Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-04-2017

Excavadoras, negacin y desesperacin
La macabra historia del encubrimiento de Srebrenica

Alastair Sloan y Peter Oborne
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Los negacionistas del genocidio serbobosnio estn siendo cortejados por la Casa Blanca de Trump. Puede el odio creciente en Europa hacia los musulmanes conducir a otra matanza?

Una mujer bosnia llora junto al atad de un familiar en el centro conmemorativo de Potocari, cerca de la ciudad de Bosnia oriental de Srebrenica, el 10 de julio el ao 2015, donde se volvieron a enterrar 136 cuerpos encontrados en fosas comunes en el este de Bosnia en el vigsimo aniversario de la matanza de Srebrenica. (AFP)

Tuzla, Bosnia-Herzegovina.- No hay ventilacin en la sala donde se guardan los cuerpos. No hay calefaccin central en la sala de medicina forense donde trabaja el equipo. Los productos de limpieza fueron suspendidos hace mucho tiempo porque no hay dinero para pagarlos. La fontanera en uno de los baos est destrozada. El alquiler no se ha pagado en 12 meses. El edificio es una unidad industrial triste con ventanas y persianas rotas y sin limpiar.

Bienvenido a la Comisin Internacional sobre Desaparecidos en Tuzla, donde los antroplogos forenses, serios y hermticos, tratan de identificar a las vctimas del genocidio de Srebrenica.

Habamos asumido alegremente que la comunidad internacional y los gobiernos de Bosnia-Herzegovina y Serbia haban asegurado que la organizacin que trabaja para encontrar fosas comunes, identificar cuidadosamente los cuerpos y luego informar a las familias, sera financiada adecuadamente hasta que la ltima de las vctimas fuera encontrada. Nos equivocamos: "Queramos conseguir perros entrenados para encontrar las tumbas restantes", nos dijo el nico miembro del personal en el edificio, "pero no pudimos afrontarlo".

El destartalado edificio es una metfora perfecta de un genocidio olvidado por muchos, ignorado por los dems y completamente negado por muchos de los ms directamente implicados.

Dragana Vucetic, una serbia de 36 aos, es la directora del centro. Antroploga forense de profesin, era una nia en Belgrado durante las terribles guerras civiles que destrozaron los Balcanes en la dcada de 1990.

Dragana se uni a la Comisin Internacional sobre Desaparecidos enseguida despus de la universidad y ha trabajado sin descanso durante los 13 aos transcurridos desde entonces.