Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2017

Malgastar 645.955 euros en unas revlidas que deben ser boicoteadas

Agustn Moreno
Cuarto Poder


El gobierno de la Comunidad de Madrid presidido por Cristina Cifuentes aprob el 21 de marzo la contratacin de un servicio de apoyo didctico y tcnico para la realizacin de las pruebas externas de 3 y 6 de primaria y de 4 de ESO. Las pruebas afectarn en Madrid a 180.000 alumnos y a 2.400 centros. Se trata de la externalizacin de la realizacin, tabulacin, documentacin y anlisis de las evaluaciones finales que se empean en mantener. El coste de 645.955,20 euros supone ms del doble de lo destinado a estas pruebas el curso pasado y permitira, por ejemplo, la contratacin de ms de 30 profesores para mejorar la calidad educativa.

Hay que recordar que la comunidad educativa viene movilizndose desde hace tiempo contra estas pruebas que consagra la LOMCE. En concreto, el 26 de octubre de 2016 hubo una huelga general en la educacin con un amplio seguimiento, y en noviembre se realiz otra huelga de estudiantes. Como resultado de ellas, y por su debilidad poltica, el gobierno dio marcha atrs a las revlidas. No fue una retirada completa, solo de sus efectos acadmicos, dnde se jugaban la titulacin el alumnado de 4 de ESO y de 2 de Bachillerato. Pero se dej en manos de las comunidades autnomas el desarrollo de pruebas en esos niveles.

La comunidad de Madrid ha ido siempre de kamikaze en los ataques a la escuela pblica, a su privatizacin y a la realizacin de rankings de centros. En esta lnea ha aprobado que la revlida de 4 de ESO se har el 19 de mayo con carcter censal en todos los centros de Madrid capital, y de forma muestral en las otras cuatro reas territoriales. Es la forma que tiene el PP de sostenella y no enmendalla. Mantienen una secuela de revlidas para volver a la idea original si retornan a la mayora absoluta. Asusta pensar en el elevadsimo coste que tendra su generalizacin y los negocios-chollos derivados.

Los efectos negativos de estas revlidas son evidentes aunque no afecten a la titulacin.

Distorsionan el proceso de enseanza-aprendizaje en los centros al ponerlos a competir. Desde marzo se han empezado a producir en algunos centros presiones de los equipos directivos sobre el profesorado. Quieren que se centren en la preparacin de la revlida de 4 de ESO, obviando el programa que estn obligados a dar en el tercer trimestre. Tratando de salvar el prurito del centro, corren el riesgo de convertirlos en academias preparadoras de las pruebas, algo sencillamente contrario a la calidad educativa.

Sirven para elaborar rankings de centros que se utilizan en la lucha por el mercado del alumnado entre la doble red de centros (pblicos y privados-concertados). En este sentido, no hay plenas garantas de que una empresa privada no acabe filtrando de manera selectiva las pruebas a centros amigos, a pesar de las clusulas de confidencialidad que se puedan establecer. En ese supuesto, los resultados estaran contaminados.

Estresan al profesorado, al alumnado y a sus familias, y una prueba hecha as no mide nada. Si acaso, las diferencias realmente existentes entre los centros. stas se deben ms a un proceso de escolarizacin desequilibrado que potencia la administracin educativa (zona nica, concentracin del alumnado con dificultades en los centros pblicos), y al nivel de recursos invertidos. Por ejemplo, los centros del sur de Madrid no tendrn los mismos resultados que los de la zona norte; o los centros de excelencia y las secciones de los bilinges que aquellos que el PP se empea en convertir en guetos. Para este viaje no hacen falta alforjas.

La evaluacin puede ser til si tiene carcter formativo y no selectivo; si se evala todo el proceso de enseanza-aprendizaje y se valoran los avances conseguidos y no solo el resultado final; si se analiza todo el sistema y no solo una parte y se tienen en cuenta las caractersticas socioeconmicas de cada centro; si sirve para aumenta la equidad y dar ms recursos a los centros que ms lo necesitan. Evidentemente, no es el caso ni en los fines ni en el procedimiento.

As las cosas, no sera coherente que el alumnado que secund masivamente las huelgas vaya a realizar las revlidas, ni que las familias que apoyaron esta iniciativa enven ahora a sus hijos como corderos, ni que el profesorado que tantas veces sali a la calle contra la LOMCE participe en su aplicacin. No olvidemos que seguimos dando la titulacin de ESO en los centros. En Vallecas hemos empezado a debatirlo y lo tenemos bastante claro, lo hemos llevado a la Marea Verde y nos gustara que el debate se generalice. Yo estoy esperando que los sindicatos me convoquen a participar en un boicot que debera ser generalizado contra unas pruebas que son una farsa y un despilfarro del dinero pblico.

Fuente: http://www.cuartopoder.es/laespumaylamarea/2017/04/03/malgastar-645-955-euros-unas-revalidas-deben-boicoteadas/1901

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter