Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2017

Si ellos quieren quemarlo, usted debe leerlo!

Gilad Atzmon
Gilad.co.uk/

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


La historia juda es una cadena de desastres: inquisiciones, holocaustos y pogromos. Una y otra vez, a lo largo de su historia, los judos son objeto de discriminacin, perseguidos y expulsados. Y este continuo de tragedias es en gran parte un misterio para los mismos judos. Sin embargo cabra esperar que ellos, gente inteligente a ciencia cierta, miren su pasado, lo comprendan y tomen las medidas necesarias para cambiar su destino.

Nac y crec en Israel y ya muchos aos antes tom conciencia de que Israel era Palestina. Cuando era un joven muchacho israel, el Holocausto y el sufrimiento de los judos eran, de alguna manera, extraos para m y mis compaeros. Era la historia de un pueblo diferente, los judos de la dispora y a nosotros, los jvenes israeles no nos gustaba mucho ese pasado judo. No queramos identificarnos con esa gente, tan odiados por tantos pueblos, tantas veces y en tantos lugares diferentes. Borrando dos mil aos de "exilio" imaginario, no nos veamos a nosotros mismos como los hijos e hijas de nuestro bblicos "antepasados". ramos jvenes orgullosos y sentamos asco por las vctimas.

De manera que el sufrimiento de los judos ha sido, en muchos sentidos, un enigma para m. Pero ayer, en la London School of Economics (LSE), fui testigo de un espectculo de mal comportamiento judo tan increble, que mucho de lo que hasta ahora haba sido poco claro, de repente se convirti en demasiado claro.

Ayer, en una conferencia pronunciada por uno de los ms grandes humanistas de nuestra generacin, el profesor Richard Falk, le llev al defensor de Israel Jonathan Hoffman apenas sesenta minutos de vandalismo duro para causar que fuera expulsado de la sala. Mientras Hoffman y sus cmplices eran echados fuera del edificio, la habitacin entera expres sus sentimientos gritando "Fuera, fuera, fuera"

Hoffman no era ms que un autntico matn. Agitando los smbolos nacionalistas judos, estaba actuando abiertamente como un activista tnico-judo. Ms tarde supe que est asociado a muchas instituciones judas y sionistas: el comit de parlamentarios judos de Gran Bretaa, la Federacin Sionista y otras.

El comportamiento de Hoffman, de una total falta de respeto a una institucin acadmica como la LSE supone una confusin con un local de yeshiva o una sinagoga local. As me parece. Mi conjetura es que Hoffman slo supone que, como tantos espacios en nuestro pas hoy en da, la LSE fue simplemente "ocupada". Parece que la mera presencia en un recinto de un solo sionista es suficiente para transformar esa habitacin en territorio ocupado.

Nunca en mi vida he visto un recinto entero tan unido en su indignacin y si alguien dentro de la comunidad juda cree que el vandalismo a lo Hoffman y compaa va a hacer populares a los judos, se equivoca. A juzgar por la reaccin que he visto ayer en la LSE, en la actualidad la fatiga del control sionista del pensamiento, la quema de libros y la brutalidad, es total.

Pero tambin me gustara aprovechar esta oportunidad para emitir una disculpa sincera. Ayer, en la presentacin del libro de Falk, suger a un partidario palestino que en lugar de leer al historiador judo David Cesarani sobre el Holocausto, quizs querra intentar con David Irving. Algunos estudiantes judos se mostraron indignados por mi comentario, as que me gustara aqu corregir mi comentario, para que sea ms inclusivo y categrico. No se limite a leer a David Irving. Si realmente quiere entender el mundo a su alrededor, asegrese de escuchar todas las voces que esta gente quiere suprimir y lea todos los textos que estas personas tratan de quemar.

Si quieren quemarlo, debe leerlo!

Una vez que lo haya ledo, decida si el texto debe llegar a sus estantes o a la pira.

As que para los controladores de pensamiento judo y quemadores de libros, tanto sionistas y "anti": ustedes han iniciado claramente una guerra contra la libertad acadmica conectada con el control del pensamiento y la quema de libros. Ustedes han comenzado una pelea con los valores occidentales fundamentales: la apertura, la tolerancia y la creatividad. Todas esas cosas afines, no con Jerusaln, pero s con Atenas. No tengo ninguna duda de que en esta guerra ustedes pueden ganar algunas batallas, pueden arreglrselas para cancelar una charla aqu y all, incluso alguna quema de un libro o dos. Pero perdern la guerra. La libertad prevalecer, porque las ansias de libertad estn grabadas en el alma humana.

Insto a los judos y a las instituciones judas a considerar cuidadosamente si su comportamiento realmente sirve a los intereses judos. Como el autor del libro ms ledo en la poltica de identidad juda, puedo ver un desastre en el camino de la realizacin de esos objetivos.

Tengan cuidado.

Fuente: http://www.gilad.co.uk/writings/2017/3/21/if-they-want-to-burn-it-you-want-to-read-it

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter