Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-03-2017

Demasiados cerdos en Catalua
Un mapa de la basura

Gustavo Duch
ra.Cat

Traduccin del cataln para Rebelin de Carlos Riba Garca


Trate el lector de imaginar Catalua como si fuese una finca agraria. La primera conclusin es que vivimos en una tierra que por su gran variedad de climas, ecosistemas, ros, bosques y salidas al mar nos permite producir y consumir una gran diversidad de alimentos durante los 365 das del ao. Porque, como los buenos campesinos saben, unas hectreas con estas caractersticas pueden funcionar perfectamente en un crculo virtuoso e infinito con una correcta combinacin de diferentes cultivos tanto en el tiempo como en el espacio y la necesaria integracin de la ganadera, que aprovecha las tierras de difcil gestin agraria y es bsica para el mantenimiento de la fertilidad del suelo. Hoy en da, esto se llama economa circular; yo prefiero pensar que la muerte siempre vuelve a ser vida.

La segunda conclusin es que lo estamos haciendo muy mal. Hemos hablado muchas veces de que Catalua ha avanzado hacia una gran dependencia del mercado alimentario internacional (y su volatilidad) y al mismo tiempo hemos reducido la poblacin agraria activa hasta niveles infinitesimales. Pero tambin nos damos cuenta de que lo estamos haciendo muy mal cuando en el mapa de esta finca-nacin miramos los impactos medioambientales de esta gestin. Este mapa ya se puede consultar.

En febrero, en el pueblo de Figuerosa (Urgell) se dio a conocer un mapa* que, a partir de las informaciones y la colaboracin brindadas por la gente y los pueblos afectados, ha permitido identificar y ubicar ms de 60 puntos negros. Como dicen los responsables de esta iniciativa (Els Culs de Catalunya [Los culos de Catalua] y la plataforma Salvem els Plans de Conill [Salvemos los llanos de Conill]), llama la atencin que gran parte de estos conflictos afectan directamente la reproduccin de la especie humana: el aire, el agua, la tierra y la calidad de nuestros alimentos, y sealan que en gran medida que lo que est detrs de esto es la agroindustria en general y la ganadera industrial en particular.

Efectivamente, entre los problemas conocidos como el almacenamiento de gas Castor en la comarca del Montsi, las centrales nucleares de Vandells y Asc o la contaminacin de la planta qumica de Flix, sin salir de la provincia de Tarragona, estn muy presentes los conflictos ocasionados por la agroindustria (como el impacto del canal Segarra Garrigues) y, muy particularmente, los provenientes de la presencia, la ampliacin o el proyecto de instalar enormes granjas dedicadas a la cra de cerdos. Por ejemplo, en este sentido, en el mapa nos encontramos con las denuncias de la plataforma Salvem lEmpord de Purins (Salvemos el Empord de los purines), creada el ao pasado por los vecinos y vecinas afectados por la contaminacin de los acuferos de la zona por la imposibilidad de controlar los purines de un censo porcino superior a los 375.000 animales. Si bien las deyecciones generadas tienen un alto contenido de nitratos que, en proporciones razonables, pueden ser utilizados como fertilizante, cuando hay ms purines que las que el suelo puede asimilar, los nitratos se filtran en las aguas subterrneas. El exceso de nitratos aparece en muchos otros puntos del mapa, como en Osona, donde el Grupo de Defensa del Ter present en el Da Mundial del Agua los resultados de analizar, con el apoyo voluntario de habitantes de la comarca, el agua de 139 manantiales. Los resultados muestran que en ellos el 41 por ciento del agua supera los 50 mg/l de nitratos, el lmite mximo establecido por la OMS. Las zonas con mayor presencia de nitratos muestra el mapa aparecen claramente a lo largo de la carretera C-25, el Eje Transversal o Eje de los Cerdos que conecta el interior de Catalua con Espaa y Francia.

El mapa tambin seala el conflicto entre las llamadas plantas de compostaje, vinculadas estrechamente con la industria porcina y la gestin de los purines. Un ejemplo de este conflicto es el proyecto de construccin de una de estas plantas en el centro mismo de los llanos de Conill, una zona protegida que forma parte del conjunto de llanos de Si, de extraordinario valor natural y patrimonial. Aunque es cierto que una planta de compostaje dentro de la misma explotacin porcina puede representar una solucin aceptable, lo inadmisible como en este caso es que la expansin de la industria porcina ponga en riesgo nuestra casa comn.

El mapa y otros indicadores nos muestran que el modelo industrial de engorde de cerdos est creciendo y que superando ya todos los lmites comporta, como dice Xavier Flotats, profesor de ingeniera agroalimentaria de la Universidad Politcnica de Catalua, que los purines pasan a ser un residuo en el momento en que los ganaderos y agricultores no pueden aprovecharlas como fertilizante. Es decir, la idea de un crculo virtuoso queda totalmente resquebrajada. Lo que podra ser un abono es un residuo, es basura.

Unas notas lingisticas

1. En la lengua tagalo, de las Filipinas, la palabra basura no existe; all utilizan la palabra del castellano, lo que demuestra que la colonizacin conllevaba imposiciones, expolios e incluso cambios en el estilo de vida.

2. En las Baleares, a la basura la llaman fems, que equivale a estircol.

Quiere eso decir que antiguamente en unas islas, donde se conocen mejor que cualquier otro sitio los lmites fsicos, entendan que nada se tiraba y que todo es reutilizable si lo hacemos en las dimensiones adecuadas?

* Este mapa se puede ver en http://www.instamaps.cat/geocatweb/visor.html?businessid=17512ff6cd6e9015d0ac44b8e3231dbc&id=10067165#8/41.685/0.994

Fuente: http://www.ara.cat/opinio/Gustavo-Duch-mapa_0_1763823641.html

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter