Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2017

El cerrojo y la ganza

Margarita Labarca Goddard
Punto Final


Se ha dicho en PF que la Constitucin que nos rige impide cualquier cambio democrtico en el pas. Muy cierto, porque esta Constitucin es la dictadura misma, es como si ellos siguieran gobernando, tal como pretendi Jaime Guzmn. Porque si queremos cambiar la seguridad social y que se terminen las AFP, ah est el artculo 19 que exige un quorum calificado, es decir muy alto y difcil de alcanzar. Queremos que el gobierno instale refineras de cobre, para no vender puro concentrado sino alambre que es mucho ms productivo? Pues el Estado no puede hacer nada que tienda a beneficiar el inters comn, porque es subsidiario, todo lo debe hacer la empresa privada con fines de lucro. Para cambiar esto tambin se requiere un quorum calificado. Queremos que se nacionalice nuevamente el cobre? Hay que pagarles a las concesionarias la pepa del alma, algo imposible econmicamente, como establece el mismo artculo 19 constitucional. Queremos una educacin pblica gratuita y de buena calidad? Pues otra vez el artculo 19 le pone trabas con el falso pretexto de la libertad de enseanza. Queremos expropiar algunos bienes que la dictadura regal o vendi a vil precio a sus amigos y parientes, como Soquimich, por ejemplo? Pues hay que pagar al contado. En fin, no les digo ms: la Constitucin de Pinochet es, como se dijo en el editorial de PF 870, un cerrojo que no nos deja avanzar.

Por cierto que cualquiera del duopolio que gane da lo mismo. Hasta ahora han gobernado las dos derechas y no ha sucedido nada importante, todo lo que es fundamental se conserva igual que con la dictadura. Ahora, si gana alguien de afuera del duopolio, que quiera hacer cambios de verdad, tendr que convocar a una Asamblea Constituyente en que participe todo el mundo y se discutan todos los temas hasta agotarlos, sin plazos ni condiciones.

Felizmente la idea de la Asamblea Constituyente ha logrado introducirse en la conciencia de mucha gente. Hay que reconocer que numerosos compaeros han estado haciendo ese trabajo desde hace ms de 10 aos y han logrado poner el tema en la agenda poltica. Ese trabajo en el seno del pueblo se ha comenzado a hacer, pero hay que profundizar y explicar ms la relacin de la Constitucin con los problemas concretos que afectan a la gente en su vida diaria.

Pero, cmo vamos a cambiarla si la misma Constitucin vigente lo impide? Porque Jaime Guzmn era muy habiloso y por eso hizo una Constitucin prcticamente inmodificable. Pero no consider -porque no quera hacerlo y menos decirlo para que no se dieran cuenta- que la soberana reside en el pueblo, que el pueblo soberano est por encima y antes que cualquier Constitucin. El pueblo crea las Constituciones y las normas que rigen la convivencia humana. Porque la Constitucin y las normas jurdicas no nacieron antes que la gente, obviamente. Los primeros habitantes del planeta se fueron dando a s mismos, por necesidad, normas de convivencia, las perfeccionaron con el tiempo y finalmente llegaron a las Constituciones. En alguna etapa de la historia los jefes, los reyes, los zares, se apropiaron de la soberana popular y se proclamaron constituyentes. Pero esto es una falacia conocida. Por lo tanto, la Constitucin chilena s se puede cambiar por otra elaborada por el pueblo soberano. Acaso dios cre a Adn y Eva y les entreg de inmediato la Constitucin de Jaime Guzmn?

Algunos han propuesto realizar una Asamblea Constituyente autoconvocada, pero muchos de nosotros no creemos en eso. En principio el pueblo se puede autoconvocar, naturalmente. Pero la autoconvocatoria tiene que provenir de la mayora de la gente, de otro modo no sera vlida. Y hasta ahora los que plantean la Asamblea Constituyente autoconvocada son pocos.

Pero no hay que creer que la mera Asamblea Constituyente es una ganza que abre todas las puertas y resuelve todos los problemas. No nos engaemos. La Asamblea Constituyente puede resolver los problemas segn los contenidos de la nueva Constitucin. Porque la Constitucin es la forma que se le da a algo mucho ms profundo, es la envoltura jurdica del pas que queremos crear. Para que se acabe con el modelo econmico de la dictadura, para que se establezca un sistema democrtico, participativo, respetuoso de los derechos humanos, solidario y no egosta y consumista, honesto, el pueblo debe estar preparado, consciente, dispuesto a luchar y ganar sus derechos. Y esa concientizacin, esa politizacin de un pueblo hasta ahora bastante despolitizado, es la tarea que tenemos por delante. Ya se ha avanzado mucho en relacin con lo que haba hace algunos aos. Seamos optimistas, Chile no naci ayer, tiene una larga tradicin de organizacin, de conciencia y de lucha que se va recuperando. Pero la Asamblea Constituyente hay que prepararla muy bien y ganarla. Slo as podr convertirse en una ganza

 

Publicado en Punto Final, edicin N 872, 31 de marzo 2017.

[email protected]

www.puntofinal.cl



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter