Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2017

Triunf el agua sobre el oro
El mensaje y mandato de Cajamarca

Fernando Dorado
Rebelin


La herramienta para derrotar a las castas corruptas colombianas (santistas, uribistas y vargas-lleristas) y a sus adlteres y servidores cooptados, finalmente fue diseada con la ayuda de la dinmica social y popular. Es un aprendizaje de enorme trascendencia.

El triunfo del pueblo de Cajamarca (Tolima) ha sido determinante en esa tarea. La preminencia del agua sobre el oro; del NO a la minera sobre el SI al proyecto de La Colosa (Anglo Gold Ashanti); de la coherencia popular sobre las falsas promesas de desarrollo; de la conciencia ambiental de habitantes rurales y urbanos de ese municipio sobre el inters particular de las grandes transnacionales; de la dignidad de un pueblo sobre la inmoralidad del gobierno central encabezado por Santos y el ministro de Minas; del sentido comn por defender su territorio frente al inters de despojo del gran capital; ha enviado un mensaje concluyente y un mandato perentorio a las fuerzas democrticas colombianas.

El mandato es construir una Amplia Coalicin Ciudadana Anti-corrupcin, independiente de los partidos polticos pero sin rechazar a nadie, profundamente democrtica en su composicin. Pero, adems, comprometida totalmente con tres elementos que estuvieron en el centro de esa gesta histrica que se desarroll a lo largo de los ltimos 8 aos de resistencia, que se concret con la consulta popular y un triunfo contundente: 1. Lucha contra la corrupcin, tanto local como global (nacional e internacional); 2. Defensa irrestricta de los recursos naturales (bosques, selvas, agua y biodiversidad) frente a la depredacin extractivista; y, 3. Recuperacin y fortalecimiento de la produccin (industria, agricultura, artesana, turismo, etc.) para garantizar empleo digno y bienestar para las mayoras.

Amplia, porque debe convocar a todos los sectores y personas, ms all de diferencias de clase, etnia, gnero, cultura, religin o partido poltico. Coalicin, porque debe convocar y juntar a diversas organizaciones polticas y sociales sobre la base de construir un programa incluyente y transformador que entusiasme a las grandes mayoras de nuestra nacin.

Ciudadana porque esa figura poltica fue una conquista de los trabajadores y del pueblo plebeyo parisino durante la Revolucin Francesa. Se us para oponerla a las categoras de reyes, nobles, clericales, seores feudales, burgueses y otras castas (cortesanas) que justificaban la desigualdad y la discriminacin en esos tiempos. Despus, esa categora fue asimilada por la democracia burguesa y completamente desnaturalizada. Hoy, frente a la ofensiva del gran capital financiero, al desconocimiento y negacin de su propia legalidad y frente a la precarizacin de la vida del 99% de la poblacin, esa condicin poltica puede y debe ser aprovechada por los plebeyos del siglo XXI para construir nuevas formas de democracia. Y efectivamente, est sirviendo para movilizar a millones de personas.

Anti-corrupcin, porque es uno de los problemas que azotan a los pueblos, a las sociedades y a los Estados del mundo actual. Corroe especialmente a las castas dominantes. Hoy es un cncer que ha hecho metstasis en Colombia. Sabemos que la corrupcin es el sistema pero, debemos ir por partes derrotando la corrupcin poltico-administrativa para acumular fuerza con base en triunfos y gestas que tenemos a la mano. En Colombia se ha hecho evidente la corrupcin de los de arriba, de empresarios y grandes polticos. Hace 8 aos Antanas Mockus aprovech ese fenmeno para desencadenar la ola verde pero no fue capaz de enfrentar la corrupcin de los poderosos por temor a que se liberara una rebelin de los de abajo. Sin embargo, la situacin actual es muy diferente.

La indignacin actual es mayor, masiva y evidente. Estn empezando a expresarse los acumulados de las luchas que nuestro pueblo ha desarrollado desde 2008 (paro de los corteros de caa, mingas indgenas, paros agrarios, campesinos, mineros y de camioneros, movilizaciones estudiantiles, resistencias a mega-proyectos mineros y energticos, innumerables protestas contra los deficientes servicios de salud y educacin, rechazo general a la privatizacin de los servicios pblicos) pero, ahora, la herramienta es la consulta popular, el voto consciente y libre, la accin pacfica y ciudadana, el rescate y la construccin de nuevas democracias. Se empieza a avizorar y a vivir una nueva ola democrtica que esta vez va a ser multicolor y absolutamente creativa y revolucionaria.

La gesta histrica de Cajamarca, adems de ser un triunfo del pueblo tolimense, colombiano, latinoamericano y de la humanidad, ha enviado un mensaje muy claro a todos los demcratas de nuestro pas. Hay que aprender de esa importante experiencia.


Blog del autor: https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com.co/2017/03/el-mensaje-y-mandato-de-cajamarca.html#.WNpKk2997IU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter