Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-04-2017

Tijuana se ha convertido en una capital mundial en la fabricacin de dispositivos mdicos

Sarah Varney
The New York Times


Empleados de la fbrica de Greatbatch Medical en Tijuana, Mxico. La empresa es una de varias estadounidenses que fabrican millones de aparatos mdicos diario. Credit John Francis Peters para The New York Times

TIJUANA, Mxico El Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN) ha transformado esta ciudad fronteriza, que ha pasado de ser un lugar solo para la fiesta a algo completamente distinto: una de las capitales mundiales de dispositivos mdicos.

Los camiones inundan los bulevares repletos de fbricas con nombres como Medtronic, Hill-Rom, DJO Global y Greatbatch Medical. Dentro de estas, obreros mexicanos producen todos los das millones de dispositivos mdicos para el mercado global, desde bolsas para infusin intravenosa hasta respiradores artificiales.

Casi todos los estadounidenses con un marcapasos de hecho, casi todas las personas de todo el mundo que lo tienen van por la vida con partes fabricadas en Tijuana.

El presidente Trump ha amenazado con rehacer los acuerdos comerciales y elevar los impuestos a las importaciones en un esfuerzo por obtener ms empleos en manufactura, para lo cual parece haberse enfocado sobre todo en las compaas automotrices y los fabricantes de aires acondicionados. Sin embargo, la industria de los dispositivos mdicos constituye un estudio de caso particularmente revelador sobre las dificultades de desensamblar el comercio global.

Aqu en Tijuana las fbricas se quedarn como estn durante aos, por lo menos. Pero durante ese tiempo, sealan los ejecutivos de la salud, un impuesto fronterizo podra fracturar la sofisticada cadena de suministro global de la industria y forzar a los hospitales estadounidenses a pagar ms por productos vitales, o algo incluso peor.

El verdadero riesgo es que los insumos no estuvieran disponibles, dijo el doctor John Jay Shannon, director ejecutivo del Cook County Health and Hospital System, en Chicago.

Los hospitales estadounidenses dependen de las vendas y guantes quirrgicos de China, las agujas de sutura y prtesis articulares de Irlanda y los desfibriladores y catteres de Mxico. En total, las importaciones anuales de dispositivos mdicos tuvieron un incremento de ms del triple de 2001 a 2016, cuando alcanzaron los 43,9 mil millones de dlares, de acuerdo con BMI Research, una empresa del Fitch Group.

Mxico es el proveedor principal, antes que Irlanda, Alemania y China. Pocos lugares ilustran este cambiante panorama o ayudan a explicar la complejidad de la industria como Tijuana, ubicada 32 kilmetros al sur de San Diego. La ciudad alberga la mayor concentracin de compaas de dispositivos mdicos en Mxico, el 70 por ciento de las cuales son estadounidenses, de acuerdo con el Consejo de Desarrollo de Tijuana.

Estas operaciones de tecnologa de punta surgieron despus de que el TLCAN ayudara a transformar las fbricas en la frontera de Mxico, conocidas como maquiladoras, en plantas industriales. Ahora, en lugar de ser talleres de fabricacin de ropa, muchas maquiladoras de Tijuana dan empleo a una nueva generacin de ingenieros y tcnicos mexicanos calificados que hacen dispositivos ortopdicos, equipo quirrgico y catteres.

Las fbricas han ayudado a cambiar la reputacin de la ciudad de ser un lugar de fiestas irreverentes a ser el centro de una sofisticada manufactura industrial. Cabaas de metal corrugado y plstico a uno y otro lado del camino colindan con nuevos complejos de apartamentos pintados de color fucsia y verde limn; vehculos utilitarios ltimo modelo rebotan en las calles con baches. Los trabajadores pasan a travs de imponentes puertas de seguridad para comenzar sus turnos, en los que operan maquinaria avanzada o cosen delicadamente tejido de cerdo en stents para vlvulas cardiacas, y los camiones se alinean en una fila constante a lo largo de la frontera en los carriles de paso rpido y autorizacin previa hacia California.

Sin embargo, la posibilidad de nuevas polticas de comercio proteccionistas en Estados Unidos ya se cierne sobre esta actividad febril. La pregunta para muchos en Tijuana es si modificarn los incentivos econmicos que llevaron a las compaas estadounidenses a invertir en esta ciudad en primer lugar.