Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2017

La islamofobia se apodera de Polonia

Claudia Ciobanu
IPS


El estudiante iraqu Amir Aljawlany se mud a Polonia en septiembre de 2014 para realizar una maestra en biologa en la Universidad de Jagiellonian, en Cracovia. Dos aos despus, el Estado le concedi una beca para continuar su doctorado, pero al siguiente lo deport.

El profesor Pawel Koteja declar a la prensa que Aljawlany estaba muy comprometido con su investigacin, a la que le dedicaba mucho tiempo y esfuerzo y estaba decidido a continuar con su carrera acadmica.

Segn sus conocidos, su vida haba sido tranquila hasta el verano boreal pasado, cuando agentes del servicio secreto polaco (ABW) pretendieron reclutarlo para obtener informacin sobre las actividades de residentes musulmanes en Polonia. El joven iraqu deba ofrecerles datos de las mezquitas y ponerse en contacto con personas especficas.

Aljawlany se neg porque era ateo y no participaba de ningn servicio religioso y porque algunas de las personas que tena que contactar eran de pases donde no se habla rabe, as que ni siquiera comparta la misma lengua.

En julio de 2016, cuando habra sido contactado por el ABW, Cracovia organizaba el Da Mundial de la Juventud, una actividad catlica en la que participaba el Papa y que reuna a unas tres millones de personas, lo que llev a las autoridades polacas a reforzar la seguridad.

El 3 de octubre, Aljawlany fue detenido en el centro de Cracovia por oficiales de la Guardia Fronteriza de Polonia, sin ninguna justificacin. Pocas horas despus, durante las cuales no tuvo derecho a un abogado, la justicia lo conden a 90 das de detencin y su posterior deportacin a Iraq.

En una carta escrita por Aljawlany durante su detencin, y publicada en marzo por el sitio Political Critique, el joven dijo que la justicia bas su dictamen en el hecho de que los servicios secretos lo consideraron una amenaza. A pesar de sus argumentos, el juez no le dio explicaciones sobre por qu l constitua una amenaza para este pas.

Vivo y estudio en Polonia desde 2014. Nunca viol la ley, se defendi en el tribunal, segn se puede leer en la misiva. Nunca cruc con la luz equivocada, nunca sub a un autobs sin boleto. Hice mi maestra y comenc mis estudios de doctorado sin ningn problema. No quiero irme de Polonia!, aadi.

Cuando lo deportaron, haca seis meses que Aljawlany estaba preso sin interrupciones en el centro de detencin para extranjeros en la surea ciudad de Przemysl.

Las autoridades polacas nunca le explicaron por qu era una amenaza, aunque fuentes annimas citadas por la prensa polaca aseguraron que los servicios secretos tenan informacin de que tena contacto con radicales del extranjero, monitoreados por los servicios secretos de otros pases.

La legislacin polaca no ofrece soluciones para que los extranjeros se defiendan cuando la decisin de retorno se basa en circunstancias confidenciales, indic el abogado Jacek Bialas, de la Fundacin Helsinki de Derechos Humanos.

Lo que genera dudas sobre la compatibilidad con la Constitucin polaca, la Carta de Derechos Fundamentales de la UE (Unin Europea) y la Convencin Europea de los Derechos Humanos, observ.

Es como si un inspector entregara una citacin a alguien que espera en la parada del autobs porque est seguro de que esa persona se subir sin boleto, coment Aljawlany en febrero, en entrevista con el sitio web Wirtualna Polska (Polonia Virtual).

Cuando fue detenido, Aljawlany acababa de renovar su permiso de residencia en Polonia, que era vlido hasta enero de este ao.

Durante su detencin, el joven present una solicitud de asilo a Polonia porque no tena garantas de su seguridad al llegar a Iraq, donde las fuerzas armadas combaten al Estado Islmico en el norte, el que le fue denegado el 4 de este mes en la instancia de apelacin porque el servicio secreto arguy que lo consideraba una amenaza en base a informacin confidencial.

Pero con esas mismas pruebas, un tribunal regional de Przemysl dictamin el 5 de este mes que Aljawlany deba ser liberado porque resida legalmente en Polonia y no haba razones slidas para su detencin.

El ministro responsable de los servicios secretos contest que el dictamen judicial no socava la evidencia presentada por el ABW.

Para gran sorpresa de su abogado y de las personas que participaban en la campaa por su liberacin, Aljawlany no solo no fue liberado, sino que fue deportado ese mismo da 5. Ni su abogado ni su hermano, quien tambin reside en Polonia, fueron informados de la decisin de deportarlo ese da.

De hecho, el propio Aljawlany avis por telfono y dijo que lo haban llevado a Erbil, en el Kurdistn iraqu.

El abogado Marek Ślik declar al da siguiente a la prensa local: La deportacin es ilegal porque todava no recib ninguna notificacin al respecto. El procedimiento de apelacin (despus que le negaron la solicitud de asilo) no estaba terminado pues nunca recib la notificacin final.

La Guardia Fronteriza no respondi a ninguna solicitud para que informara sobre la legalidad de la deportacin.

La forma en que los servicios secretos polacos trataron este caso fue absurda: eligieron a una persona al azar porque era de un pas especfico esperando que les informara sobre los movimientos de otros, critic Marta Tycner, del izquierdista partido Razem, que form parte de la campaa a favor de la liberacin de Aljawlany.

Creen que cualquier persona originaria de un pas musulmn es sospechosa de actividades contra el Estado, dijo al ser consultada por IPS. Fueron incompetentes y ahora tratan de cubrirlo con una rpida deportacin, explic.

El partido Ley y Justicia, en el gobierno de Polonia desde 2015, tiene una plataforma nacionalista y ultracatlica y se presenta como defensor de los polacos acosados y en contra de enemigos como la UE, la globalizacin y el Islam. Adems, exagera el miedo a posibles atentados de islamistas, a pesar de no hubo ningn incidente de ese tipo en este pas ni hay amenazas reales, con el fin de reforzar el control social.

El ao pasado, Ley y Justicia promovi una ley antiterrorista, ya aprobada, que permite a las autoridades tomar las huellas dactilares o escuchar los telfonos de los extranjeros, adems de revisar sus correos electrnicos, sin orden judicial. Tambin limita el derecho de protesta y las actividades en Internet.

Los medios catlicos y de ultraderecha, fundamentales para reunir el apoyo popular del partido gobernante, asocian de forma constante a los musulmanes con la violencia.

Y el lder de Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, declar de forma infame en 2016 que los inmigrantes traan enfermedades muy peligrosas que haca tiempo que estaban erradicadas en Europa. Adems de Hungra, Polonia se opone de forma rotunda a recibir refugiados en el marco del sistema de cuotas de la UE para su reasentamiento.

En Polonia, 97 por ciento de la poblacin se autoproclama tnicamente polaca.

Este pas tiene un nmero muy bajo de inmigrantes, sin embargo, el ltimo Informe Europeo de Islamofobia, revela que 70 por ciento de los polacos consultados quieren limitar la migracin de musulmanes a Europa, la mayor proporcin en todos los pases sondeados.

De hecho, en los ltimos tiempos aumentaron los comportamientos negativos hacia los refugiados.


Traducido por Vernica Firme.

Fuente original: http://www.ipsnoticias.net/2017/04/la-islamofobia-se-apodera-de-polonia/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter