Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2017

Por qu el mayor imperio de la historia odia tanto a una mujer de paz

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


Hay un semanario de Londres de gran circulacin entre las masas llamado Reinolds Newspaper. Esto   es lo que tiene para decir de la cuestin irlandesa:

Ahora somos vistos por las otras naciones como el pueblo ms hipcrita del planeta. Soplamos tan fuertemente nuestras trompetas y tan alegremente, y tanto exageramos la excelencia de nuestras instituciones que ahora cuando nuestras mentiras estn siendo expuestas por alguien, no es de sorprender que los otros pueblos nos pongan en ridculo y se pregunten cmo puede ser posible. No es el pueblo de Inglaterra quien ha llevado las cosas hasta tal punto, porque el pueblo tambin ha sido engaado y decepcionado; la culpa es de las clases dirigentes y de la prensa venal y parasitaria.

El proyecto de ley de coercin para Irlanda. Londres, 22 de marzo de 1870. De Artculos sobre Irlanda. Autora: Jenny Marx Lonquet. Traduccin de Constanza Gho. Ediciones Godot.


Qu representa un peligro para el rgimen de EEUU?, otro planeta?, una potencia extraterrestre?, la ONU?, una potencia terrestre?, una pequea isla caribea?, una sola persona indefensa?... Podramos seguir descendiendo en la escala, pero al final encontraramos que en la base de su concepcin del peligro se encuentran su poltica de desprecio a los pueblos y sus propias mentiras: la verdad poltica, la verdad.

Qu significa para la judicatura militar de la junta estadounidense una persona que le dice:

Honorable, yo me involucre en la actividad que me ha traido ante usted porque obedec mi conciencia ms que obedecer la Ley. Yo considero que la poltica de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa; me consider moralmente obligada de ayudar a la Isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema poltico.

Por la arremetida del rgimen contra quien le dirige semejante discurso, descubrimos que esa persona es su peor peligro, una mujer que habla de paz. La dureza y rigidez del imperio tambin manifiesta que es quebradizo, y que slo unas palabras provenientes de una persona tica y justa hacen que la oligarqua imperial perciba el miedo propio a su derrumbe.

Los propagandistas de Trump   le han hecho decir que va a hacer grande a EEUU. Es imposible que nadie piense en la grandeza de alguna nacin cuando lo que su clase dirigente hace es destacar la ms flagrante ausencia de justicia, de tica, de humanidad. Trump ya est haciendo al rgimen que representa todava ms vestial, ms cruel, ms odiado entre los pueblos. Recordemos aqu las palabras recogidas por Jenny Marx Lonquet de la prensa inglesa:

Soplamos tan fuertemente nuestras trompetas y tan alegremente, y tanto exageramos la excelencia de nuestras instituciones que ahora cuando nuestras mentiras estn siendo expuestas por alguien, no es de sorprender que los otros pueblos nos pongan en ridculo y se pregunten cmo puede ser posible.

Quien se dirigi a los administradores de justicia de EEUU fue una mujer que se apoyaba en la verdad poltica; sus actos los realiz por su propia voluntad, sin que nadie la empujase a ello, sin aspirar a nada ms que a impedir la fuerza bruta estadounidense contra Cuba mediante la denuncia de los planes agresivos de la junta militar. S, fue una mujer, como antes lo hizo sobre Inglaterra la hija de Marx.

Con objeto de defender la paz haba puesto en manos cubanas la informacin que le lleg desde instancias superiores mientras trabajaba en el GS-14 de la Agencia de Inteligencia para la Defensa, esa informacin contena los planes de agresin preparados contra Cuba. En esa misma direccin el caso ms obvio hoy es el descubrimiento de la financiacin y preparacin de revueltas y diferentes golpes en/a Venezuela bolivariana.

Esa mujer de paz fue condenada en 2001 a 26 aos de crcel en aislamiento. Los jueces militares estadounidenses la acusaron de conspirar a favor de Cuba, de alertar al gobierno de Cuba, al pueblo cubano, de los preparativos para agredirle: el gobierno estadounidense, los jueces estadounidenses llaman conspirar a interponerse en sus planes criminales, conspirar.

No, EEUU no es grande, no lo fue antes de Clinton, ni con Clinton, ni con Bush (su detencion fue en Septiembre de 2001, diez das despus del ataque a las Torres Gemelas), ni con Obama, ni lo es ahora con Trump.

Y fijndonos slo en el gobierno de EEUU vemos que no puede ser grande cuando es agresivo con el resto del mundo. No tiene capacidad ninguna para resolver pacficamente sus relaciones en la ONU, con otras potencias, con otros pases, entre los que se incluye esa pequea isla del Caribe, que no le hace nada, ni tampoco esa mujer cuando dice a los funcionarios judiciales, que aplican un cdigo penal creado para identificar a los pacifistas con los criminales ms despreciables, que su poltica hacia Cuba es cruel e injusta.

La crcel donde la aislan desde hace ya 15 aos se encuentra en un recinto militar, la Estacin Area de la Marina en Fort Worth, en una celda dentro del rea de psiquiatra. Qu estn haciendo con ella?. La prensa del mismsimo imperio ha dicho de esa crcel. Cumplir sentencia en la prisin de tratamiento mdico de Carswell puede convertirse en pena de muerte para las mujeres prisioneras.

Le quedan 10 aos ms de sufrimiento en esa prisin por procurar la paz, por evitar una guerra. El mundo no quiere guerras: El imperio de la oligarqa estadounidense las lleva a cabo.

Ana Beln Montes, as se llama la mujer prisionera, es la muestra de en qu emplea el rgimen estadounidense su fuerza, su violencia, su crueldad criminal.

Si lo expuesto sucediese en esa isla del Caribe, a la que en acto de guerra bloquea para doblegarla, a la que ocupa parte de su territorio con una prisin fuera de toda legalidad, donde financia grupsculos de ultraderecha para que ataquen al pueblo y al gobierno de Cuba independiente, si lo expuesto, el caso de Ana Beln Montes, sucediese en pases como Venezuela, Ecuador, Bolivia, en Rusia, China, Irn, la misma Siria, en Palestina si fuese libre, ... seguro que no dejara ni un slo rengln de su prensa, ni piedra sobre piedra hasta que las gentes del mundo se conmocionasen.

Ustedes, lectoras y lectores, se ponen del lado de Ana Beln Montes, pues diganl a su alrededor, alcen sus voces en todo lo posible. Se trata de que ese que tiene miedo a la verdad poltica, a la verdad dicha por una mujer de paz, y por eso mismo ha plasmado en ella la esencia de su enemigo, se encuentre aislado en su clase dirigente y su prensa venal y parasitaria, y la ponga en libertad.

Ana Beln Montes, la cara opuesta de la guerra, es parte fundamental de nosotros pueblo.

(Rectificacin: en el artculo conforme sali la primera vez haba varias equivocaciones, que he eliminado en esta nueva publicacin, eran debidas a una mala transmisin de los datos, por lo que pido disculpas a quien pueda haberlos leido. Envo desde aqu todos mis respetos y mi solidaridad a la compaera Ana Beln Montes).

Ramn Pedregal Casanova, ltimo libro Palestina. Crnicas de vida y Resistencia. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y de Estudios Sociales AMANE.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter