una investigacin real sobre los casos. Ellos nunca van a reconocer que un agente del Estado desapareci o mat a tal o cual persona. Y si el Gobernador mantiene en su puesto a ese agente sospechoso, entonces hay aquiescencia

Quienes se atreven a denunciar, o quienes integran las investigaciones han recibido amenazas. Entonces, si efectivamente hay rdenes para eso, quin va a abrir una investigacin por participacin del crimen organizado o elementos estatales? Tiene que venir la Procuradura General de la Repblica. Aqu ni hay la capacidad ni hay la libertad ni hay condiciones. Si asomas la cabeza te dan cuello.

Advierten una relacin entre la guerra contra el narcotrfico y la socavacin de derechos o la erosin de las instituciones responsables de la procuracin de justicia (el orden legal)?

C.P.X. Volvemos a la cuestin de los intereses, a los grupos que han permeado en el estado y en el gobierno. Si hay algn inters que deba protegerse, intereses polticos o econmicos, entonces se dispondr de todo el aparato del Estado para proveer impunidad e impedir la accin legal. Y tambin para pasarlo inadvertido. Todos esos intereses abonan a que la ley no se cumpla. El eslabn ms bajo tiene la instruccin de que no se investigue. Efectivamente, la guerra va en detrimento de la funcionalidad de las instituciones...

El Colectivo ha tomado un lugar importante, por ejemplo, en la interlocucin con el procurador de justicia. Pero me da pena decirlo. Porque esa interlocucin slo ocurre en ciertos casos. Esa interlocucin no debera ser un caso para unos cuantos. Debera ponerse al servicio de todas las vctimas directas e indirectas de estos delitos tan fuertes todo el aparato de procuracin de justicia. Es muy selectivo por ese papel que tenemos de visibilizar y poner en evidencia cmo el Estado no acta. Es una descomposicin. Y el derecho es la primera vctima

Cualquier persona con un cargo mnimo puede accionar en contra de aquellas personas a las que debe proteger

El Estado no se preocupa de garantizar los derechos. Tenemos que asistir a instancias internacionales. El Estado nos ha vendido gradualmente. Esta es una estrategia que tiene dcadas. Hay algunos poderes e intereses que no estn descritos en el discurso. Todo lo mueven los intereses econmicos; somos monedas de cambio. No hay un lmite en utilizar el aparato del Estado, justificndolo a travs de reformas, a travs de guerra contra el narcotrfico. Usan el poder a su antojo y en funcin de sus intereses

Estamos en el pas donde el peor criminal se puede ir por la puerta grande, y puede quedar todo en la impunidad. Este es el pas no slo donde nos venden, sino es el pas donde todo queda impune. Y el Estado le abre las puertas a la impunidad, y a quienes se quieran aduear de lo que tenemos. Esto tiene dcadas tramndose. En Mxico un partido lo impuls.

De los casos que sigue el Colectivo, cuntos han sido resueltos satisfactoriamente por las instituciones responsables de la procuracin de justicia? Tiene nocin ms o menos de los porcentajes de impunidad?

C.P.X. Se han resuelto 13. Y estn pendientes 68. Pero no intervino la autoridad. Es ms, en un caso de un desaparecido, despus de ser liberado recibi amenazas de muerte. Y poco tiempo ms tarde fue asesinado. Estuvieron involucrados policas. Verle la cara a alguien aqu es motivo suficiente para asesinar a una persona

En cuestin de impunidad, de los casos donde se recuperaron con vida o se localizaron los cuerpos de los desaparecidos, no hay una sola persona que est consignada ni procesada ni nada. En las desapariciones vigentes y que hacemos acompaamientos, solo en un caso hay alguien procesado por delitos federales. Y eso porque asesinaron a cuatro marinos en Poza Rica.

Estamos hablando prcticamente de un 100% de impunidad?

C.P.X. Estamos hablando prcticamente de un 100% de impunidad. S.

Fuente: http://lavoznet.blogspot.com.br/2017/03/el-archivo-del-terror-de-javier-duarte_26.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter