Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2017

Entrevista a Joaqun Miras Albarrn sobre Praxis poltica y Estado republicano. Crtica del republicanismo liberal
El inters de esta tradicin de la Escuela de Salamanca est en que las revoluciones que instauran la contemporaneidad fueron 'iusnaturalistas'

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Entre otras muchas cosas, algunas de ellas recordadas y comentadas en anteriores conversaciones aqu publicadas, Joaqun Miras Albarrn es miembro-fundador de Espai Marx y autor de Repensar la poltica y Praxis poltica y estado republicano. 

***

Seguimos en la segunda parte del libro. Recuerdo a los lectores la situacin. Esta parte se titula "La Repblica es una cultura comn de vida. Crtica del republicanismo liberal". Abarca las pginas 75-225. Est divida en seis captulos y un apartado de conclusiones. El primero de los captulos se titula: "Tres republicanismos y sus momentos histricos". En l seguimos situados. Te refieres aqu, en un determinado, momento a la Escuela Salmanticense. Nos haces un breve resumen de las aportaciones de esta escuela? Por qu tu inters por ella? 

La Escuela de Salamanca es la denominacin de una corriente filosfica que ana la filosofa con el derecho. Tiene por tanto como finalidad reflexionar sobre la organizacin de la sociedad humana.

Cmo, por qu surge? 

La escuela surge como consecuencia de la necesidad de abordar los problemas morales que los cambios sociales que constituyen el inicio de lo que denominamos la Edad Moderna ocasionan: el Estado Moderno, absolutista, y su monstruosa capacidad de sostener guerras de una duracin y violencia inusitadas, hasta entonces desconocidas, al poseer ejrcitos permanentes, armados con una eficiencia antes incomparable y sostenidos por una hacienda central organizada, inagotable, que aporta sostenidamente recursos y hace que los ejrcitos no se disuelvan. Y la colonizacin, la barbarie de la colonizacin. Ambos acontecimientos marcaron la historia de la humanidad. La plata americana y el Estado burocrtico con su "monopolio de la violencia" convirtieron al mundo, por primera vez en un ente unido: se derrota y se hunde el Imperio turco, etctera. El cambio tremendo de poca es aferrado por estos pensadores que tratan de darle respuesta, desde el "iusnaturalismo" igualdad universal de todos los seres humanos- y el republicanismo aristotlico: los "derechos de las "repblicas indias". Posteriormente, este pensamiento, surgido en la universidad de Salamanca, y en las universidades conectadas con la misma el granadino jesuita Francisco Surez era profesor de Coimbra, universidad que financiara sus investigaciones sobre De Legibus, obra que se publicara en primer lugar, all, y, en segundo lugar en Lyon, antes que en Castilla-, se desarrollara y correra por todo occidente: Francia, Holanda, Alemania, Inglaterra

Soy ms concreto ahora. Francisco de Vitoria es el fundador de la escuela y hablaba de cuatro derechos naturales. Qu derechos son esos? Es razonable hablar de ellos muchos siglos despus? 

Los derechos son cuatro: derecho natural universal a la libertad, a la vida y los recursos que la sostienen, a la repblica el ser humano es zoon politikon, res publica es la traduccin de polis- y al tiranicidio. Todo ser humano, por el hecho de serlo tiene estos derechos, "por naturaleza". Incluido el de dar muerte a cualquiera que trate de daar alguno de ellos, as sea el rey. Son derechos que se suponen otorgados por Dios, y por tanto, no preservarlos es pecado contra Dios. El tiranicidio regicida est tratado por Juan de Mariana. El tiranicidio contra el papa, por Francisco de Vitoria: tambin la iglesia es una res publica. sta, sin embargo, fundada por Cristo, es una repblica no universal como la humana civil, sino aristocrtica: episcopaliana estas teoras seran episcopalianas, "crudamente radicales" porque dudo que los episcopalianos actuales, los anglicanos britnicos, tan mesurados, etc., estuvieran por ningn tipo de tiranicidio; pero es que son monrquicos, no son respublicanos. Seran los obispos los que podran recurrir en su caso al tiranicidio contra un papa tirano. La fuente del derecho civil es la comunidad de la res publica y, por ello, una ley no reconocida ni aceptada por los hombres es tirana.

Dnde reside el inters de esta tradicin? 

El inters de esta tradicin est en que las revoluciones que instauran la contemporaneidad fueron iusnaturalistas. Tanto las masas revolucionarias francesas, como sus intelectuales orgnicos, se levantan elaborando, teorizando sus necesidades, auto concibindose a s mismos, segn una weltanschauung, una visin del mundo iusnaturalista, trascendentalista, religiosa an: por ltima vez. La cultura masiva campesina de resistencia y lucha contra el poder, que se inicia en Francia a fines del XVll, una verdadera cultura comunal de resistencia, o "economa moral de la multitud", que es la que termina desembocando en la Revolucin Francesa, de 1789, expresaba, elaboraba sus demandas en trminos iusnaturalistas, religiosos, los que los prrocos haban difundido durante siglos, y que era el cuerpo intelectual de que disponan. No fue La Enciclopedia, que era un instrumento burgus y aristocrtico, difundido entre clases acomodadas ni las ideas ilustradas, las que permitieron la reelaboracin revolucionaria de la experiencia y la cultura de resistencia campesina. Por todo ello, precisamente Antonio Gramsci escribe que la Revolucin Francesa fue "una hereja catlica". Tambin los cuadros intelectuales, los fieles hasta la muerte al movimiento popular y campesino, personas como Robespierre, como Saint Just, Gregoire, Coup, muchos de ellos curas, los dos ltimos citados por ejemplo, fueron iusnaturalistas. El iusnaturalismo muere con la revolucin Francesa, tal como explica en un importante libro Florence Gauthier.

En qu libro? Dnde reside la importancia de este libro de Florence Gauthier? 

 El libro, no traducido al castellano, es Triomphe et mort du droit natural en Rvolutin. 1789-1795-1802 Ed. PUF, Paris, 1992, aunque s que hay una reedicin posterior ampliada. El libro documenta cmo es el pensamiento iusnaturalista, mejor dicho, la filosofa de derecho natural, es el que inspira la Revolucin Francesa, una revolucin que se acoge a este pensamiento o se expresa a travs del mismo porque es un pensamiento que posibilita la articulacin de un proyecto universalista, igualitario, de masas, no un proyecto social nuevo para la burguesa, tal como lo elaboraba el grueso de la Ilustracion, los Filsofos economistas o "Fisicratas" etc.

Me repito cuando afirmo que era el cuerpo intelectual compartido no solo por los intelectuales, sino que era el pensamiento cuyos rudimentos los prrocos haban difundido durante siglos y, por tanto, el cuerpo intelectual al que acceda el campesinado y las clase sociales subalternas. En el mundo protestante, era la Biblia, en Gran Bretaa, la Biblia de Fisher, creo recordar, el cuerpo intelectual accesible a las clases subalternas que les permita reflexionar, expresar sus experiencias y reelaborarlas. Gerrard Winstanley, el digger, "oy la voz de Dios".

La derrota de la Revolucin Francesa da paso a la extincin de este pensamiento

Prosigue, te he interrumpido antes. Hablabas de que el iusnaturalismo muere con la revolucin francesa. 

En primer lugar y en lo inmediato, lo mata el liberalismo, la nueva ideologa orgnica de la nueva clase ascendente, que domina tras la revolucin, la burguesa. Sabedora de que el iusnaturalismo ha sido el orgnico, la weltanschauung de las masas populares democrticas, persigue ese pensamiento, lo ridiculiza, lo hace desaparecer. Tambin el desencantamiento del mundo.

A partir de la Revolucin Francesa, con la Edad Contempornea, se impone una nueva experiencia social, y una nueva Weltanschauung o cosmovisin, laica. Hasta entonces, todos los debates y contradicciones del mundo social, las luchas de clases, las nuevas experiencias histricas de las nuevas fracciones sociales histricas emergentes, etc se haban expresado dentro de la cosmovisin religiosa. Unas veces esos resultados de la creatividad humana eran integradas, otras veces no y eran consideradas "herejas". Franciscanos, carmelitas descalzos, jesuitas, o ctaros, valdenses, taboritas, o Luteranos, etc etc. Era la ruptura de la hegemona.

Tal como insisten dos grandes estudiosos de Gramsci, de su nocin de Revolucin Pasiva, etc. E.P. Thompson, y Raymond Williams, el ejercicio de la hegemona consiste no tanto, no slo, en organizar formas de vida que permitan a los subalternos poder vivir, cuanto en ser capaces de integrar y dar salida a la perpetua creatividad humana generada por los subalternos.

Pero volvamos sobre la historia de la cosmovisin religiosa, de la que forma parte el Iusnaturalismo, que es su elaboracin histrica final

De acuerdo, pero recurdanos antes brevemente el concepto de revolucin pasiva si no te importa. 

 Revolucin pasiva es el concepto que elabora Gramsci para explicar cmo la clase dominante es capaz de desarticular el movimiento de masas organizado que lucha por generar una alternativa de orden social y, en consecuencia, cmo es capaz de acoger en su proyecto cuando lo es-, parte, al menos de las nuevas demandas generadas por las clases explotadas. Cmo las integra y da salida de forma que se vuelva a crear un consenso social. Va acompaado de lo que l denominaba "transformismo". Paralelamente a la integracin de parte de las demandas vitales que han sido impulsoras de la movilizacin, y que son satisfechas, se descabeza al movimiento de masas organizado que luchaba contra el orden social existente. Esto se logra ejecutando una poltica hacia los intelectuales orgnicos, esto es, hacia las gentes que han dado estabilidad organizativa al movimiento en lucha. A una parte, se les persigue asesina, encarcela o exilia, dentro de una poltica terrorista general. A otra parte se la integra como personal poltico o personal en puestos de organizacin social. Se les ofrece posibilidad de ascenso social. Este ascenso, esta cooptacin social, va haciendo que estas personas vayan cambiando paulatina e imperceptiblemente. Queda a lo sumo la vieja retrica, el vocabulario vaco, pero ellos ya no son lo que fueron. El nuevo vivir, la nueva actividad cotidiana desarrolla en ellos una nueva antropologa, que se crea da da, pero de forma incontenible. Como surge en el hambriento abandonado en medio de una cordillera, pero que tiene la posibilidad de alimentarse de carne humana la nueva personalidad canbal es ejemplo de Gramsci- y acaba no reconocindose en aquel otro que l haba sido, y que se horrorizaba tan solo con la idea del canibalismo.

Otra interrupcin. Acabas de hacer referencia a E.P. Thompson. Te copio un breve fragmento de Gonzalo Pontn, de su ensayo La lucha por la desigualdad. Una historia del mundo occidental en el siglo XVIII, p. 484. El siguiente: "Edward Thompson escribi sobre la profunda alienacin existente entre lo que l llamaba cultura patricia y cultura plebeya. No estoy del todo de acuerdo con estas denominaciones: la cultura que la burguesa construy durante el siglo XVIII era una cultura mercantil, "patricia" si se quiere, pero tambin era, sobre todo, "plebeya", pues haba surgido de la base popular, de la que ahora renegaba, y la impronta de su vulgaridad no dej de atormentarla durante todo el siglo como un estigma". Algn comentario por tu parte? Como me imagino que no vas a permanecer en silencio largo tiempo, dejmoslo aqu por el momento. 

 Vale, de acuerdo, sigo pensando pero ya s que voy a responderte.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter