Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-04-2017

Trump, Dabiq y Armagedn

Homar Garcs
Rebelin


Finalmente, el gobierno de Estados Unidos decidi ejecutar un ataque areo directo en contra de Siria, en vez de continuar hacindolo de forma no oficial, aduciendo que lo haca como represalia al presunto uso de armas qumicas por parte del gobierno de Bashar al Asad para reprimir a la poblacin civil que lo adversara. Esto constituira un plan largamente calculado, tratando de contener la injerencia de Rusia y, en un grado menor, de China en esta nacin del Oriente Medio.

Para muchos analistas, dicha accin blica implica el desencadenamiento de una guerra de mayores proporciones en la que combatiran, adems de Estados Unidos y Rusia, Irn, Arabia Saudita (que mantiene una agresin militar desproporcionada contra Yemen, sin mucha objecin de la llamada comunidad internacional), e Israel, siendo ste el mayor beneficiario de este conflicto mundial en potencia, lo que le permitira expandir sus actuales fronteras, liberarse de la existencia del pueblo ancestral de Palestina y ocupar el amplio territorio que form el reino de David y, luego, de su hijo Salomn.

En su primera orden de tipo militar, Donald Trump alega que el ataque del martes 4 de abril en contra de la provincia rebelde de Idlib, aparentemente perpetrado con gas sarn, con el saldo trgico de ms de 80 civiles muertos, le impuls a prevenir y disuadir el uso de armas qumicas mortferas es en el inters nacional de Estados Unidos.

Lo que no se revela es que tal ataque coincide con la derrota en ascenso de sus mercenarios del Daesh, as como con el atentado terrorista en San Petersburgo, Rusia. Tampoco se dice que desde hace dcadas, en Estados Unidos, la clase gobernante -la ms fantica en sentido religioso- se traz la meta de contribuir con el pronto advenimiento de la guerra de Armagedn prevista en la Biblia, por lo que sus promotores y soldados no sienten ningn remordimiento, dado que estn haciendo lo programado hace miles de aos por su dios y creador; cuestin paralela a lo pretendido por el Daesh con Dabiq, sitio ste donde habra la batalla final entre las fuerzas del bien y las fuerzas del mal.

Sin embargo, la situacin general en el conflicto sirio no resulta tan simple, combinndose elementos diversos en el mismo, pero entre los cuales destaca el inters geopoltico del imperialismo gringo de control directo de los ricos yacimientos de hidrocarburos que all se hallan, adems de los pertenecientes a Irak y Libia.

Debiera llamar la atencin que esto suceda cuando las fuerzas mercenarias del Daesh han tenido un importante repliegue del territorio sirio y la diplomacia rusa ha logrado cierto consenso respecto a la necesidad de un cese total de la guerra, ya que, de no lograrse en un corto plazo, sus consecuencias podran manifestarse con creciente intensidad en las naciones europeas, gran parte de las cuales han respaldado, en diferentes niveles, los ataques a Siria.

La decisin de Trump no obedece a un hecho aislado ni est inspirada por una vocacin justiciera, como se quiere hacer ver a travs de las grandes corporaciones de la informacin, implantando matrices de opinin favorables a los planes desestabilizadores desarrollados en suelo sirio. Ello va ms all. Tiene como objetivo estratgico desplazar la presencia e influencia de Rusia y de cualquier otra potencia que represente una amenaza (cierta o eventual) para los intereses estadounidenses en una regin que es vital para el estilo de vida capitalista de su poblacin.

En todo caso, la agresin militar estadounidense a Siria no puede simplificarse ni observarse bajo los criterios manejados por la industria ideolgica del imperialismo gringo. Hay que entender que sus efectos -de una u otra manera- se harn extensivos a todo el planeta, independientemente de si se origina o no, como en el siglo pasado, una nueva guerra de alcance global.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter