Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-04-2017

Entrevista a Francisco Bez Baquet sobre la industria criminal del amianto
Ya en el pasado, por parte de la patronal, ha habido episodios de guerra sucia

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Francisco Bez, extrabajador de Uralita en Sevilla, autor de Amianto: un genocidio impune, inici en los aos 70 del pasado siglo la lucha contra esta industria de la muerte desde las filas del sindicato CCOO. Ha dedicado ms de 45 aos a la investigacin sobre el amianto. Paco Puche, otro luchador imprescindible, ha reseado y destacado su obra.

***

Me haba quedado aqu. Sigo citando nuestro artculo: "Existe un fuerte grupo parlamentario del poder legislativo, representado por diputados y senadores del estado de Gois, cuyas campaas electorales han sido financiadas, desde hace mucho tiempo, por la industria del amianto, como ya fue ampliamente informado por la prensa nacional y denunciado por el control social. Este grupo, llamado "la bancada del crisotilo", impide sistemticamente que el debate sobre la prohibicin de la fibra cancergena avance en el Congreso Nacional". Y no slo eso: "Por desgracia, el poder ejecutivo tambin prefiere hacer la vista gorda, no castigando a las empresas infractoras, ya que hay fuertes intereses polticos y econmicos que intervienen en la produccin y uso de este mineral, habida cuenta de que Braskem, del grupo Odebrecht, es el mayor productor de cloro-sosa del pas, utilizando diafragmas de amianto en la electrlisis de la salmuera (sal mineral + agua). En el poder judicial, el Tribunal Supremo Federal lleva sopesando, durante al menos 12 aos, la constitucionalidad de las leyes estatales de prohibicin". Ocurri as durante los gobiernos de Lula y Dilma?

Ese Tribunal Supremo remeda al "coro de doctores" de la zarzuela El Rey que rabi, y en cuanto a los polticos mencionados, a la vista de la situacin, o no han podido, o no han querido cambiarla.

Vuelvo a citar el artculo: "Los participantes italianos reforzaron su conviccin de que las acciones penales son fundamentales para obtener una verdadera justicia para las vctimas y sus familiares,". Es tambin su posicin?

S, esa es tambin mi posicin, pero, no obstante, cuando se emprende un camino, creo que se debe de ser plenamente consciente de sus consecuencias, tanto a nivel individual, como en la condicin de integrante de una clase social concreta, la de los asalariados. Si ya en el pasado, por parte de la patronal, han habido episodios de "guerra sucia", ahora, cuando lo que est en juego no sean indemnizaciones ms o menos cuantiosas, sino, eventualmente, aos de crcel efectiva, personales e intransferibles, no hay que ser muy adivino para poder vaticinar por dnde pueden "ir los tiros", si la lucha social llega a derivar por esos derroteros.

Finaliza el artculo, lo recuerda seguramente, con una "Carta de Campinas". Nos las puede resumir? Qu cabe destacar de ella?

Para m lo ms destacable, por novedoso, es el acuerdo: "Participar en las redes sociales para actualizarse peridicamente, as como participar activamente en los grupos de WhatsApp y otros, que permitan el intercambio rpido de informaciones y la organizacin de movilizaciones y actividades en favor de la prohibicin del amianto y por la justicia para las vctimas". Lo dems resulta ms previsible, convencional y por lo tanto similar a otros tantos pronunciamientos anteriores, de clausura de otros eventos similares.

Por cierto, dnde estudi usted portugus? No es una lengua muy hermosa?

La traduccin se realiz, al igual que en otras ocasiones, valindome de la similitud entre ambas lenguas, espaol y portugus, haciendo profuso uso del diccionario, y como ltimo recurso, cuando la necesidad obliga a ello, recurriendo a la benvola colaboracin puntual de mi bilinge y apreciado amigo Antonio Bernardo Reyes, con quien comparto "amiantferas" inquietudes.

Quiere aadir algo ms?

Pedir disculpas por mi retraso, en esta ocasin, en la cumplimentacin del presente cuestionario-entrevista. En mi caso, a causa de varias circunstancias personales y familiares, concurrentes.

No tiene de qu disculparse. Voy a abusar de su generosidad en todo caso con algunas preguntas ms. Le pido un comentario de esta noticia: "La Seccin n5 de Tribunal Superior de Justicia de Madrid, acaba de dictar sentencia estimando el recurso de suplicacin interpuesto por la viuda e hijos de D. Juan J. V. B contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social n 11 de Madrid en 2015 revocando la misma y condenando a la demandada Uralita SA a abonar en concepto de daos y perjuicios, 300.000 a la viuda y 200.000 a cada uno de sus dos hijos. D. Juan J. V. B. prest sus servicios profesionales para la mercantil ROCALLA SA desde 1973 hasta 1982 como especialista de primera en moldeados, donde estuvo directa e indirectamente expuesto al amianto de manera continua, ya que su cometido principal, era hacer los moldes que se fabricaban en la factora de Crdoba para los distintos productos que para la construccin all se realizaban como tuberas, techos, canalones, macetas, planchas, etc. Para la fabricacin de dichos moldes industriales, D. Juan J. V. B., utiliz como elemento principal el amianto que por venir en polvo se mezclaba con agua y otros productos para fabricar los moldes. La continua y constante exposicin al amianto, provoc que D. Juan J. V. B. sufriera un mesotelioma pleural diagnosticado en 2.011 falleciendo tras un deterioro progresivo el 6 de agosto de 2.012. En Mayo de 2.013, la viuda e hijos de la vctima, presentaron demanda ante los Juzgados de lo Social de Madrid. Dicha demanda fue inicialmente desestimada por entender que Uralita y Rocalla no eran la misma empresa. Ello motiv que se interpusiera el recurso de suplicacin ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ahora se ha estimado. Supone esta sentencia, en la que se condena a la empresa Uralita a pagar 700.000..." No est mal! No le parece? La sombra de Rocalla es muy alargada tambin

No es sentencia firme. Ser recurrida al Tribunal Supremo, como Uralita suele hacer siempre. Ya veremos en qu queda todo, en definitiva.

Vale, esperemos. Tampoco esta, en primera instancia, es una mala noticia: "El Juzgado de lo Social N 10 de Bilbao ha condenado a Cofivacasa, como sucesora de AHV, al pago de un recargo del 30% de las prestaciones de Seguridad Social a un afectado de asbestosis con incapacidad total".

El recargo de prestaciones, segn el grado de incumplimiento apreciado por el tribunal, puede llegar a alcanzar hasta al 50%. Por lo tanto, en esta ocasin dicho tope no ha llegado a alcanzarse. Si esa cortedad responde a una real levedad en la infraccin habida, hay que alegrase de que haya sido as, porque eso significa que el trabajador estuvo expuesto en unas condiciones higinicas que podran haber sido claramente peores. Si, por el contrario, esa suavidad punitiva responde a una actitud timorata por parte del tribunal, evidentemente eso habra que deplorarlo.

Una informacin que, como siempre, tambin me llega de usted: "Adjunto fichero con el texto de la traduccin al idioma espaol, del artculo cuyo texto original puede ser accedido mediante el link: https://newmatilda.com/2017/03/05/lethal-lies-how-a-corporate-spy-for-a-kazakhstan-company-infiltrated-the-global-anti-asbestos-network/ Dicho enlace me ha sido facilitado por Antonio Bernardo Reyes, y la traduccin la he preparado yo. Recomiendo vivamente su atenta lectura, y su ms amplia difusin posible". Por qu recomienda con tanto nfasis su lectura?

Se trata de un escandaloso caso se espionaje, mantenido durante aos, con destacados activistas anti-amianto como objetivo, y perpetrado por quien, fingindose simpatizante y amigo, espiaba en beneficio de su contratante, en ltima instancia una poderosa compaa productora de amianto. Laurie Kazan-Allen, Barry Castleman, y Linda Reinstein, han sido algunos de los espiados. Sinceramente, me esforc en efectuar la traduccin, porque pensaba, y sigo hacindolo, que se trataba de una informacin que debera de ser difundida, en todos sus detalles, entre aquellos hispanohablantes que evidencian inters por estos temas, usted incluido.

Me permite algunas preguntas sobre ese artculo? La primera, cito el escrito: "Una obscura agencia de detectives privados, contratada por una compaa multinacional de Kazajstn vinculada a la industria del amianto ha estado espiando a una agencia de salud de Naciones Unidas y al movimiento internacional contra el amianto durante los ltimos cuatro aos, revel una investigacin de Matilda". Espiando a una agencia de salud de Naciones Unidas? Y no pasa nada? Hasta ah llegan las tropelas?

Por lo que respecta a los activistas perjudicados, su reaccin ante los tribunales todava no ha culminado en una sentencia; habr que esperar a la conclusin del litigio, para poder saber en qu se queda esa resolucin. De momento, el tribunal ha prohibido que el nombre de la compaa demandada sea difundido en el mbito de su jurisdiccin, que es el Reino Unido. Tal resolucin ha sido adoptada, atendiendo a un amparo demandado por la propia empresa objeto del pleito, y a mi modo de ver, ello constituye todo un mal presagio de como pueda quedar zanjado este escandaloso asunto, en el terreno judicial.

En cuanto al espionaje, tambin, a una agencia de las Naciones Unidas, de momento no conozco si ya ha llegado a haber algn tipo de reaccin ante los tribunales que sean competentes.

La segunda: "Los abogados de K2 tambin dijeron a la corte, que si identificaban a su cliente, teman represalias "agresivas" del movimiento anti-amianto y daos reputacionales irreparables, a otros intereses comerciales.". De qu va ese K2?

K2 es la "agencia de detectives" que, valindose del engao durante aos, ha estado contratando los servicios de quien, en la prctica, realiz el espionaje, en favor de quien, a su vez, contrataba los servicios de K2, esto es, en favor de la compaa minera y exportadora de amianto que realiz el encargo y consiguiente contratacin de esos servicios que burlaban o bordeaban los lmites de la legalidad.

La tercera, aunque surgen mil dudas ms: "OTRA rea de inters: estaba recopilando informacin para neutralizar el impulso de los activistas, para aadir el amianto blanco a la lista de la ONU, de materiales perjudiciales para la salud humana, lo que obligaba a los productores a obtener el consentimiento fundamentado previo, antes de poder exportar. Moore se dirigi especficamente a la Organizacin Mundial de la Salud (OMS), a una agencia de la ONU y a la Organizacin Internacional del Trabajo, para ver si estaban financiando firmas de abogados, conectadas con el IBAN. En su declaracin como testigo, dijo que K2 le instruy en 2013, para descubrir qu accin estaba planeando tomar la OMS, sobre el asbesto blanco, en las Filipinas y Tailandia". ONU, OMS, OIT, De qu va todo esto? En qu mundo nos movemos?

Es evidente que lo que estaban buscando era tratar de descubrir (o, en su defecto, poder pretextarlo), localizando alguna supuesta irregularidad que viniera a corroborar que la actuacin de las susodichas agencias internacionales hubiera estado manchada de parcialidad en su actuacin contra el amianto, a causa de inconfesables intereses concordantes con los del movimiento anti-amianto. Aqu vendra a cuento el refrn, de que "piensa el ladrn, que todos son de su condicin".

Le pregunto por una buena noticia a continuacin.

Cuando quiera.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter