Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2017

El Estado Plurinacional de Bolivia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

Guillermo Fernndez Ampi
Rebelin


La intervencin del embajador del Estado Plurinacional de Bolivia, Sacha Llorenti, el pasado viernes 7 de abril, durante la sesin del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebrada ese da result una pieza magistral de historia y dignidad que debera divulgarse ampliamente. En ella, adems rechazar y condenar la agresin militar estadounidense contra Siria, Llorenti desnud la falsedad e hipocresa intrnseca en la retrica de Estados Unidos cuando se dice preocupado por los derechos humanos, la democracia o el bienestar de los ciudadanos de cualquier pas cuyo gobierno no es de su agrado.

Como lo expres el propio embajador, sus palabras no fueron retrica. Se refirieron a hechos histricos concretos, seriamente documentados, algunos incluso acaecidos recientemente. No se trat de propaganda bolivariana ni comunista, ni siquiera anti-norteamericana. El diplomtico simplemente se refiri a la verdad que est tras las intervenciones militares y polticas estadounidenses en el mundo, cuyo fin ltimo y real ha sido la de satisfacer las ambiciones de los propietarios y accionistas de la industria militar y del gran capital occidental, sin importar las cantidad de muertos, viudas y hurfanos que queden en el camino.

Llorenti demostr como la sede de ese organismo de Naciones Unidas se ha convertido en uno de los estrados preferidos por los representantes estadounidenses para predicar mentiras y justificar cualquier atrocidad, sin mostrar el menor rubor, contra cualquier pas o gobierno que no sea del agrado de quienes gobiernan el pas del norte.

As record cuando el general Colin Powell, en su calidad de Secretario de Estado del gobierno de George W. Bush, exhibi una fotografa como supuesta prueba de que el gobierno de Irak, encabezado por Saddam Hussein, posea armas de destruccin masiva. Con ello pretendi convencer al mundo de la necesidad de atacar e invadir ese pas del Medio Oriente, decisin que los gobernantes estadounidenses ya haban tomado. Las vctimas fatales ocasionadas por esos falsos alegatos ya superan el milln y siguen incrementndose, mientras el ex secretario estadounidense goza de un plcido retiro familiar.

El embajador boliviano bien habra podido recordar otras afirmaciones realizadas en aos ms recientes, cuando la representante del gobierno de Barack Obama, Susan Rice, sin mostrar ninguna prueba, acus a los jefes del ejrcito libio leales al gobierno de Muhamar Gadafi de distribuir pastillas viagra entre sus tropas para que cometieran violaciones sexuales. Llorenti tambin pudo evocar que hace tres dcadas la representante del gobierno estadounidense encabezado por Ronald Reagan, Jeane Kirkpatrick, acus al gobierno dirigido por los sandinistas en Nicaragua, de haber encerrado en campos de concentracin a 250 mil indgenas mskitos. La falsedad fue multiplicada incansablemente por las cadenas transnacionales de noticias y los llamados medios de comunicacin democrticos e independientes, aunque se caa por su propio peso. Para desmentirla bastaba tan solo con verificar el nmero correcto de mskitos que habitaban la costa Caribe nicaragense, que entonces se estimaban entre 80 mil y 120 mil.

Lo cierto es que para citar mentiras de la diplomacia y los medios de comunicacin estadounidenses sobra de dnde escoger; pues la calumnia, las verdades a medias y las mentiras han sido rasgos comunes de la diplomacia y la poltica exterior estadounidense.

Igualmente de relevante fue que el diplomtico boliviano, al citar textualmente la Carta de Naciones Unidas, tambin demostr que el verdadero violador al derecho internacional es el gobierno estadounidense, algo que tampoco es nuevo. De hecho, Estados Unidos ya en una ocasin fue condenado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya por violar el derecho internacional. As lo dej claro el fallo que emiti ese alto tribunal el 27 de junio de 1986, como producto de la demanda incoada en 1984 por Nicaragua contra Estados Unidos, debido a las acciones militares y para militares que financiaba y ejecutaba por el gobierno de Reagan para derrocar al gobierno nicaragense.

Al hablar con tanta verdad y con tal contundencia, en esos momentos Llorenti no solo represent a Bolivia. Tambin habl por todos los pueblos que han sido objeto de las agresiones imperiales de los estadounidenses.

Fuente: http://horizontesrevistacel.wixsite.com/horizontes/single-post/2017/04/10/El-Estado-Plurinacional-de-Bolivia-en-el-Consejo-de-Seguridad-de-Naciones-Unidas

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter