Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2017

La polarizacin poltica no est definida en las periferias de So Paulo, afirma un estudio

Rute Pina
Brasil de Fato

La fundacin Perseu Abramo dice que la presencia de iglesias neopentecostales tiene poca relacin con el pensamiento conservador


Las palabras "reaa", "coxinha" o "petralla" [reaccionario, derechoso, simpatizante del PT], que actualmente dividen las discusiones polticas, poco hacen parte del imaginario de la poblacin de las periferias de So Paulo (SP). Este es uno de los resultados del estudio "Percepciones Poltico-Institucionales: Visin de pas", realizado por la Fundacin Perseu Abramo.

La investigacin cualitativa escuch a 63 moradores de barrios perifricos de la capital paulista que votaron por el PT de 2000 a 2012, pero que no escogieron la sigla en las elecciones municipales de 2016 o en la eleccin presidencial de 2014. El documento, divulgado el25 de marzo, afirma que, en esos grupos, "la polarizacin poltica no est bien definida o es inexistente".

Vilma Dokany, sociloga y coordinadora del Ncleo de Estudios y Opinin Pblica de la Fundacin Perseu Abramo, indica que hay "mucha confusin" en torno de los trminos. "Identificamos que los conceptos que la gente trabaja en poltica, de izquierda y derecha, son muy difusos. En la periferia, estos conceptos no pegan, tienen una bajsima asociacin", explic.

El profesor de la Fundacin Escuela de Sociologa y Poltica de So Paulo (FESP-SP) William Nozaki tambin particip de la elaboracin de la investigacin. Para l, los resultados demuestran que hubo una separacin entre la vida de la poltica institucional brasilea y la de la sociedad civil. "La disputa poltica se volvi muy intensa y polarizada y lo que ha acontecido es que las instituciones polticas no estn dando cuenta de abrir canales de dilogo con el conjunto de la poblacin", dijo.

Otro punto levantado es la exaltacin de la meritocracia y del individualismo como "la mejor manera de posicionarse en el mundo". "Una parte de la poblacin pas a entender que la mejora de su condicin de vida fue mucho ms fruto del esfuerzo personal que de las polticas pblicas propiamente dichas", explica Nozaki.

Zigzag

El estudio de la Perseu Abramo tambin observ la predominancia de un pensamiento poltico "en zigzag", o sea, que flucta de posiciones ms conservadoras a ms progresistas dependiendo del asunto abordado.

Eliude Nicolau Arajo, de 42 aos, es uno de los fundadores de la Asociacin de Moradores de Vila Nova Graja. l, que vive en Jardn Aristcrata, localizado en el extremo de la Zona Sur de la ciudad, cuenta de las dificultades para trabajar, principalmente, con temas ligados a derechos humanos en la regin.

"Tenemos una ocupacin aqu cerca, y las personas tienen dificultad de entender, inclusive, la vivienda como un derecho y deber del Estado. Cuando usted llama a las personas a participar del movimiento e ir a las calles, nosotros aun encontramos personas de la regin que creen que eso es cosa de bandidos", cuenta.

Por otro lado, Arajo afirma que agendas como la reforma laboral y los cambios en la jubilacin son rechazadas en favelas y barrios perifricos. "Aqu, toda la comunidad est debatiendo y sintiendo [en la piel] la cuestin de la reforma de las Pensiones y de las transformaciones de la legislacin laboral", relat.

El recuerda tambin la importancia del trabajo de base de movimientos populares, sea ligados a partidos de izquierda o activistas de nuevos movimientos perifricos de juventud y de cultura. "Pero la elite cree que dentro de las favelas no existen personas con cultura y conocimiento poltico", evalu el lder comunitario.

Elecciones municipales

La investigacin pondera que, para los entrevistados, la principal confrontacin existente es entre la sociedad y sus gobernantes. La percepcin es que todos son "vctimas del Estado, que cobra impuestos excesivos, impone trabas burocrticas, gerencia mal el crecimiento econmico", describe el documento.

Para la coordinadora de la investigacin, el fenmeno de la comprensin del Estado como ineficiente, sumado al descrdito de la poltica y a la exaltacin de la meritocracia, explicaran la ascensin poltica del alcalde de la capital paulista Joo Doria Jr. (PSDB). El actual mandatario recibi 53,29% de los votos vlidos en las ltimas elecciones municipales, cerrando la administracin de Fernando Haddad (PT).

Dokany, de la Perseu Abramo, analiza que el lema de la campaa de Doria, basado en el rechazo de la poltica y en la aproximacin de la figura de gestor, atrajo al electorado frustrado con la esfera institucional.

Al lado del ex-presidente petista Luiz Incio Lula da Silva y del presentador de televisin y empresario Silvio Santos, el tucano [del tradicional partido PSDB de Fernando HenriqueCardoso] fue recordado por los paulistanos entrevistados como referencia de figura pblica exitosa.

Mientras tanto, el profesor Nozaki pondera que, aunque haya fortalecimiento de la lgica de elementos de la ideologa neoliberal, la poblacin tiende a criticar la falta de eficiencia del servicio y de los equipamientos pblicos. "Las personas miran con desconfianza al Estado, pero no niegan completamente el Estado", opin.

Para l, los movimientos populares y partidos de izquierda deben disputar esos valores. "Necesitamos pensar en una nueva generacin de polticas pblicas que trate del desafo de combatir la desigualdad, entendiendo que no es solo un problema econmico. Ella es tambin un problema simblico, de acceso a la informacin, tnico-racial, de gnero. Tiene mltiples dimensiones", afirm.

Religin

La fuerte presencia de las iglesias neo pentecostales en las periferias tambin fue analizada por el estudio de la Perseu Abramo. El ltimo censo del Instituto Brasileo de Geografa y Estadstica (IBGE), de 2010, ya apuntaba para ese crecimiento, de 61,5% en el nmero de evanglicos en el pas, en relacin al censo de 2000.

Sin embargo, el informe indica que el xito neo pentecostal en las periferias de la ciudad se relaciona ms con su papel acogedor y comunitario que con el contenido ideolgico.

De acuerdo con Vilma Dokany, las neo pentecostales ofrecen un ambiente estructurado, con la existencia de guarderas, por ejemplo, y poseen una red de pastores y trabajadores que dan apoyo a los fieles. "El voto [por un candidato ligado a la iglesia] no ocurre porque el pastor as lo indica, sino porque l est prximo a la comunidad, auxilia familias que estn necesitando la canasta bsica, por ejemplo. La iglesia acaba, de cierta forma, cumpliendo el papel del Estado", analiz la investigadora.

El lder comunitario Arajo, que se aproxim de la militancia cuando aun era trabajador de la Iglesia Universal del Reino de Deus, tiene la misma percepcin. Segn l, las personas llegan a las iglesias a "procurar confort de algn sufrimiento o masacre".

Nozaki, de la FESP-SP, critica la tendencia de construir una visin peyorativa de los evanglicos y tratarlos como se fuesen un "rebao acfalo que sufre de lavado de cerebro". "La investigacin muestra que ellos tienen una mirada que no es completamente condescendiente o insubordinado", dijo el profesor.

Incluso con la presencia marcante de la religiosidad, la mayora de los entrevistados en la investigacin se opone a la idea de que un lder religioso se candidatice a cargos polticos o a discursos de polticos en espacios religiosos. Sin embargo, el estudio pondera, ese posicionamiento se da ms por recelo de que la poltica contamine los espacios religiosos, que por el principio de laicidad del Estado.

Traduccin: Pilar Troya

Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2017/04/04/polarizacion-politica-no-esta-definida-en-las-periferias-de-sao-paulo-afirma-estudio/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter