Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2017

Un declogo para una nueva economa del agua

Antonio Cerrillo
La Vanguardia

La merma de recursos hdricos exige mejorar sus usos y financiar todo el ciclo, incluida la restauracin de los ros


Desembocadura de Llobregat (Xavier Cervera)

La creciente escasez de recursos hdricos, unida a los nuevos retos sobre la gestin del agua (la necesidad de financiar todos sus costes, incluida la recuperacin ecolgica de los sistemas acuticos, o la adaptacin al cambio climtico), obligan a los economistas a debatir sobre cmo manejar mejor este bien, bsico para la economa y para las necesidades de bienestar ciudadano. ste es el pequeo diccionario que enmarca los debates del IV Foro de la Economa del Agua celebrado en Barcelona.

1. ESCASEZ

Mejor aprovechamiento

El uso del agua en las cuencas mediterrneas es superior a los recursos disponibles a largo plazo, dice Carlos Mario Gmez, director del departamento de economa de la Universidad de Alcal de Henares. Existen cuencas hidrogrficas con dficits de agua. Para lograr una gestin equilibrada y sostenible habra que reducir significativamente el uso del agua, traer trasvases y/o disponer de recursos alternativos de desalinizacin o reutilizacin, seala. De lo contrario, se seguirn agotando las fuentes locales, especialmente los acuferos, destaca. Gmez propone que se combinen los diferentes recursos hdricos y se integren las diferentes suministros de agua para optimizar la gestin. La autntica prueba de estrs de la economa del agua ocurrira si se diera una sequa comparable a la de 2008

2. CAMBIO CLIMTICO

Planificacin con vista al futuro

La amenaza del cambio climtico es escasamente considerada en los planes hidrolgicos estatales, pese a que va a tener una gran influencia sobre la demanda sentencia Gabriel Borrs, de la Oficina Catalana de Canvi Climtic. Las reducciones de caudales en los ros en los ltimos 60 aos son evidentes, y en esta lnea apuntan las proyecciones, aade. Hay que ordenar el modelo productivo para que encaje con el objetivo de la adaptacin al cambio climtico (tipologa de cultivos y dems), dice Borrs.

3. AGRICULTURA

La demanda agraria, el 85%

La poltica del agua en Espaa ha sido histricamente una versin sublimada de las poltica agraria. La lgica de dar prioridad al regado no ha sido superada hoy en da. El 80,5% de la demanda de agua es de la agricultura, el 15,5% al abastecimiento de los ncleos de poblacin y el 4% a las industrias no conectadas a redes urbanas. Pero el 90% del agua de riesgo que se utiliza en Espaa slo contribuye a generar el 10% del valor aadido de la agricultura, dice Gonzalo Delacmara, director acadmico del Foro de la Economa del Agua. Por el contrario, un 10% del agua genera el 90% del valor aadido de la agricultura. Hay explotaciones (invernaderos) con un uso eficiente del agua, pero tienen otros desafos: agravan la huella hdrica y la sobreexplotan los acuferos con productos que van a la exportacin y ocasionan otros impactos ambientales: plsticos, paisaje y contaminacin por productos qumicos.