Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2017

Plvora en salvas

Julio Anguita
Rebelin


A estas alturas de la legislatura -y desde la ptica del saneamiento democrtico, el cambio de paradigma y la esperanza en la concrecin de alternativas - el panorama es ms que desalentador: es letal para las expectativas creadas y todava mantenidas desde las casi agotadas reservas de ilusin y compromiso.

La sociedad espaola necesita con urgencia lenguajes reposados, maneras suaves en las formas y fuertes en los contenidos. Pero, sobre todo, necesita de una propuesta de cambio explicada en calles, organizaciones cvicas, medios de comunicacin oficiales y alternativos, universidades, colegios profesionales, y en los ms diversos foros que existan. Centrar la actividad poltica en zaherir, asaetear a un Gobierno, emblema y smbolo de la corrupcin y el cinismo extremos, es darle vida en el ruedo meditico e institucional. Es, en definitiva, gastar la plvora en salvas.

Una actividad poltica hecha desde la vocacin de alternativa econmica, social, cultural y de valores debe, a mi juicio, sealar con decisin, sin ambages y sin concesiones a la feria de las encuestas, la cruda realidad y el origen de la misma. Hay momentos en los que los pueblos necesitan del discurso proftico que no es otra cosa que ayudar a ver lo evidente velado por la retrica frentica del espectculo poltico institucional y meditico.

La movilizacin, actividad indispensable para forjar el contrapoder ciudadano, no puede quedar en reiteradas, repetitivas y hasta cansinas ocupaciones de la calle que agotan su fuerza ante la constatacin de que van los de siempre. Movilizar es crear un estado de opinin que se centre en propuestas concretas y que vaya ganando espacios cada vez mayores de opinin pblica. Entones la calle ser el escenario visible de la rebelda serena en la que los contenidos no necesitan decibelios para hacerse entender...

Esa opinin pblica necesita desde ya conocer, y saber los contenidos de los primeros y urgentes cinco primeros Decretos que se llevaran al Parlamento y a la opinin pblica. Y desde luego tambin necesita de una actividad poltica que marque ella misma la agenda, los tiempos y los discursos...

Julio Anguita. Colectivo Prometeo. FCSM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter